Mostrando entradas con la etiqueta REFLEXION. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta REFLEXION. Mostrar todas las entradas

Nadie muestra más amor que quien da la vida por sus amigos


Era el día del amigo y una de las invitadas compartió un mensaje que quedó grabado en mi corazón. Ella hablaba de las amistades que fuimos haciendo a lo largo de la vida, en nuestra infancia y adolescencia tal vez en el colegio o vecindario, y qué lindo cuando esos amigos continúan siéndolo aún de grandes, aunque no siempre es así, porque la vida misma nos va haciendo tomar rumbos distintos, a veces nos mudamos, o simplemente afrontamos una nueva etapa donde entran otras relaciones, y las primeras quedan atrás.
Nadie muestra más amor que quien da la vida por sus amigosTambién mencionó a aquellas personas que creemos que no son exactamente amigas, porque nos unen vínculos de familia, sin embargo, seguramente contamos con algún hermano o hermana, o algún primo o una cuñada, o una suegra que por la afinidad y cercanía ha compartido amistad y es importante también para nosotros, sobresaliendo la cualidad de amiga más que el vínculo de familia. En todas las etapas de la vida tenemos amigos. Y qué decir de las amistades virtuales? cuántas veces nuestras amigas o amigos de facebook pasan a compartir un buen lugar en el corazón, y nos ayudan con oración y aliento a través de la distancia.Todos los amigos que tuvimos y que tenemos hoy día, conforman el jardín de la amistad en nuestra vida, algunos ya partieron, otros seguirán allí por siempre, lo valioso es ser ese amigo que siempre está y ayuda a pasar las pruebas. Esa amistad es invaluable, y sea cual sea la circunstancia, esa persona ha quedado ligada a nuestro corazón.
¿Quieres ser un "mejor amigo"? 

Cuidemos a nuestros amigos, cultivemos la amistad, y digámosles "cuenta conmigo", eso es ser el mejor amigo
.
Nadie muestra más amor que quien da la vida por sus amigos.
Juan 15:13 BLA
Leer más...

Cada día que comienza es un regalo del cielo: Vívelo con agradecimiento

Cada día que comienza es un regalo del cielo: Vívelo con agradecimiento
El despertador sonó aquel día como todos los días. Levantarse temprano pasó a ser parte de mi realidad durante años, como tantas personas.
Pero este día tenía algo diferente, a pesar de la rutina. 
Es que había abierto los ojos, dando gracias a Dios por ese día...
Luego agradecí por la ducha, más tarde por el desayuno y la ropa con la que me estaba vistiendo. La palabra "gracias" quedó resonando en mi interior durante toda aquella jornada.
Así fue como a medida que viajaba hacia mi lugar de trabajo, iba dando gracias por sentarme en el tren, por llegar a tiempo a la oficina, por el café tan rico que tomé... Y el buen humor parecía ir en aumento proporcionalmente con mi agradecimiento.
Sin embargo, algo llamó mi
atención. Las caras de quienes me rodeaban no parecían encajar en mi día feliz. Fue entonces que me propuse realizar un experimento:
¿Qué tal si extendía mi agradecimiento a las personas que me rodeaban, además de mi saludo?  Así fue como además del "buen día" comencé a agradecerles lo que hacían por mí, a veces un simple "gracias por sonreirme, me hace bien".
El resultado superó ampliamente mis expectativas: el buen humor se generalizó, y aquel ha sido uno de los mejores días en aquella oficina.
Cada día que comienza es un regalo del cielo. Vivirlo con agradecimiento puede transformar tu realidad. ¿Le has agradecido a Dios por abrir los ojos en este día? ¿Le diste gracias por tener una cama para dormir, o una silla donde sentarte? Te desafío a que pienses por cuántas cosas aún no dijiste gracias a Dios, que realices una lista y que luego comiences a agradecer... La Palabra de Dios nos enseña a ser agradecidos en todo, pero no tomamos conciencia de la verdadera dimensión de "todo" hasta que no lo detallamos.
Muéstrate agradecido también con tus seres queridos, tus amigos, tus compañeros... toma el tiempo de decir "gracias", vive el reto de ser agradecido todo este día y prepárate para vivirlo feliz y con una sonrisa permanente.


Leer más...

Hoy me propuse avanzar hacia lo nuevo



Llegar hasta el borde. Sentirme atrapada sin salida. Miedo a lo que no conozco... Esos sentimientos me han invadido sin parar. Es que cuando hay que caminar entre espinas, enfrentando dolor, angustia, frustraciones todo se hace más pesado, y sobran los motivos para quedarme estancada.
¿Cómo superar lo que no tiene solución? Cuando emprendí este camino tenía tantas ilusiones, que no podía más del entusiasmo. Sin embargo, las cosas no salieron como esperaba. Decepciones con la gente, falta de compromiso de otros, falta de fuerzas para sostener lo insostenible.
Leer más...

¡Soy princesa!

Soy una princesa
"La princesa es todo esplendor..."
Salmo 45:13

La vida cotidiana muchas veces intenta hacernos bajar la mirada, y vernos como Cenicientas. A tal punto se vive esta condición, que todo lo que te rodea pasa a ser tan mediocre como esta actitud, y lo peor, se transmite a los que amamos. Sin embargo, la realidad que se viva en el hogar se construye
Leer más...

Mi meta conyugal: que mis hijos estén en Cristo



"Cristo en ustedes, la esperanza de gloria."
Col 1:27

Una esperanza común de las parejas jóvenes que hacen proyectos acerca de sus familias futuras, es tener hijos sanos y felices. A medida que piensan en esto, la lista de cualidades comienza a incrementarse: hijos inteligentes, de buena conducta. Que sepan tomar buenas decisiones, que sean honrados. Que formen familias sanas, que sean sabios en sus negocios. Que sean visionarios y exitosos. Tal vez resulte abrumador pensar en todo lo que sueñan para un ser que ni siquiera fue engendrado aún, al punto que algunos deciden no tener hijos, porque no creen que puedan lograrlo en un mundo de injusticia, violencia y corrupción.

