-->

Menú

El cuidado de Dios para ti


reflexion-salmo-91

Señor, eres mi refugio. Puedo estar segura viviendo bajo tu sombra, que me protege. Eres para mi como un castillo fortalecido, mi Dios altísimo y todopoderoso. Confío en ti.

Si hubiera trampas escondidas, y plagas mortales, me cubrirás con total seguridad. No tengo miedo, porque me defiendes como un escudo. Aunque esté en medio de una guerra, me defiendes y me cuidas. Eres fiel siempre!

Cuando confío en el Señor, El me protege. Ningún mal alcanzará a mis seres amados, porque Dios manda a sus ángeles para que los cuiden en todo tiempo. Si algo pudiera hacerlos tropezar, Dios mismo los abrazará y defenderá.

Dios me promete: 


«Yo lo pondré a salvo, fuera del alcance de todos, porque él me ama y me conoce. Cuando me llame, le contestaré; ¡yo mismo estaré con él! Lo libraré de la angustia y lo colmaré de honores; lo haré disfrutar de una larga vida: lo haré gozar de mi salvación!»

 Salmos 91:14-16





Entradas que pueden interesarte