Oramos por la familia

Padre amado, te damos gracias porque Tú has creado a la familia, siendo Tú mismo el Padre de todos, y dándonos a Tu Hijo amado, para que creamos en El y seamos salvos. Nos unimos en oración para pedir tu favor sobre las familias. Te pedimos que hagas un cerco alrededor de cada familia, Señor, y que tu Espíritu Santo more en nuestros corazones, guiándonos en Tus pasos. En el nombre de Jesús, amén Te rogamos que restaures, sanes, unas en amor y edifiques a las familias. Que todo matrimonio unido en Ti sea afirmado en la fe, y edificado en tu Palabra.

Trae unidad en amor entre esposo y esposa. Trae unidad entre padres e hijos. Alcanza a los que se han apartado de ti y de sus familias, y acércalos, restáuralos Señor. Te pedimos que las familias cristianas reflejen el amor de Dios en sus vidas, que vivan conforme a tu Palabra, que extiendan sus manos para ganar a otros para Cristo. Te rogamos que deshagas todo plan contrario a la familia que Tú has fundado.

Leer más...

Doy gracias por ti, amiga

Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo derramen su gracia y su paz sobre ustedes. Cada vez que me acuerdo de ustedes doy gracias a mi Dios; y cuando oro, siempre pido con alegría por todos ustedes; pues ustedes se han hecho solidarios con la causa del evangelio, desde el primer día hasta hoy. Estoy seguro de que Dios, que comenzó a hacer su buena obra en ustedes, la irá llevando a buen fin hasta el día en que Jesucristo regrese. Es muy justo que yo piense así de todos ustedes, porque los llevo dentro de mi corazón y porque todos ustedes son solidarios conmigo de la bondad que Dios me ha mostrado, y a sea que esté yo en la cárcel o que me presente delante de las autoridades para defender y confirmar el anuncio del evangelio. Pues Dios sabe cuánta nostalgia siento de todos ustedes, con el tierno amor que me infunde Cristo Jesús. Pido en mi oración que su amor siga creciendo más y más todavía, y que Dios les dé sabiduría y entendimiento,
Postal de oracion por mi amiga
para que sepan escoger siempre lo mejor. Así podrán vivir una vida limpia, y avanzar sin tropiezos hasta el día en que Cristo vuelva; pues ustedes presentarán una abundante cosecha de buenas acciones gracias a Jesucristo, para honra y gloria de Dios. Flp 1:2-11

Leer más...

Devocional: No olvides que Dios es bueno

No importa la circunstancia que estés viviendo… por muy difícil que sea para ti en este momento, no olvides esta gran verdad: Dios es bueno… siempre es bueno. Aunque ahora no parezca, lo más seguro es que esto que te sucede ahora forma parte de su plan perfecto para bendecirte… el Señor tiene muchas maneras diferentes de obrar para mostrar su bondad para contigo. Puede suceder que Él tenga que hacer algo drástico para cambiar algunas cosas y crear nuevas bendiciones para tu vida y tu familia. No olvides: la bondad de Dios no siempre se manifiesta como tú lo esperas… Su bondad va más allá de tu entendimiento y de tus planes… los planes de Dios son siempre para tu bien y no para tu mal.
Tarjeta cristiana con mensaje de Dios para la mujer
“PORQUE ÉL ES BUENO, Y SU MISERICORDIA ES PARA SIEMPRE”. 2 Crónicas 7:3 

Lidia E. Cames
Leer más...

Dios te dice hoy: accede a la conversación

Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo,
para que seamos santos y sin mancha delante de él.
—Efesios 1:4

Hay una conversación que ha estado sucediendo desde mucho antes de que el universo siquiera fuera creado—una conversación que tiene lugar en la esfera espiritual en el salón del trono del cielo. Antes de la caída de la humanidad, Adán y Eva eran parte de ella, y en el corazón de cada uno de nosotros hay enterrado algo que nos dice que fuimos creados para ser parte de ella. Es un diálogo integrado en la estructura misma de nuestro ADN. Lo anhelamos. Deseamos estar en él.

Oración: Padre, hoy tengo el privilegio de venir confiadamente a tu presencia. En tu presencia tengo plenitud de gozo. En tu presencia soy refrescado y renovado. Deseo caminar y hablar contigo como tú caminabas y hablabas con Adán y Eva en el jardín. Permíteme estar en la sintonía y en el tiempo de tu plan y tu propósito original. Dame revelación profética para que mis oraciones sean como misiles estratégicos que alcanzan sus objetivos y cumplen los propósitos divinos para los que han sido enviados. En tu presencia mi vida está al descubierto. Examíname, oh Dios, y ve si hay algo injusto en mí. Que tu fuego llene mi corazón. En el nombre de Jesús, amén.
Leer más...