Para las parejas cristianas, el catálogo debiera resumirse en este punto: “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Col 1:27). Un matrimonio cristiano puede darse por bienaventurado si los hijos que Dios le ha dado son todos creyentes y permanecen en el Señor toda su vida. Pr 23:22 dice: “Mucho se alegrará el padre del justo, y el que engendra sabio se gozará con él.” A diario vemos muchas familias que disfrutan de la fe en unidad con todos sus

miembros, familiares de distintas generaciones sirviendo
al Señor codo a codo. Pero, como contrapartida, padres que asisten a la iglesia sin sus hijos, que hasta hace un tiempo venían, pero se han “enfriado”.

Esta meta conyugal de formar hijos que amen al Señor, es un plan de Dios. Por eso, es necesario establecer ciertos fundamentos para que la familia crezca cimentada y arraigada en amor, y su edificación sea exitosa.

Mi meta conyugal: que mis hijos estén en Cristo

UNO: Estar persuadidos que el matrimonio es para toda la vida. Jesús dice Mt 19:6: “Así que no son ya más dos, sino una sola carne; por tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre”. Saber que estamos involucrados en una unión permanente ensamblada por Dios, dará una sólida base a la familia que formemos. El matrimonio debería ser un espejo de la unión entre Jesús y Su Iglesia. Para que esta unión perdure, es importante que los roles sean comprendidos y respetados, lo cual sólo con la guía del Señor puede llevarse a cabo.

DOS: Dar un buen ejemplo. Los hijos tendrán conductas similares a los padres, porque “No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente” (Jn 5:19). ¿Cómo se puede ser un padre o una madre “modelo”? Tal vez los padres no hayan tenido un buen ejemplo en sus propios hogares cuando niños, o tal vez sí, pero el único padre que seguramente nunca falla es Dios el Padre. El mejor modelo a seguir es Dios mismo. El buen ejemplo de un padre cristiano cimentará a un joven en Dios.

TRES:
Cuando conocí al Señor, estaba embarazada de mi primera hija. Llevaba pocos meses de casada, era muy joven y todo para mí era nuevo: ser esposa, atender una casa, esperar un bebé, y aprender la vida cristiana. Estaba ávida de conocer qué decía Dios acerca de la crianza de los hijos. Un día escuché que el libro de Proverbios contenía muchas enseñanzas sobre este tema. Decidí estudiarlo. Tomé un lápiz celeste y subrayé cada versículo que me hablaba de la educación de los hijos. A medida que iba conociendo las Escrituras, encontraba más pasajes apropiados, y seguía subrayando. Aún conservo esa biblia, y de vez en cuando recorro los versículos que tantas veces escudriñé y compartí con otras mamás. Mis tres hijos fueron bendecidos por esas Palabras de Dios. Pr 22: 6 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” Entre las enseñanzas que tomé, se destaca la importancia de transmitir el evangelio a nuestros hijos. En Deut 6 dice que debemos hablar las Palabras de Dios a nuestros hijos permanentemente, y aprovechando toda ocasión. Evangelizar a sus hijos es una de las tareas básicas de la familia.


CUATRO: Dice en Pr 20:11 que “Aun el muchacho es conocido por sus hechos, si su conducta fuere limpia y recta”. El establecimiento de límites de la mano de la disciplina, conforman otro fundamento importante para un hijo espiritualmente sano. ¿Cómo lograr este tipo de conducta? En la sociedad moderna carente de modelos y con la rebeldía a flor de piel, los padres pueden estar presionados a dejar que sus hijos hagan como quieran. A veces esto también es consecuencia de una falta de presencia de los padres en el hogar, o como método compensatorio ante las circunstancias que se hace vivir a los hijos en caso de un hogar con problemas de divorcio, por ejemplo. “No rehúses corregir al muchacho”, nos dice la Palabra en Pr 23:13. “Corrige a tu hijo, y te dará descanso” (Pr 29:17). En 1 Re 1:5,6 vemos las consecuencias de la falta de límites en los hijos: 1Re 1:5, 6 “Entonces Adonías hijo de Haguit se rebeló, diciendo: Yo reinaré. Y se hizo de carros y de gente de a caballo, y de cincuenta hombres que corriesen delante de él. Y su padre nunca le había entristecido en todos sus días con decirle: ¿Por qué haces así?” Podemos considerar como guía el consejo de Ef 6:4b “criadlos en disciplina y amonestación del Señor."


Resumiendo: El amor de Dios está en la familia cristiana, ligando a los miembros entre sí y a la familia con Dios. Los padres guiarán todas sus palabras y caminos por la Palabra de Dios, dependiendo de la sabiduría y fortaleza del Señor para aplicarla, y todo servirá para la gloria de Cristo. Lo más importante de criar hijos es que ellos puedan ver a Jesús como grandemente valioso, Salvador y Señor y Tesoro de la vida, y Cristo Jesús sea formado en ellos. Esta es nuestra gloriosa esperanza.

Autor: P. O. - www.mujerdevanguardia.blogspot.com
Leer más...

