Devocional: No seas de doble ánimo


El hombre de doble ánimo es inconstante en todos sus caminos.
—Santiago 1:8, rv60

Una persona de doble ánimo es una persona con pensamientos conflictivos, alguien que tiene dos opiniones diferentes al mismo tiempo. Esa persona es el piloto que conduce su barco hacia un puerto por un tiempo, luego va en reversa para dirigirse a otro en la dirección opuesta. Es como "la onda del mar, que es arrastrada por el viento" (v. 6). En un momento dado tu vida se dirige hacia las bendiciones porque eso es lo que has declarado, y al siguiente se dirige hacia la maldición porque eso es lo que ahora tu boca proclama.

Oremos:

Padre, no seré semejante a la onda del mar, arrastrada de aquí para allá por cualquier circunstancia que viene a mí. Confiaré en ti y no dudaré, porque quien duda no debe esperar recibir nada de ti. Espero recibir de ti, porque estoy firme en la fe, sabiendo que la Palabra que proclamo sobre mi vida no volverá vacía. Que mi nombre no esté asociado con la indecisión o la confusión. Estaré por fe equilibrada emocional, económica y espiritualmente. Cuando no sé qué hacer, te pregunto, y tú me das sabiduría generosamente. Padre, redime todo momento que puedo haber perdido y que pueda moverme confiadamente hacia mi destino. En el nombre de Jesús, amén.

Cindy Trimm

Leer más...

No te desanimes cuando el Señor te corrija

Si alguna vez se sienten desfallecidos y agobiados, piensen en Jesús, quien soportó pacientemente el maltrato de los pecadores. Ustedes han luchado contra el pecado, pero no hasta el punto de perder la vida. Son hijos de Dios, pero olvidaron lo que él les dice a sus hijos para animarlos: "Hijo mío, toma en serio la disciplina del Señor, no te desanimes cuando el Señor te corrija." Hebreos 12:3-5

Los hijos de Dios no deben menospreciar la disciplina del Señor. Si el Señor nos disciplina, debemos prestar
Leer más...

¿Por qué ir a la iglesia?

En esta era que celebra la individualidad, mucha gente cree que la religión organizada (la iglesia) es un concepto pasado de moda que no funciona para el presente individualista.

Sin embargo, participar de la adoración congregacional es considerablemente valioso para el crecimiento espiritual del cristiano.


Jesucristo estableció su iglesia como una comunidad de seguidores quienes se ensamblan para celebrar a Dios, se alientan unos a otros y predican las buenas nuevas de salvación. Es importante comprender lo que la iglesia es para poder entender los beneficios de ser parte de ella.


La iglesia es LA NOVIA DE CRISTO
  • Nosotros, los seguidores comunitarios de Jesucristo (Su novia), somos el objeto de su afecto y gloria.
  • La relación entre Cristo y su novia es permanente
  • El mundo puede conocer el amor de Dios por medio de la unidad de los creyentes y su compromiso con Cristo


Estudio biblico sobre la importancia de congregarse

Juan 17:20-26  "No ruego sólo por éstos. Ruego también por los que han de creer en mí por el mensaje de ellos, para que todos sean uno. Padre, así como tú estás en mí y yo en ti, permite que ellos también estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado. Yo les he dado la gl oria que me diste, para que sean uno, así como nosotros somos uno: yo en ellos y tú en mí. Permite que alcan cen la perfección en la unidad, y así el mundo reconozca que tú me enviaste y que los has amado a ellos tal como me has amado a mí. "Padre, quiero que los que me has dado estén conmigo donde yo es toy. Que vean mi gloria, la gloria que me has dado porque me amaste desde antes de la creación del mundo."Padre justo, aunque el mundo no te conoce, yo sí te conozco, y éstos reconocen que tú me enviaste. Yo les he dado a conocer quién eres, y seguiré haciéndolo, para que el amor con que me has amado esté en ellos, y yo mismo esté en ellos." 
Efesios 5:25-27  Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable. 
Apocalipsis 19:7  ¡Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria! Ya ha llegado el día de las bodas del Cordero. Su novia se ha preparado
Apocalipsis 21:9  Se acercó uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas con las últimas siete plagas. Me habló así: "Ven, que te voy a presentar a la novia, la esposa del Cordero."

