Cómo vivir sin temor al futuro / Reflexión

Aprender a organizar nuestra casa es algo que está muy en auge en estos tiempos. No solamente la organización del hogar, sino que también es importante planificar nuestra alimentación y ejercicio físico, y también, organizar nuestros tiempos para que la vida sea más eficiente.

Sin embargo, hay momentos en nuestras vidas que las crisis nos impiden pensar en lo que ha de venir. El futuro se torna incierto, en especial cuando enfrentamos situaciones inestables en la sociedad en la que vivimos, y el trabajo escasea.

Muchas son las causas que nos dificultan mirar al futuro sin temor. Los desengaños amorosos son una de ellas. Cuando pasamos por dolor en el área sentimental, nuestro corazón se encuentra lastimado, y nos parece que nunca más seremos amadas/os. 

Problemas familiares, dificultades en la salud, soledad, frustraciones y tantas cosas nos ayudan a encerrarnos en nuestro dolor y a no querer salir de nuestra fortaleza, para no seguir siendo lastimados.

Es posible salir de este encierro?


relfexion-motivacion-mujer

Conozco a un experto en seguir adelante más allá de sus miedos o incertidumbre. Su valor se basaba en su fe. El sabía que había un futuro glorioso por delante, y tuvo confianza en esa promesa, aunque su realidad lo llevó a las peores sombras.

El Señor Jesucristo conocía que  el amor de Dios no tenía límites, y aunque no viera nada bueno en su futuro, el sabía que sí había esperanza. Su fortaleza estaba basada en la Palabra de Dios. Conocía bien las promesas de Dios para su vida. Y eso mismo es lo que te ha dado a ti y a mi para que sigamos adelante.

Dios te dice ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas” (Josué 1:9)

Si te encuentras en esos momentos de encierro y dolor, acércate al Señor y a Su Palabra. El tiene planes de bien para ti, y ha decidido hacerte bien. Acepta la restauración que sólo Dios puede darte, su amor es incondicional, y tiene los brazos abiertos para ti. Aunque ya no tengas voz, ni lágrimas, sólo dile a El que le das el primer lugar en tu vida, y El hará el resto.

Y muy pronto, vas a poder vivir como la mujer virtuosa:

Cuando llega el invierno, no teme por su familia,
porque todos tienen ropas abrigadas.
22 Ella hace sus propias colchas.
Se viste con túnicas de lino de alta calidad y vestiduras de color púrpura.
23 Su esposo es bien conocido en las puertas de la ciudad,
donde se sienta junto con los otros líderes del pueblo.
24 Confecciona vestimentas de lino con cintos
y fajas para vender a los comerciantes.
25 Está vestida de fortaleza y dignidad,
y se ríe sin temor al futuro.




Entradas que pueden interesarte