Iglesias clandestinas

Iglesias clandestinas
Y los enemigos del hombre serán los de su casa”- Mateo 10:36-42

  

Se les llama iglesias clandestinas a aquellas agrupaciones cristianas compuestas por los fieles que reconocen a Jesucristo como su Salvador y se oponen a la manipulación por parte del Partido Comunista Chino; el cual les obliga a adaptar sus creencias a los dogmas del partido. Son iglesias que se reúnen en casas, en los montes o en edificios abandonados. Su fe tiene que ser escondida, pues no pueden hablar abiertamente de ella, ya que los agentes encubiertos del gobierno están por todos lados.
A pesar de la dura persecución; a pesar de los abusos de poder, de los arrestos, los trabajos forzados, los asesinatos y las mutilaciones, la iglesia clandestina en la China está experimentando un poderoso avivamiento. El Gobierno chino ha reconocido oficialmente que el número de personas que se definen como religiosas en esa nación es mucho más alto de lo que se pensaba. Según un estudio sobre la espiritualidad en China,elaborado por dos profesores de la Universidad Normal Oriental de Shanghái, la cifra de creyentes asciende a 300 millones, sobre en una población de 1.300 millones; lo que representa, un aumento de un 30%.
Según la investigación, las cinco prácticas religiosas más importantes son el budismo, taoísmo, islamismo, catolicismo y protestantismo. En el comunismo, el gobierno es “dios”; por eso prohíbe el culto en iglesias que no estén autorizadas por el gobierno central e impide el uso de imágenes o símbolos religiosos. No solo los evangélicos son perseguidos y asesinados por su fe, también los practicantes del catolicismo sufren las mismas persecuciones y condenas por su obediencia al Papa y a la Iglesia de Roma.
Ser un creyente en Jesucristo en China es un riesgo de muerte segura. Pero a pesar de ello, millones de personas se han unido al ejército de la fe. ¿Por qué? Porque la dura persecución ha hecho que la iglesia tengan que depender únicamente del ministerio y el servicio del Espíritu Santo y de los ángeles para poder subsistir; porque en medio del fuego de la persecución y la prueba Dios se hace visible y real.

Esa Iglesia clandestina es muy poderosa, ese poder lo han adquirido a través de la obediencia y la oración. Para poder subsistir sin ser descubiertos por el gobierno, los creyentes de la iglesia china tienen que depender de la dirección y la protección del Espíritu Santo y los ángeles; para eso oran tres o cuatro horas diarias. Además, la iglesia tienes algunos miembros cuya única tarea es orar, día y noche, mañana y tarde. Cada minuto del día que pasan despiertos están orando; pidiendo sabiduría, pidiendo avivamiento, pidiendo milagros, pidiendo protección milagrosa, pidiendo sanidades y provisión milagrosa. Debido a su clandestinaje y debido a su falta de recursos, la organización de la iglesia cristiana china es muy sencilla.

La iglesia clandestina en China se compone de dos tipos de líderes y el pueblo. Los líderes son divididos en líderes espirituales, estos son los que ayunan y oran por los otros líderes y por la iglesia y los lideres operacionales (o prácticos), que son los que evangelizan, enseñan y sirven. Las reuniones son sencillas. Como en la iglesia primitiva no tienen ningún ministerio de predicación o adoración; ni comités de construcción ni Junta Administrativa. Se reúnen cuando pueden y como pueden, cambiando de lugar de reunión constantemente; y sus reuniones consisten de sencillas y apasionadas expresiones de gratitud y adoración; pequeñas enseñanzas y mucha oración.

Las vigilias de oración son constantes y los ayunos eternos. Los creyentes chinos tiene dos tipos de ayuno: los forzados, aquellos hechos porque no tienen nada que comer y los ordenados, aquellos que el Espíritu Santo les pide que hagan, cuando hay que interceder por alguna persona o situación. Por ejemplo, un hermano chino ayunó cien días para obtener una Biblia. Luego de este ayuno, recibió una Biblia de forma sobrenatural. ¿Te imaginas, ayunar cien días, más de tres meses, pidiéndole a Dios que le supla una Biblia que nosotros podemos comprar en cualquier farmacia por menos de cinco dólares? ¡Ups! Me parece que Dios va a tener que permitir que la iglesia sea un poco exprimida, para que anhele la Palabra, la presencia del Espíritu Santo y el avivamiento. La Iglesia de China opera en lo sobrenatural. Los milagros son necesarios para poder sobrevivir la persecución. Por ejemplo, cuando hay mucha persecución y oposición, ellos dependen de que el Espíritu. Santo les dirija y los ángeles los escondan. Para lograrlo, los creyentes chinos tienen que hablar muy poco y oír mucho. En nada se parece a nuestro sistema. Nosotros hablamos y hablamos y hablamos y no oímos nada. ¡Ciertamente, necesitamos un avivamiento!


Hoy es un buen día para levantarnos a orar por la Iglesia perseguida. ¡Pidamos un verdadero avivamiento en la Iglesia!
Por: Griselle M. Trujillo   [email protected]
http://unpensamientodevocional.blogspot.com
Leer más...

Cómo aceptarte a tí mismo

¿Cómo podemos ser libres para ser quienes somos, si no nos conocemos a nosotros mismos? La vida es, a veces, como un laberinto, y es muy fácil perderse. Cada persona parece esperar algo diferente de nosotros. Nos sentimos presionados de todos lados para mantener a otros felices y satisfacer sus necesidades. En el proceso, podemos perder de vista quiénes somos. Puede que fracasemos en entender qué es lo que Dios quiere, o cuál es Su propósito para nosotros. Puede que logremos complacer a todos los demás, pero no estar contentos nosotros mismos.

En mi propia vida, durante años traté de ser tantas cosas que yo no era. Estaba totalmente confundida. Finalmente me di cuenta de que no sabía cómo debería ser. En algún momento en ese proceso, cuando trataba de satisfacer todas las demandas de los demás y las mías, me perdí de vista a mi misma.