La iglesia es EL CUERPO DE CRISTO
  • La iglesia mantiene junta a la gente de Dios; Cristo es la cabeza espiritual que nos conecta y dirige
  • Servir a otros como comunidad de iglesia nos permite usar los dones que Dios nos dio
  • Cuando nos servimos unos a otros nosotros hacemos encarnamos el mensaje del amor de Dios similar a como Jesús se encarnó a sí mismo
  • Dios provee unidad para su gente para asegurar que nunca estamos solos, aún en tiempos de necesidad.
Romanos 12:3-8  Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función,  también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás. Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe; si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar, que enseñe;  si es el de animar a otros, que los anime; si es el de socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo haga con alegría. 
Leer también 1 Corintios 12:12-31: Efesios 4:11-16


La iglesia es UN LUGAR DE CRECIMIENTO




  • La iglesia es una comunidad de gente que son perdonados y aceptados
  • Como creyentes nos alentamos entre nosotros para aumentar la fe y compromiso con Cristo
  • Nos edificamos mutuamente a través del amor y servicio
  • Trabajamos juntos y en favor del crecimiento de cada uno
Romanos 1:12  mejor dicho, para que unos a otros nos animemos con la fe que compartimos.
Efesios 4:29  Eviten toda conversación obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan.
 Leer también Colosenses 3:13, 1 Tesalonisenses 4:11; 2 Tesalonisenses 1:3
Estudio Bíblico.

Leer más...

El Señor es mi esperanza

Tendrás confianza, porque hay esperanza; mirarás alrededor, y dormirás seguro.
Job 11:18


Hay un dicho popular que dice: “lo último que se pierde es la esperanza”, ¡pero cuando atravesamos situaciones difíciles, pareciera que lo primero que perdemos es precisamente la esperanza!
La única manera de mantener la esperanza es confiando en Aquél que nos provee esperanza. Hay personas que tienen esperanzas en diferentes cosas, menos en el Señor.
Cuando el cristiano decide aferrarse al Señor se origina la esperanza, pues con El nunca está dicha la última palabra.
Sus circunstancias pueden ser en este momento negativas, difíciles e imposibles. Humanamente hablando no existe ninguna esperanza. Gracias a Dios que espiritualmente sí la hay. Esa esperanza en el Señor, es la que nos sostiene y nos hace habitar confiados creyendo que las cosas pueden cambiar.
Toda esperanza que no esté arraigada en el Señor no es verdadera esperanza. El único que puede cambiar la situación más imposible en posible es el Señor Jesucristo. ¡Por eso, confiados en El, podemos tener esperanza!


EL SEÑOR ES MI ESPERANZA

ORACION:

Señor: Mi mente una y otra vez dice: - ¡No, es imposible! ¡No hay esperanza ni salida! -, pero gracias que confiando en Tú poder puedo creer que sí hay esperanza para la situación difícil que estoy atravesando. Te alabo Jesús porque Tú eres mi única esperanza. En Tu Santo nombre. ¡Amén!

Por Ricardo Pugliese 
Leer más...

Dios: tu única opción

Que Dios sea tu única opción en los tiempos críticos… eso te dará la victoria total y absoluta ante cualquier adversidad. No acudas a ninguna persona… nadie tiene la capacidad para cuidar tu vida. El único que puede escuchar tus angustias y tus quejas sin traicionarte es el Señor… Él siempre te saca de las situaciones de conflicto… Él escucha tu clamor… fortalece tu cuerpo… consuela tu alma… te libra de todos los peligros. La excelente ayuda la recibes de Dios Todopoderoso a través de Jesucristo su Hijo… no hay nadie más, sólo Cristo. No dejes de clamar y de esperar en Él.

---Lidia Cames
https://www.facebook.com/Mujerdevanguardia
Leer más...

Alguien quiere ser tu amigo


¿A veces te parece que nadie te entiende? ¿Te enfrentas a situaciones nuevas y decisiones que no sabes manejar muy bien que digamos? Puede que en algún momento hayas ansiado tener cerca a alguien que haga las veces de amigo, mentor y obrador de milagros. Anímate. Hay alguien que reúne esas cualidades y es el mejor amigo que podrías pedir. Se interesa por ti más de lo que te imaginas y conoce la mejor forma de sortear los obstáculos difíciles de la vida.

