Un futuro lleno de bienestar | Palabra del día




Mis planes para ustedes solamente yo los sé, y no son para su mal, sino para su bien. Voy a darles un futuro lleno de bienestar.


Para muchos de nosotros, la vida puede ser incierta y llena de obstáculos. A veces nos sentimos abrumados por el miedo y la preocupación por lo que el futuro puede traer. Es en momentos como este cuando necesitamos recordar las palabras del profeta Jeremías en el versículo 29:11: "Porque yo sé muy bien los planes que tengo para vosotros —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de daros un futuro y una esperanza."

Este versículo nos recuerda que Dios tiene un propósito y un plan para cada uno de nosotros. Aunque a veces puede parecer que las cosas van mal o que no entendemos por qué suceden ciertas cosas, Dios siempre sabe lo que está haciendo. Él tiene planes de bienestar para nosotros, no de calamidad. Esto significa que Dios quiere lo mejor para nosotros y no nos quiere ver sufrir.

Pero Dios no solo tiene planes para nuestro presente, sino que también tiene planes para nuestro futuro. Nos da un futuro y una esperanza. Aunque no podemos controlar lo que sucederá mañana, podemos confiar en que Dios está trabajando en nuestras vidas para llevarnos a donde nos necesita.

Es importante recordar que Dios no nos promete una vida sin problemas. En la Biblia, vemos que aunque Dios ama a sus hijos, a veces permite que pasen por pruebas y tribulaciones. Pero estas pruebas no son para hacernos daño, sino para ayudarnos a crecer y madurar en nuestra fe.

A veces, cuando enfrentamos obstáculos en nuestras vidas, es fácil rendirnos y perder la esperanza. Pero este versículo nos recuerda que Dios tiene planes maravillosos para nosotros y que podemos confiar en él. 

Amiga, cuando sientas que no puedes seguir adelante, recuerda que Dios siempre está contigo y que tiene un propósito y un plan para tu vida.




Entradas que pueden interesarte