Tenía que bajarme de esa especie de carrusel, por así decirlo, y hacerme algunas preguntas muy importantes como: ¿Para quién estoy viviendo? ¿Para quién estoy haciendo todas estas cosas? ¿Me he convertido en alguien que siempre está preocupada de complacer a la gente? ¿Estoy haciendo la voluntad de Dios para mi vida? ¿Qué quiero hacer con mi vida? ¿Cuáles son lo dones con los que he sido ungida? Sentía la presión de ser como mi marido, muy calmada y estable. Sentía la presión de ser como mis amigos y pares. La esposa de mi pastor, es una persona muy dulce. Cuando estaba cerca de ella sentía que yo debía ser más dulce. Sentía la presión de ser como mi amiga. Ella era muy creativa, cocinaba, cosía, pintaba, empapelaba paredes, cuidaba el jardín, y parecía ser todo lo que yo no era. Por lo tanto, trataba de ser como ella. En realidad estaba tratando de ser tantas personas a la vez, que me perdí de vista.
¿Te has perdido de vista tú también? ¿Te sientes frustrado tratando de cumplir con todas las demandas de los demás, mientras tú te sientes insatisfecho? Si es así, tendrás que tomar una decisión y proponerte encontrarte a ti mismo y después sentirte libre para ser quien eres. Si te dejas llevar por la estrategia de! mundo, algo estará gritando tratando de llamar tu atención por todos lados.

Todos somos diferentes. Como el sol, la luna y las estrellas, Dios nos ha creado diferentes el uno del otro, y Él lo ha hecho deliberadamente. Cada uno de nosotros suple una necesidad, y todos somos parte del plan total de Dios. Cuando luchamos para ser como otros no sólo perdemos de vista quiénes somos, sino que también entristecemos al Espíritu Santo. Dios quiere que nos acomodemos a Su plan, no que
nos sintamos presionados tratando de acomodamos a los planes de todos los demás. Ser diferente está bien; no hay nada malo en ser diferente. Todos nacemos con temperamentos diferentes, diferentes
rasgos físicos, diferentes huellas digitales, diferentes dones y habilidades, etcétera. Nuestra meta debería ser encontrar lo que cada uno debe ser como individuo y después lograrlo. Romanos capítulo doce nos enseña que debemos ejercitar nuestro don. En otras palabras, encontrar para qué somos
buenos y dedicamos a eso con todas nuestras fuerzas.

Todos tenemos limitaciones, y debemos aceptarlas. Eso no es malo; simplemente es un hecho. Es maravilloso estar, libre pata ser diferente, y no sentir que algo está mal con nosotros porque somos diferentes. Debemos estar libres para amamos y aceptamos a nosotros mismos, y el uno al otro sin sentir la presión de compararse o de competir. Las personas seguras de sí mismas, que saben que Dios las ama y que tiene un plan para ellas, no se sienten amenazadas por las habilidades de otros. Gozan de
lo que otras personas pueden hacer, Y disfrutan de lo que ellas pueden hacer.

En Gálatas 5:26, el apóstol Pablo nos insta: No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros. Luego, en el capítulo siguiente, añade: Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, 'Entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro (Gálatas
6:4).

Comparación y competencia son palabras del mundo, no de Dios. El mundo las exige, pero el sistema de Dios las condena. Cuando esté en la presencia de Dios, no me preguntará por qué no fui como David, o como el apóstol Pablo, o como la esposa de mi pastor, o como mi amiga. No quiero escuchar que Él me diga: "¿Por qué no fuiste tú misma?" yo quiero escucharle decir, "...Bien, buen siervo y fiel..." (Mateo 25:23).

De Cómo tener éxito en aceptarte a tí mismo, de Joyce Meyer



Leer más...

Cómo superar el desaliento

¿De dónde viene el desaliento? Hay veces que se siente como un viento árido y seco que sopla de algún lugar solitario. Hay algo dentro de nosotros que comienza a marchitarse... Otras veces, es como una llovizna helada, que se filtra por los poros, entumeciendo el espíritu y empañando el sendero.
¿Qué tiene el desaliento que despoja la vida de su alegría y nos deja sintiéndonos vulnerables?
No sé todas las razones,
ni siquiera sé la mayoría de ellas. Pero sí sé una: NO tenemos refugio. Los refugios son difíciles de encontrar en estos días. Quiero decir, personas interesadas en escucharnos, que sepan guardar secretos, Todos necesitamos un puerto seguro que nos acoja cuando nos sintamos agotados por la intemperie y golpeados por la tormenta.
¿A quién acudes cuando las tormentas de la vida hacen un agujero en tus frágiles diques y te amenazan con inundar tu vida con dolor y confusión?
Necesitas un refugio. Alguien que te escuche. Alguien que te comprenda. 
La gracia de Dios me da pazLa persona desalentada necesita un lugar firme donde afirmarse. Yo necesito un refugio seguro donde refugiarme cuando los problemas me azotan. Déjame decirte, amigo lector, que he hallado el mejor de los refugios en mis tiempos de angustia. Jesús ha estado allí cuando clamé, y aún sin que los problemas dejaran de arreciar, El me dio paz en medio de la dificultad. Por supuesto, El siempre nos escucha cuando oramos, cuánto más cuando dirigimos a Él un suspiro de dolor. El derrama su gracia abundante y nos da paz. El sabe que no necesitas más críticas por tus errores, ni reproches que acumulen moretones sobre tus heridas. El está dispuesto a ayudarte, y a tender su mano para sacarte del pozo de la desesperación.Confía en Jesús, El y su gracia te ayudan a estar tranquilo en medio de los problemas.
C.S.
Leer más...

Nada es por azar

He entendido por medio de mis experiencias a lo largo de mi vida, que todos mis caminos están ante los ojos de Dios. He entendido que su atención es constante, y que “no despega” sus ojos de mí; puedo aplicar aquella porción bíblica que dice así:“He aquí, no se adormecerá ni dormirá el que guarda a Israel”.Salmo 121:4. Estoy seguro que así es, y esa es la seguridad que deseo transmitirte a ti. Espero que esta corta reflexión te sea de ayuda ante la situación que estas enfrentando ahora...

Dios no pierde de vista tus pasos.

