-->

Solución para tus conflictos

Tengo una buena noticia para ti: tus conflictos tienen solución 

Frase-cristiana-imagen

Hay temporadas en nuestra vida que parecen  no tener paz. Los problemas se acumulan y nunca se terminan.


Hace poco tiempo pasé por un largo proceso de salud durante el cual tuve que hacer reposo en cama. El dolor en mi columna se hacía cada vez más insoportable. Los médicos me daban medicación y terapias para mejorar mi estado, sin embargo nada me daba resultado.

He llegado a preguntarme "alguna vez se me terminará el dolor?  O tendré que convivir con él por el resto de mi vida?"

Así son los conflictos que aparecen inesperadamente. Vienen, se instalan, nos perturban, generan dudas y desesperanza.

De más está decir que las preguntas a mi misma no tuvieron respuestas. 

La diferencia la hizo la conversación con Jesús. Cuando superé la etapa del "por qué a mi?", empezaron a pasar cosas. Claro, ya no era solo preguntar. Hablar con Jesús es contarle cosas, malas y buenas. Es abrir el corazón y confiarle las debilidades y fortalezas. Es refugiarse en Él y apoderarse de sus bendiciones. 

Resulta que mi dolor constante no era el peor de mis conflictos. Le confié cada uno de mis problemas, y cada uno encontró la solución. Aun, el dolor. Una acertada cirugía resolvió la lesión. 

Hay algo en tu diario vivir que te trae agobio? Habla con el Señor. Él sigue siendo maravilloso. 


 


Entradas que pueden interesarte