¿Naturaleza pecaminosa u obras de la carne?

La respuesta correcta a esta pregunta puede representar una restauración total: vencer las tentaciones, manejar efectivamente la culpa y la vergüenza y disfrutar del perdón total de Dios en su vida, por cuanto usted está en Cristo y es una nueva criatura. La frase “naturaleza pecaminosa” ha confundido a muchos creyentes y ha causado que no disfruten de su libertad en Cristo. Sinceramente muchos creen, y es lo que se les ha enseñado, que la razón de su lucha interior, sus tentaciones y pensamientos erráticos es que tienen dos naturalezas, una buena y la otra mala.

Esto ha sido el resultado de la forma en que en algunas Biblias se ha traducido la palabra “carne” del griego sárx (#4561 en la Concordancia Strong). La
traducción literal de esta palabra sárx es “carne” y no “naturaleza pecaminosa”. En el diccionario Expositivo Vines de palabras del Nuevo Testamento se presenta el uso de esta palabra en sus múltiples formas y nunca se considera como una “naturaleza pecaminosa”.

Un estudio del término “carne” nos revela que es una manera de andar (“para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu”, Romanos 8:4) y una manera de pensar (“Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz”, Romanos 8:6). Por eso hay un contraste continuo en la Escritura sobre los frutos de la carne y el fruto del Espíritu. Conforme a la Palabra, la “carne” es el residuo de la programación de pensamientos y la forma de vida que teníamos antes del nuevo nacimiento. Por esta razón necesitamos la renovación de nuestro entendimiento. Tenemos pensamientos carnales que necesitan ser reprogramados.

Antes de nacer de nuevo, desarrollamos una extensa red de estrategias para afrontar la vida, tratar con el dolor y hacer lo que queríamos. Ahora tenemos una nueva manera de pensar y una nueva fuente de donde emana el poder: el Espíritu de Dios. Cuando usted es tentado(a), peca o tiene pensamientos impuros, no significa que su vieja naturaleza resucitó, sino que está en un proceso de renovación de la mente. En vez de caminar en el Espíritu, está caminando en la carne.

Es importante entender que aunque nuestro hombre interior (espíritu) está ligado a la naturaleza santa de Cristo y se le ha impartido su vida, en nuestra alma (mente, voluntad, sentimientos y emociones) no hay ninguna naturaleza espiritual en sí misma. El alma es el espejo que refleja la carne o la naturaleza de la nueva creación que usted es en Cristo. Es precisamente en el alma que está nuestro problema con la carne y cuando no entendemos sus sutilezas, nos causan serios problemas con el pecado. El problema del pecado es un asunto de control. Son aquellas cosas que tenemos temor a que sean descubiertas, pero cuando no tratamos con ellas nos seducen y activan ciclos destructivos.

Cuando llegué frente a mi terapista luego de haber confesado mi pecado de adulterio a mi esposa, a mis hijas, a la junta de gobierno de la iglesia, a personas importantes para mí y finalmente a la congregación, tenía una pregunta que me perturbaba y era: ¿Cómo fue posible que le fallara de esta manera a Dios, a mi esposa, mi familia y a la gente a quien amo? Nunca olvidaré la respuesta: “Sr. Moya, ningún pecado se puede justificar, pero ningún pecado se forma en un vacío. Trabajemos durante las próximas dos semanas para descubrir qué le pasó”. Sentí un alivio y a la vez confusión. Yo pensaba que había hecho todo lo posible para que nada de eso me sucediera, pero evidentemente no había sido suficiente.

Desde aquel momento hasta hoy, estoy mucho más consciente de las sutilezas del alma y de cómo poner en el contexto correcto mi historia de vida, tendencias, fortalezas y debilidades. Eso me ayuda a aplicar la obra de la cruz y a descansar en la gracia de mi Padre, que conoce mis más íntimos secretos y temores.

El mensaje de la Palabra sobre quiénes somos como hijos de Dios es consistente. En Cristo hemos muerto, fuimos sepultados y hemos resucitado para andar en una nueva vida. Pero todavía tenemos luchas con viejas actitudes, viejas maneras de afrontar la vida, recuerdos y memorias del pasado que causaron dolor y heridas. Eso es la carne. Si caminamos conforme a la carne, no cambia el hecho de que somos una nueva criatura. Tampoco cambia nuestra fuente de vida. Significa que estamos actuando como alguien que no somos. Escogimos la vieja manera de vivir cuando ya somos una nueva criatura. Para cambiar esta dirección, es necesario el arrepentimiento: un cambio de mentalidad. Nunca olvide que el arrepentimiento es un regalo de la gracia para comenzar otra vez.

