Mujer, tienes mucho para dar al alcance de tu mano

Hay momentos en tu vida que es necesario hacerte una pregunta: qué tienes en tu mano?



“Y Jehová dijo: ¿Qué es eso que tienes en tu mano? Y él respondió: Una vara.”

Éxodo 4:2 RVR1960

En medio de una talentosa y ascendente carrera, la fotógrafa profesional dejó de trabajar porque su bebé nacería pronto. Fue todo un desafío: ser mamá y despedirse de su profesión por un largo tiempo. Feliz con su bebé, sus días transcurrían en su hogar, lejos de su habitual agenda de viajes. Por supuesto, las fotos del bebé eran innumerables y las compartía con los felices abuelos.
Como el bebé era pequeño, muchas de estas fotos eran de los momentos de sueño. Así que para hacerlas más creativas comenzó a armar escenas como de libros de cuentos sobre la cama y el bebé se transformó en el protagonista de distintos escenarios casi mágicos. Las fotos trascendieron a la familia y empezaron a hacerse famosas en internet. Dado el éxito obtenido, abundaron ofertas para comprarle sus fotos. Una nueva puerta de trabajo se abría de par en par para la artista, quien logró unificar sus dos pasiones: su bebé y la fotografía.




Esta historia me recordó la pregunta que el Señor le hizo a Moisés: ¿Qué tienes en tu mano? Hay tiempos en nuestra vida en donde creemos que no vamos a poder servir al Señor. Pero pensar que no puedo servir al Señor por mi situación actual sólo es una muestra de que nuestra visión es corta. Los pensamientos del Señor son mucho más altos que los nuestros y sus planes para nosotros tal vez no sean tan evidentes pero son planes para bien.

¿Qué tienes en la mano? Tomate un tiempo para hacer un inventario y vas a ver que hay mucho más de lo que te imaginás. No conozco tu situación, pero de una cosa estoy segura: los recursos que tenés hoy son los apropiados para empezar a servirlo.



Entradas que pueden interesarte