Cómo recuperar la alegría | Palabra del día


Buen remedio es el corazón alegre, 

pero el ánimo triste resta energías.

palabra-de-dios-del-dia-5-de-enero


Una de las consultas recurrentes que la medicina enfrenta en el último tiempo tiene un patrón común: el estrés. Y la solución, ya ha sido escrita hace centenares de años.



La Biblia enseña que el corazón alegre es buen remedio y que el espíritu triste seca los huesos. Esta afirmación refleja la importancia de la alegría y el buen humor en la salud física y mental de una persona. La alegría puede tener un impacto positivo en la salud física al liberar hormonas como las endorfinas, que actúan como analgésicos naturales y pueden ayudar a reducir el dolor y el estrés. Además, la alegría puede mejorar el sistema inmunológico y ayudar a prevenir enfermedades.

Por otro lado, el ánimo triste y la depresión pueden afectar negativamente la salud. La tristeza y la depresión pueden causar síntomas físicos como fatiga, dolor de cabeza y problemas de sueño, y pueden aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad. Además, la tristeza y la depresión pueden afectar la calidad de vida y la capacidad de una persona para realizar tareas cotidianas y disfrutar de actividades placenteras.

Qué podemos hacer?


Es importante tratar de mantener un corazón alegre y un ánimo positivo para mejorar la salud y el bienestar. Aquí hay algunos consejos para vivir con alegría:

  • Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio puede liberar endorfinas, lo que puede mejorar tu estado de ánimo y aumentar su alegría.
  • Pasar tiempo al aire libre: Salir al aire libre y exponerte a la luz solar puede mejorar tu ánimo y aumentar tu alegría.
  • Socializar con amigos y familiares: Pasar tiempo con personas que te importan puede ayudarte a sentirte conectada y aumentar tu alegría. Participar de grupos con propósito también es una buena opción, generalmente en la congregación encuentras este tipo de grupos. Una mención especial para tu relación íntima con Dios.
  • Hacer actividades que disfrutes: Encuentra actividades que disfrutes y hazlas con regularidad. Esto puede ayudarte a sentirte más satisfecha y aumentar tu alegría. Como ejemplo te cuento que conozco personas que practican el tejido a mano como una actividad placentera, y que han sido realmente favorecidas. Otras se dedican al dibujo, o se unieron a grupos de lectura.
  • Buscar ayuda si es necesario: Cuando ya has probado varias de las cosas mencionadas, y aún  sientes que estás luchando con la tristeza y la depresión, no dudes en buscar ayuda profesional. Un consejero, un terapeuta o psiquiatra pueden ayudarte a tratar estos problemas de salud mental. Cuando enfermamos, generalmente concurrimos al médico. La salud mental también merece ser atendida y curada.

Naciste para vivir con alegría, y es tiempo de comprobarlo.





Entradas que pueden interesarte