Aun en medio de las “tormentas” y los “hornos ardientes” que has atravesado durante estos días, allí ha estado su presencia y así lo estará mientras permanezcas en este mundo conflictivo:“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti”. Isaías 43:2. ¡Qué grandes momentos para fortalecerte en la fe y en la paciencia tienes ahora!
Nada es por “azar” en tu vida.

Dios la dirige con poder y soberanía; lo que acontecerá en los próximos minutos, ha sido cuidadosamente previsto por él. No temas, pues todo estará bajo su cuidadoso control, aunque sientas que no es así.
Fíjate bien: Las “decisiones”, “acciones” y “circunstancias” propiciadas por personas conocidas o desconocidas para ti, son señales evidentes del cuidado que Dios tiene sobre tu vida. El usa a las personas sin que ellas estén conscientes de ello.
Pon atención en lo que vivirás próximamente, y llegarás a la conclusión que Dios todo lo tiene detalladamente previsto.

Tú no sabes lo que va a suceder, pero Dios sí.

Y como él si lo sabe, ya te tiene todo preparado; así que no te angusties y afanes por el futuro, aunque sientas que no estás en el lugar apropiado y en el tiempo exacto.
Aprende a depender de la soberanía de Dios; a ti lo que te corresponde ahora, en estos momentos, es ser fiel en la misión que te ha sido encomendada aunque todos se te hayan venido en contra.


Mucha atención a lo que Dios te está mostrando precisamente hoy.
“Aprende a leer entre líneas...”


J.A. Lievano
Leer más...

6 estrategias para derrotar a Satanás en tu vida diaria

Quién no se ha sentido decepcionado en algún momento? de hecho, sería raro que pasemos una semana sin experimentar algún tipo de desánimo. Son muchos los cristianos que van por la vida devastados. Eso sucede porque no han aprendido a lidiar con el problema.

La voluntad de Dios no es que uno viva el día de hoy ni cualquier otro día, desalentado, devastado u oprimido. Cuando uno resiste al diablo tan pronto cuando comienza a sentir desaliento y aprende a poner su esperanza y confianza en Jesús, puede vivir en Su paz y gozo. Parte del ministerio de Jesús en la tierra era ir bajo la unción del Espíritu Santo, liberando a los oprimidos por el diablo. Este mismo poder está disponible para nosotros hoy día. A través de Jesús, podemos batallar contra los intentos del enemigo de abrumarnos. Si no lo reprendemos, él tratará de destruirnos.
Cuando el enemigo nos ataca, debemos mantenernos espiritualmente sintonizados de tal manera que podamos discernir lo que está tratando de hacer y echarlo atrás. Con el poder que Jesús nos dejó disponible, no le queda otro remedio más que salir corriendo. Deuteronomio 30:19 nos enseña que tenemos una alternativa:”A los cielos y la tierra llamo por

testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia”,

El gozo y la felicidad nacen de adentro

Cada día podemos escoger entre estar llenos de miseria o tener el gozo del Señor. Podernos ya sea escoger si vamos a escuchar al diablo y permitirle que nos haga sentir miserables, o si lo vamos a resistir para vivir en la plenitud de vida que Dios ha provisto para nosotros. Necesitamos tomar el Reino de Dios —la riqueza, paz y gozo que se mencionan en Romanos 14:17—por la fuerza Tan pronto se sienta desanimado, detenga al diablo. Debemos pelear la. “buena batalla de la fe” (1 Tim 6:12) en nuestra lucha diaria contra el enemigo, así como en nuestra mente y corazón.

He aprendido seis estrategias que necesitamos usar para derrotar a Satanás:

1.- Piense con empuje y dinamismo. No se siente a esperar a que sus problemas desaparezcan. Planifique y haga una estrategia, como si se prepararse para una batalla, sobre cómo derrotar al enemigo.

2.- Ore fervientemente. Hebreos 4:16 nos instruye a acercarnos al trono de Dios confiada y audazmente. ¡Eso quiere decir agresivamente! No sea tímido con Dios. Confíe y dígale lo que necesita.

3.- Hable sin temor. I Pedro 4:11 nos dice. “si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da”. Como hijos de Dios, debemos tener una voz espiritual contra las fuerzas del mal.

4.- Dé en abundancia. La manera en que damos es la manera en que recibimos (lea Lc 6:38).Ninguna ofrenda es muy pequeña ni muy grande. Dé como Dios da.

5.- Trabaje atentamente. Todo lo que nuestras manos toquen, debe ser con esfuerzo v empeño (vea Ec 9:10). No afronte las tareas con temor y deseos de escapar, Deje que el Espíritu termine la labor.

6.- Ame incondicionalmente. Como hijos de Dios, debemos amar a los demás como Dios nos ama, y eso significa de una forma sacrificada.

Usted puede aprender a defenderse contra la desilusión al enfocarse en Dios, meditando en sus promesas, confesando su Palabra, así como presentando su situación ante El. No importa lo que haya perdido o lo mal que se sienta, usted tiene la capacidad de dirigir sus pensamientos hacia lo positivo o lo negativo.

Haga un inventario de lo que ha dejado, no de lo que ha perdido. Esto hace que mantenga su mente en el presente, donde Dios está. Recuerde. Jesús se llamó a si mismo el “Yo Soy “, no el “Yo era” ni el “Yo seré”.

El está aquí para usted. ¡Hoy es el día en que usted puede tener gozo!

JOYCE MEYER


Leer más...

Hoy descansaré en Su Palabra y ella me revitalizará

Pero Él respondiendo, dijo: Escrito está: “No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” — Mateo 4:4

El leer la Biblia no es una obligación religiosa; es una oportunidad maravillosa, dadora de vida, disponible cada vez que quieras.