―Tomado del libro Caer no es la sentencia final por Tommy Moya.
Leer más...

Beneficios de estudiar la Biblia

El éxito o el fracaso en la vida cristiana depende del contenido de la Biblia que logramos atesorar en la mente en forma sistemática, como también del grado obediencia a ella. Resulta perfectamente legítimo que nos preguntemos ¿Qué beneficios obtendremos leyendo y estudiando la Biblia? Vamos a ver solamente nueve.

I.) 1º Beneficio: Nos Hace Cristianos Fuertes (1ª Juan 2:14).

A.) Nadie quiere ser raquítico, ni física ni espiritualmente. Los “jóvenes” de 1ª Juan 2:14 ya no eran “Hijitos” sino personas maduras; la Palabra de Dios permanecía en ellos y habían vencidos al maligno. Esto significa que se habían alimentado con la Palabra de Dios, hasta fortalecerse suficientemente en la fe como para que no fueran constantemente derrotados por el pecado y la tentación.

II.) 2º Beneficio: Nos Da Seguridad En Cuanto a La Salvación (1ª Juan 5:13).

A.) Lo primero de lo cual debe estar convencido un creyente es que es salvo. Si no estáis seguros si sois salvo o no es que aún no habéis creído en el Hijo de Dios.

III.) 3º Beneficio: Nos Da Confianza y Poder En La Oración (Juan 15:7).

A.) Ahora que eres cristiano puedes hablar con tu Padre celestial acerca de cualquier cosa que ocupe tu mente y tu corazón.

IV.) 4º Beneficio: Nos Limpia De Pecado (Juan 15:3).

A.) En el mundo hay muchas personas angustiadas por causa de su conciencia de culpa por los pecados que comenten. No saben adónde acudir para conseguir limpieza y purificación.

B.) La Palabra de Dios tiene efecto purificador en el creyente.

V.) 5º Beneficio: Nos Da Gozo (Juan 15:11).

A.) Una de las bendiciones más grande de la vida de un cristiano es el gozo; pero con frecuencia los problemas de la vida los ahogan.

VI.) 6º Beneficio: Nos Proporciona Paz (Juan.16.33).

A.) Una de las pruebas sobrenaturales de la vida cristiana lo constituye la paz interior cuando las circunstancias adversas de la vida producirán ordinariamente preocupación y angustia.

VII.) 7º Beneficio: Nos Orienta En Las Decisiones De La Vida (Salmo 119:105).

A.) ¡La vida esta llenas de decisiones! Decisiones grandes y pequeñas, y muchas otras entre los dos extremos. Para el cristiano que conoce perfectamente los principios establecidos por Dios el problema de tomar decisiones se simplifica. Los principios divinos sirven como guía para arribar a las decisiones.

VIII.) Tarjeta cristiana con los beneficios que trae la Palabra de Dios8º Beneficio: Nos Capacita Para Dar Expresión A Nuestra Fe (1ª Pedro 3:15).

A.) La mayoría de las personas con quienes entramos en contacto a diario ignoran los conceptos bíblicos. Muchas de ellas tienen dudas o interrogantes y necesitan que alguien que conozca la Biblia los oriente.

IX.) 9º Beneficio: Nos Garantiza El Éxito (Josué 1:8).

A.) Todo el mundo quiere tener éxito. Esto no significa que todos queramos ser ricos o famosos; ambas cosas se pueden conseguir sin tener éxito. La meditación (o reflexión) diaria sobre la Palabra de Dios produce el éxito que todos buscan.

Conclusión: La lectura diaria de la Biblia es a la vida espiritual, lo que es el alimento cotidiano para la vida física. Todos sabemos que necesitamos tener horarios regulares para la comida, porque de otro modo podemos pasarla por alto, o comer apresuradamente, y como consecuencia, se pierden los valores primarios de la misma. Así como el cuerpo requiere horarios regulares para alimentarse a fin de mantener el nivel de energía, también el hombre espiritual ha de alimentarse en forma regular con la Palabra de Dios.

Por Alfonso López

Leer más...

De huérfana a hija - un hermoso testimonio

Los viejos recuerdos de cuando viví en el Centro Educacional de Chihango, Mozambique en 1995 todavía están muy claros en mi mente. Era huérfana, sin padre ni madre. Mi alma a menudo se abrumaba con sentimientos de abandono y falta de amor y cuidado. No tenía absolutamente nadie con quien compartir mis sentimientos.

Aquel año el Señor envió a su sierva Mamá Aida (Heidi Baker) a Chihango. Ella me presentó a Jesús, el glorioso Salvador de mi alma, a quien acepté como mi Señor y le entregué mi vida.

