Mostrando entradas con la etiqueta integridad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta integridad. Mostrar todas las entradas

Vivir y morir con integridad

Hace muchos años un reconocido ministro de televisión cayó en un pecado que fue difundido en todo el mundo, devastando al cuerpo de Cristo e impactando a los pecadores. La caída fue tan fuerte que miles dejaron de asistir a las iglesias y mucha gente decepcionada dijo que nunca más vería a un ministro en la televisión. Así que le comenté a mi esposa: “¿Habría sido mejor que el Señor se llevara a esa persona antes que ese terrible pecado se desarrollara en su vida?” El hecho me hizo pensar en el rey Ezequías, a quien se le dijo que iba a morir y después oró para obtener una extensión de su vida. Dios le añadió quince años más (Is 38:5). Después que fue sanado, Ezequías invitó a varios embajadores de Babilonia para que vieran toda la riqueza de su casa y el templo. Le reveló los secretos de Dios al enemigo. Luego el profeta Isaías lo reprendió y le informó que en el futuro los babilonios invadirían y destruirían a Jerusalén, tomando la futura semilla de Ezequías (descendientes) en cautiverio y se apoderarían de los tesoros de oro y los vasos sagrados de la casa de Dios (2 R 20).
Leer más...