En uno de los frecuentes conflictos de Jesús con los líderes religiosos de ese tiempo, Él fue acusado de violar el día de descanso porque había permitido que Sus discípulos arrancaran espigas para comer mientras pasaban por los sembrados. (Lee Marcos 2:23-28.) Los legalistas dijeron: “Oye, Dios tiene un mandato: no trabajar en el día de descanso. Punto”.

Imagen con reflexion de descansar en la Palabra de Dios
Jesús respondió diciéndoles que estaban pasando por alto el corazón de Dios: Sus intenciones hacia nosotros. Dios no creó a la humanidad para que hubiera alguien que obedeciera Sus mandatos. Él hizo el día de descanso como una bendición para las personas, dándoles descanso y un recordatorio regular de que Dios es el Único que completamente puede hacer las cosas en la forma que deben ser.

Dios no hizo a las personas para que hubiera alguien que leyera Su Palabra. Él escribió la Biblia, justo como hizo el día de descanso, como una bendición para el beneficio del pueblo. Era para darnos un refrigerio y un recordatorio regular de que Dios es el Único Ser que puede beneficiar nuestra vida legítimamente por medio de Sus palabras, el tipo de vida que Él sinceramente desea que vivamos.

La Biblia, así como el día de descanso, tiene como único propósito el de bendecirnos. Si pensamos en leer la Biblia principalmente como un requisito mandado por Dios para cualquiera que quiera hacer lo que se espera que haga, perderemos mucho de nuestro incentivo para leerla.

Si el leer Su Palabra es
tan sólo una disciplina de devoción obediente, un ejercicio obligatorio de nuestra religión, entonces vamos a perdernos todas las ventajas que Dios quiere darnos a través de ella.

La Palabra de Dios está llena de un poder creativo tan lleno de vida que formó el universo. Ese poder todavía repercute en Sus palabras escritas para nosotros.

Hoy…Descansaré en su Palabra y ella me revitalizará.

Señor, Gracias porque cuando más cansado estoy su Palabra me vivifica y me alienta. Amén.


Dr. Daniel A. Brown.
Disfrute Tu Diario Vivir.
Leer más...

La Palabra de Dios es como un mapa

¡La Palabra de Dios es como un mapa que te ayuda a encontrar tu camino en la vida!

Así como no deberías emprender viaje sin llevar un mapa, tampoco deberías tratar de hallar tu camino en la vida sin contar con instrucciones.

Cuando viajas por una carretera, lo único que ves es lo que te rodea. Pero si te fijas en el mapa y tienes confianza en él, también puedes ver de dónde viene la ruta, al margen de dónde hayas empezado tu propio recorrido. Y aunque nunca hayas estado en el lugar al que te diriges ni hayas viajado antes por esa ruta, puedes saber con certeza dónde termina. ¡Pero si no te detienes a estudiar el mapa, podrías perder muchísimo tiempo, o incluso la posibilidad de llegar a destino!
¡Así como para llegar a tu destino tienes que leer el mapa, estar convencido de su veracidad y seguirlo, igualmente con la Palabra de Dios, si crees que se aplica a ti, si la lees y obedeces, terminarás en el Cielo! ¡Sin duda! ¡Inevitablemente!
Sigue la hoja de ruta y sabrás adónde te diriges. ¡Dios lo ve todo! ¡No sólo sabe dónde estás en este preciso instante, y de dónde vienes —tu pasado—, sino también adónde vas! ¿Lo sabes tú? ¡Puedes averiguarlo!

Leer más...

Doy gracias por ti, amiga

Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo derramen su gracia y su paz sobre ustedes. Cada vez que me acuerdo de ustedes doy gracias a mi Dios; y cuando oro, siempre pido con alegría por todos ustedes; pues ustedes se han hecho solidarios con la causa del evangelio, desde el primer día hasta hoy. Estoy seguro de que Dios, que comenzó a hacer su buena obra en ustedes, la irá llevando a buen fin hasta el día en que Jesucristo regrese. Es muy justo que yo piense así de todos ustedes, porque los llevo dentro de mi corazón y porque todos ustedes son solidarios conmigo de la bondad que Dios me ha mostrado, y a sea que esté yo en la cárcel o que me presente delante de las autoridades para defender y confirmar el anuncio del evangelio. Pues Dios sabe cuánta nostalgia siento de todos ustedes, con el tierno amor que me infunde Cristo Jesús. Pido en mi oración que su amor siga creciendo más y más todavía, y que Dios les dé sabiduría y entendimiento,
Postal de oracion por mi amiga
para que sepan escoger siempre lo mejor. Así podrán vivir una vida limpia, y avanzar sin tropiezos hasta el día en que Cristo vuelva; pues ustedes presentarán una abundante cosecha de buenas acciones gracias a Jesucristo, para honra y gloria de Dios. Flp 1:2-11

Leer más...

Devocional: No olvides que Dios es bueno

No importa la circunstancia que estés viviendo… por muy difícil que sea para ti en este momento, no olvides esta gran verdad: Dios es bueno… siempre es bueno. Aunque ahora no parezca, lo más seguro es que esto que te sucede ahora forma parte de su plan perfecto para bendecirte… el Señor tiene muchas maneras diferentes de obrar para mostrar su bondad para contigo. Puede suceder que Él tenga que hacer algo drástico para cambiar algunas cosas y crear nuevas bendiciones para tu vida y tu familia. No olvides: la bondad de Dios no siempre se manifiesta como tú lo esperas… Su bondad va más allá de tu entendimiento y de tus planes… los planes de Dios son siempre para tu bien y no para tu mal.
Tarjeta cristiana con mensaje de Dios para la mujer
“PORQUE ÉL ES BUENO, Y SU MISERICORDIA ES PARA SIEMPRE”. 2 Crónicas 7:3 

Lidia E. Cames
Leer más...