Mi vida cambió completamente. Me bauticé y nunca más me sentí abandonada porque tenía a alguien con quien compartir mi dolor y que secara mis lágrimas. Jesús se convirtió en la fuente de mi vida.

No mucho después tuvimos que enfrentar algunas pruebas difíciles. El gobierno nos sacó a todos del centro de niños de Chihango. Mamá Aida y sesenta niños tuvimos que salir. No teníamos ningún lugar a donde ir, de modo que Mamá Aida nos llevó a un pequeño departamento que funcionaba como oficina. Atravesamos muchas dificultades porque ella no tenía suficiente dinero para alimentarnos a todos.

Fue allí que vi un milagro por primera vez en mi vida. El día que sucedió todos estábamos muy hambrientos y no teníamos nada de comer. De repente una señora llamó a Mamá Aida y dijo que prepararía almuerzo y se lo traería a su familia. Pero Mamá Aida no le dijo que además de su familia inmediata, tenía a sesenta de nosotros quedándose con ella.

Esta señora preparó comida suficiente solo para Mamá Aida y su familia, y la trajo en vasijas pequeñas. Cuando llegó, Mamá Aida nos llamó a todos. Su amiga se disgustó y le preguntó a Mamá Aida por qué no le había dicho que había otros sesenta niños con ella. Mamá Aida respondió que no había problema y que solo iban a orar.

Después que oramos, comenzamos a servir la comida. ¡Entonces vi con mis propios ojos cómo el Señor la multiplicó! Mientras más servíamos, más comida teníamos. La comida que estaba en las pequeñas vasijas no se agotaba. Todos comimos y hasta sobró comida.

A lo largo de los años he pasado muchas pruebas. Pero en todas las dificultades que he atravesado, nunca he sentido que Jesús me ha abandonado. Estaba, está y siempre estará conmigo. He aprendido que las raíces del creyente se profundizan cuando pasa por pruebas.

Una de las mayores dificultades por las que he pasado en mi vida fue con mi esposo. Atravesó una etapa en la que comenzó a ingerir drogas y a tomar alcohol. Fumaba y dormía con prostitutas. A veces llegaba tarde en la noche a la casa mientras yo estaba durmiendo, traía a otras mujeres a nuestro dormitorio y tenía sexo con ellas allí mismo. Yo perseveré en oración con la fe de que iba a vencer esos problemas. Y Dios intervino en nuestras vidas. Una de las mujeres con que durmió mi esposo salió embarazada de él. Ella no quería al bebé, de modo que decidí llevarlo a nuestra casa y criarlo como mi propio hijo. Mi esposo se transformó completamente. En la actualidad, además de nuestros propios hijos, también cuidamos a otros jóvenes que, así como yo no han tenido a nadie más que los cuide.

Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará. Hará que tu justicia resplandezca como el alba; tu justa causa, como el sol de mediodía.

—Salmo 37:5–6

Doy gracias a Dios por todo lo que ha sucedido en mi vida. Creo que, tal como lo dice la Palabra de Dios, aquellos que creen en Jesús nunca serán decepcionados.

―Tomado del libro "El nacimiento de lo milagroso" por Heidi Baker. Usado con permiso.

Leer más...

Devocional: Establece tu curso


Dichosos los que van por caminos perfectos, los que andan conforme a la ley del Señor. Dichosos los que guardan sus estatutos y de todo corazón lo buscan. Jamás hacen nada malo, sino que siguen los caminos de Dios ... ¡Cuánto deseo afirmar mis caminos para cumplir tus decretos! No tendré que pasar vergüenzas cuando considere todos tus mandamientos.
—Salmos 119:1-6

Los que establecen su curso siguen en el consejo de Dios y esto no los vuelve rígidos o sin sentido del humor. Los hace comprometidos. Ellos disfrutan de la vida. Disfrutan de su trabajo. Disfrutan de su familia. Disfrutan de su iglesia. Son el tipo de personas que tienen propósitos. Ellos hacen acontecer la vida; no es que meramente la vida les ocurra. Son la clase de personas que no lanza palabras como si fueran un conjuro mágico que les proveerá lo que quieren. Usan lo que dicen para establecer su camino.

Padre, me afirmo en tu consejo. Yo no ando por mi propia cuenta. Sigo el camino que tú estableciste. Tú ordenas mis pasos con tu Palabra. Me llevas de la mano. Porque confío y obedezco tu Palabra, mi camino será próspero y comeré el bien de la tierra. En el nombre de Jesús, amén.

Mujer de Vanguardia
Usado con permiso de Casa Creación. www.casacreacion.com
Image and video hosting by TinyPicimprimir página
Leer más...