Se llama Jesús y es de verdad fabuloso. Te conoce al derecho y al revés, y quiere que tú llegues a conocerlo mejor a Él. Además de entenderte perfectamente, lo mejor es que tiene poder para echarte una mano y hacerte la vida más fácil. Ese poder cobra vida cuando hablas con Él y le pides ayuda, y cuando escuchas lo que te dice y tratas de seguir Sus consejos. El te dice hoy:

VEN A MÍ con un espíritu dispuesto, deseoso de cambiar. Caminar cerca de mí es vivir una continua renovación. Al entrar a un nuevo año no te aferres a viejas costumbres. En lugar de eso, busca mi rostro con una mente abierta sabiendo que el ir juntos significa que serás transformado por la renovación de tu mente. Al concentrar tus pensamientos en mí, ten la seguridad que tienes toda mi atención. Mis ojos están permanentemente sobre ti porque el alcance de mi vista es infinito. Yo te conozco y te entiendo. Mis pensamientos te rodean con un amor perdurable. También conozco los planes que tengo para ti, planes para tu prosperidad y no para causarte daño, planes para darte esperanza y un futuro. Entrégate por completo a esta aventura de ser más y más consciente de mi Presencia.

ROMANOS 12.2; JEREMÍAS 29.11
Leer más...

Dios aprecia las cosas rotas


Generalmente cuando una cosa se rompe, su valor disminuye o desaparece del todo. Los platos rotos, botellas rotas, espejos rotos, son generalmente desechados. Aún un golpe en un mueble o una mancha en la ropa reducen significativamente su valor de reventa. Pero no es así en el reino espiritual. Dios aprecia las cosas rotas, y en especial a las personas quebrantadas. Es por eso que podemos leer versículos tales como:

Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, 
y salva a los contritos de espíritu. 
Salmos 34:18.

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; 
al corazón contrito y humillado no despreciarás Tú, oh Dios. 
Salmos 51:17.

Dios sabe cómo rechazar el orgullo y la soberbia, pero no puede rechazar a la persona humilde y arrepentida.

Dios resiste al orgulloso pero da gracia al humilde.
Santiago 4:3.

Hay algo en nuestro quebrantamiento que mueve Su compasión y poder. Por lo tanto, parte de su maravilloso propósito para nuestras vidas es que seamos quebrantados. Quebrantados de corazón, de espíritu y de todo nuestro ser. 2ª Corintios 4:16-18.

LA CONVERSIÓN COMO UNA FORMA DE QUEBRANTAMIENTO

Somos incorporados al proceso de quebrantamiento antes de nuestra conversión cuando el Espíritu Santo comienza su trabajo de convencernos de pecado. El debe conducirnos al punto donde tengamos voluntad de confesar que estamos perdidos, indignos merecedores únicamente del infierno. Nosotros  peleamos cada paso del camino, pero Él continúa luchando, hasta que nuestro orgullo se hace añicos, nuestra lengua jactanciosa es silenciada y toda resistencia desaparece.
Postrados al pie de la cruz finalmente susurramos "Señor Jesús, sálvame". La arpía ha sido sometida, el pecado dominado, el potro ha sido domado. Por naturaleza ésta es una criatura sin ley. Ante la menor sugerencia de freno, o de una silla, se levantará, saltará, brincará y pateará. Puede ser un hermoso y bien proporcionado animal, pero entre tanto no sea domado, será inútil en todo lo referente a servicio. Entonces viene el doloroso y prolongado proceso de doblegar la voluntad del potro, para que se someta a los arneses. Una vez conquistada la voluntad del animal, por una voluntad superior, él encontrará la verdadera razón de su existencia. En relación con esto, nos es bueno recordar que el Señor Jesús fue un carpintero en Nazaret, y como tal debe haber hecho yugos de madera. Alguien a sugerido hermosamente, que si hubiese habido un cartel sobre la puerta de su taller, aquel hubiese dicho, Mis Yugos Ajustan Bien. Nuestro divino Señor aún es constructor de yugos y Él nos dice,

Llevad Mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, 
que soy manso y humilde de corazón; 
y hallareis descanso para vuestras almas, 
porque Mi yugo fácil y ligera Mi carga.  
Mateo 11:29-30.

Sin embargo, los yugos son solamente para aquellos que están quebrantados y sumisos. Nuestras voluntades deberán estar sometidas y rendidas antes de que podamos aprender de Cristo, quien era manso y humilde de corazón. Debemos transformarnos a semejanza de Él, y solamente al hacerlo hallaremos descanso para nuestras almas.

Tomado de ¡Quebrántame Señor! William MacDonald


Leer más...

¿Sólo un feto? Qué dice la Biblia del niño no nacido



Sal 139:13  Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. 
Sal 139:14  ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! 




Sal 22:10  Fui puesto a tu cuidado desde antes de nacer; desde el vientre de mi madre mi Dios eres tú. 


Sal 139:15  Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido. 
Sal 139:16  Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.