No te desanimes cuando el Señor te corrija

Si alguna vez se sienten desfallecidos y agobiados, piensen en Jesús, quien soportó pacientemente el maltrato de los pecadores. Ustedes han luchado contra el pecado, pero no hasta el punto de perder la vida. Son hijos de Dios, pero olvidaron lo que él les dice a sus hijos para animarlos: "Hijo mío, toma en serio la disciplina del Señor, no te desanimes cuando el Señor te corrija." Hebreos 12:3-5

Los hijos de Dios no deben menospreciar la disciplina del Señor. Si el Señor nos disciplina, debemos prestar
Leer más...

¿Por qué ir a la iglesia?

En esta era que celebra la individualidad, mucha gente cree que la religión organizada (la iglesia) es un concepto pasado de moda que no funciona para el presente individualista.

Sin embargo, participar de la adoración congregacional es considerablemente valioso para el crecimiento espiritual del cristiano.


Jesucristo estableció su iglesia como una comunidad de seguidores quienes se ensamblan para celebrar a Dios, se alientan unos a otros y predican las buenas nuevas de salvación. Es importante comprender lo que la iglesia es para poder entender los beneficios de ser parte de ella.


La iglesia es LA NOVIA DE CRISTO
  • Nosotros, los seguidores comunitarios de Jesucristo (Su novia), somos el objeto de su afecto y gloria.
  • La relación entre Cristo y su novia es permanente
  • El mundo puede conocer el amor de Dios por medio de la unidad de los creyentes y su compromiso con Cristo


Estudio biblico sobre la importancia de congregarse

Juan 17:20-26  "No ruego sólo por éstos. Ruego también por los que han de creer en mí por el mensaje de ellos, para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gl oria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí. Permite que alcan cen la perfección en la unidad, y así el mundo reconozca que tú me enviaste y que los has amado a ellos tal como me has amado a mí. "Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo es toy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo."Padre justo, aunque el mundo no te conoce, yo sí te conozco, y éstos reconocen que tú me enviaste. Yo les he dado a conocer quién eres, y seguiré haciéndolo, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo mismo esté en ellos." 
Efesios 5:25-27  Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable. 
Apocalipsis 19:7  ¡Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria! Ya ha llegado el día de las bodas del Cordero. Su novia se ha preparado
Apocalipsis 21:9  Se acercó uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas con las últimas siete plagas. Me habló así: "Ven, que te voy a presentar a la novia, la esposa del Cordero."

La iglesia es EL CUERPO DE CRISTO
  • La iglesia mantiene junta a la gente de Dios; Cristo es la cabeza espiritual que nos conecta y dirige
  • Servir a otros como comunidad de iglesia nos permite usar los dones que Dios nos dio
  • Cuando nos servimos unos a otros nosotros hacemos encarnamos el mensaje del amor de Dios similar a como Jesús se encarnó a sí mismo
  • Dios provee unidad para su gente para asegurar que nunca estamos solos, aún en tiempos de necesidad.
Romanos 12:3-8  Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función,  también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás. Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe; si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar, que enseñe;  si es el de animar a otros, que los anime; si es el de socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo haga con alegría. 
Leer también 1 Corintios 12:12-31: Efesios 4:11-16


La iglesia es UN LUGAR DE CRECIMIENTO




  • La iglesia es una comunidad de gente que son perdonados y aceptados
  • Como creyentes nos alentamos entre nosotros para aumentar la fe y compromiso con Cristo
  • Nos edificamos mutuamente a través del amor y servicio
  • Trabajamos juntos y en favor del crecimiento de cada uno
Romanos 1:12  mejor dicho, para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos.
Efesios 4:29  Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan.
 Leer también Colosenses 3:13, 1 Tesalonisenses 4:11; 2 Tesalonisenses 1:3
Estudio Bíblico.

Leer más...

El Señor es mi esperanza

Tendrás confianza, porque hay esperanza; mirarás alrededor, y dormirás seguro.
Job 11:18


Hay un dicho popular que dice: “lo último que se pierde es la esperanza”, ¡pero cuando atravesamos situaciones difíciles, pareciera que lo primero que perdemos es precisamente la esperanza!
La única manera de mantener la esperanza es confiando en Aquél que nos provee esperanza. Hay personas que tienen esperanzas en diferentes cosas, menos en el Señor.
Cuando el cristiano decide aferrarse al Señor se origina la esperanza, pues con El nunca está dicha la última palabra.
Sus circunstancias pueden ser en este momento negativas, difíciles e imposibles. Humanamente hablando no existe ninguna esperanza. Gracias a Dios que espiritualmente sí la hay. Esa esperanza en el Señor, es la que nos sostiene y nos hace habitar confiados creyendo que las cosas pueden cambiar.
Toda esperanza que no esté arraigada en el Señor no es verdadera esperanza. El único que puede cambiar la situación más imposible en posible es el Señor Jesucristo. ¡Por eso, confiados en El, podemos tener esperanza!


EL SEÑOR ES MI ESPERANZA

ORACION:

Señor: Mi mente una y otra vez dice: - ¡No, es imposible! ¡No hay esperanza ni salida! -, pero gracias que confiando en Tú poder puedo creer que sí hay esperanza para la situación difícil que estoy atravesando. Te alabo Jesús porque Tú eres mi única esperanza. En Tu Santo nombre. ¡Amén!

Por Ricardo Pugliese 
Leer más...

Dios: tu única opción

Que Dios sea tu única opción en los tiempos críticos… eso te dará la victoria total y absoluta ante cualquier adversidad. No acudas a ninguna persona… nadie tiene la capacidad para cuidar tu vida. El único que puede escuchar tus angustias y tus quejas sin traicionarte es el Señor… Él siempre te saca de las situaciones de conflicto… Él escucha tu clamor… fortalece tu cuerpo… consuela tu alma… te libra de todos los peligros. La excelente ayuda la recibes de Dios Todopoderoso a través de Jesucristo su Hijo… no hay nadie más, sólo Cristo. No dejes de clamar y de esperar en Él.

---Lidia Cames
https://www.facebook.com/Mujerdevanguardia
Leer más...

Dios aprecia las cosas rotas


Generalmente cuando una cosa se rompe, su valor disminuye o desaparece del todo. Los platos rotos, botellas rotas, espejos rotos, son generalmente desechados. Aún un golpe en un mueble o una mancha en la ropa reducen significativamente su valor de reventa. Pero no es así en el reino espiritual. Dios aprecia las cosas rotas, y en especial a las personas quebrantadas. Es por eso que podemos leer versículos tales como:

Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, 
y salva a los contritos de espíritu. 
Salmos 34:18.

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; 
al corazón contrito y humillado no despreciarás Tú, oh Dios. 
Salmos 51:17.

Dios sabe cómo rechazar el orgullo y la soberbia, pero no puede rechazar a la persona humilde y arrepentida.

Dios resiste al orgulloso pero da gracia al humilde.
Santiago 4:3.

Hay algo en nuestro quebrantamiento que mueve Su compasión y poder. Por lo tanto, parte de su maravilloso propósito para nuestras vidas es que seamos quebrantados. Quebrantados de corazón, de espíritu y de todo nuestro ser. 2ª Corintios 4:16-18.

LA CONVERSIÓN COMO UNA FORMA DE QUEBRANTAMIENTO

Somos incorporados al proceso de quebrantamiento antes de nuestra conversión cuando el Espíritu Santo comienza su trabajo de convencernos de pecado. El debe conducirnos al punto donde tengamos voluntad de confesar que estamos perdidos, indignos merecedores únicamente del infierno. Nosotros  peleamos cada paso del camino, pero Él continúa luchando, hasta que nuestro orgullo se hace añicos, nuestra lengua jactanciosa es silenciada y toda resistencia desaparece.
Postrados al pie de la cruz finalmente susurramos "Señor Jesús, sálvame". La arpía ha sido sometida, el pecado dominado, el potro ha sido domado. Por naturaleza ésta es una criatura sin ley. Ante la menor sugerencia de freno, o de una silla, se levantará, saltará, brincará y pateará. Puede ser un hermoso y bien proporcionado animal, pero entre tanto no sea domado, será inútil en todo lo referente a servicio. Entonces viene el doloroso y prolongado proceso de doblegar la voluntad del potro, para que se someta a los arneses. Una vez conquistada la voluntad del animal, por una voluntad superior, él encontrará la verdadera razón de su existencia. En relación con esto, nos es bueno recordar que el Señor Jesús fue un carpintero en Nazaret, y como tal debe haber hecho yugos de madera. Alguien a sugerido hermosamente, que si hubiese habido un cartel sobre la puerta de su taller, aquel hubiese dicho, Mis Yugos Ajustan Bien. Nuestro divino Señor aún es constructor de yugos y Él nos dice,

Llevad Mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, 
que soy manso y humilde de corazón; 
y hallareis descanso para vuestras almas, 
porque Mi yugo fácil y ligera Mi carga.  
Mateo 11:29-30.

Sin embargo, los yugos son solamente para aquellos que están quebrantados y sumisos. Nuestras voluntades deberán estar sometidas y rendidas antes de que podamos aprender de Cristo, quien era manso y humilde de corazón. Debemos transformarnos a semejanza de Él, y solamente al hacerlo hallaremos descanso para nuestras almas.

Tomado de ¡Quebrántame Señor! William MacDonald


Leer más...

Sustitución


La mayor necesidad que tiene el pecador es la de ser hecho justo delante de Dios. El gran plan de la sustitución, pensado y acordado por Dios Padre y el Hijo antes de que el mundo comenzase tenía la intención de hacer precisamente eso: hacer justos a los pecadores delante de Dios.

Jesús pudo tomar nuestros pecados sobre Él mismo como nuestro sustituto solamente porque no tenía pecado. Por eso ningún ser humano podía salvarse nunca a sí mismo, y menos aún a su prójimo. Todo ser humano que nace en este mundo ha descendido de Adán y ha heredado la naturaleza de pecado de Adán; con una excepción: ¡Jesús, el Dios-hombre!

El plan de Dios para rescatar a la humanidad era el de insertar a su Hijo sin pecado en la raza humana a fin de darnos una posición correcta delante de Dios. Él hizo eso mediante el nacimiento virginal. El nacimiento de Cristo implicó al Espíritu Santo y a una madre humana, pero no a un padre humano. Por tanto, Él no heredó la naturaleza de pecado de Adán. De esta manera Dios pudo enviar a un Salvador sin pecado para llevar nuestros pecados y proporcionarnos su justicia. ¡Qué regalo tan extravagante!

Pero en el huerto de Getsemaní, el lado humano de Jesús comenzó a luchar con su misión. ¿Qué fue lo que causó a Jesús tal angustia en su decisión de “beber la copa” que su Padre le ofrecía? ¿Qué contenía esa copa que hizo que el Hijo de Dios se retirase con horror y abrumadora tristeza?


¿Cree usted que fue la experiencia del dolor físico y el sufrimiento que tenía por delante? Sí, Jesús sabía que el dolor físico sería terrible, más allá de toda descripción; pero la copa contenía algo que Jesús, el eterno Hijo de Dios, seguramente aborrecía aún más.


Como segunda persona de la Trinidad, Jesús aborrecía el pecado con un odio absoluto. El perfecto Dios-hombre nunca había sabido lo que era cometer un pecado o contaminar su vida sin pecado con algo impío, y menos aún experimentar la sucia degradación del pecado. Ahora, al tomar sobre Él mismo los horribles pecados de toda la humanidad a lo largo de toda la historia, Él realmente se hizo pecado por nosotros: ¡algo contrario a su propia naturaleza!


—Tomado del libro Tesoros de la cruz de David Skeba.


Leer más...