Sal 51:5  En verdad, soy malo desde que nací; soy pecador desde el seno de mi madre.
Sal 58:3  Los malvados se pervierten desde el vientre; 
los mentirosos se descarrían desde antes de nacer. 


Sal 22:30  La posteridad le servirá; del Señor se hablará a las generaciones futuras. 
Sal 22:31  A un pueblo que aún no ha nacido se le dirá que Dios hizo justicia. 
Sal 78:6  para que los conocieran las generaciones venideras y los hijos que habrían de nacer, que a su vez los enseñarían a sus hijos.  
Sal 102:18  Que se escriba esto para las generaciones futuras, y que el pueblo que será creado alabe al Señor. 








Sal 51:6  En verdad, tú amas al corazón sincero, y en lo íntimo me has dado sabiduría.







Sal 22:9  Pero tú me sacaste del vientre materno; me hiciste reposar confiado en el regazo de mi madre. 
Sal 71:6  De ti he dependido desde que nací; del vientre materno me hiciste nacer. ¡Por siempre te alabaré!  
Leer más...

Sustitución


La mayor necesidad que tiene el pecador es la de ser hecho justo delante de Dios. El gran plan de la sustitución, pensado y acordado por Dios Padre y el Hijo antes de que el mundo comenzase tenía la intención de hacer precisamente eso: hacer justos a los pecadores delante de Dios.

Jesús pudo tomar nuestros pecados sobre Él mismo como nuestro sustituto solamente porque no tenía pecado. Por eso ningún ser humano podía salvarse nunca a sí mismo, y menos aún a su prójimo. Todo ser humano que nace en este mundo ha descendido de Adán y ha heredado la naturaleza de pecado de Adán; con una excepción: ¡Jesús, el Dios-hombre!

El plan de Dios para rescatar a la humanidad era el de insertar a su Hijo sin pecado en la raza humana a fin de darnos una posición correcta delante de Dios. Él hizo eso mediante el nacimiento virginal. El nacimiento de Cristo implicó al Espíritu Santo y a una madre humana, pero no a un padre humano. Por tanto, Él no heredó la naturaleza de pecado de Adán. De esta manera Dios pudo enviar a un Salvador sin pecado para llevar nuestros pecados y proporcionarnos su justicia. ¡Qué regalo tan extravagante!

Pero en el huerto de Getsemaní, el lado humano de Jesús comenzó a luchar con su misión. ¿Qué fue lo que causó a Jesús tal angustia en su decisión de “beber la copa” que su Padre le ofrecía? ¿Qué contenía esa copa que hizo que el Hijo de Dios se retirase con horror y abrumadora tristeza?


¿Cree usted que fue la experiencia del dolor físico y el sufrimiento que tenía por delante? Sí, Jesús sabía que el dolor físico sería terrible, más allá de toda descripción; pero la copa contenía algo que Jesús, el eterno Hijo de Dios, seguramente aborrecía aún más.


Como segunda persona de la Trinidad, Jesús aborrecía el pecado con un odio absoluto. El perfecto Dios-hombre nunca había sabido lo que era cometer un pecado o contaminar su vida sin pecado con algo impío, y menos aún experimentar la sucia degradación del pecado. Ahora, al tomar sobre Él mismo los horribles pecados de toda la humanidad a lo largo de toda la historia, Él realmente se hizo pecado por nosotros: ¡algo contrario a su propia naturaleza!


—Tomado del libro Tesoros de la cruz de David Skeba.


Leer más...

Jesús solía retirarse a lugares solitarios para orar... haz lo mismo

Jesús solía retirarse a lugares solitarios para orar. —Lucas 5:16

No hay duda de que Jesús siempre oraba mucho. Él se conectaba con el Padre y valoraba tanto su tiempo de oración que se escabullía lejos de los discípulos sin decírselo para poder orar sin ser molestado durante el tiempo que necesitara hacerlo. Luego, cuando se enfrentaba a una situación—una persona ciega que venía a Él en busca de sanidad, por ejemplo—Él sabía exactamente qué hacer.

Oramos, Padre, quiero caminar en sintonía contigo. Descarga tu instrucción divina para que yo sepa por qué camino debo ir. Que tu Palabra renueve mi mente para que yo no siga el modelo de este mundo, sino a ti. Guíame por sendas de justicia. Ordena mis pasos con tu Palabra. En todas mis relaciones deja que hoy tu luz brille a través de mí. En el nombre de Jesús, amén.

Leer más...

Ordena tu día con éxito



Todo mi ser te desea por las noches; por la mañana mi espíritu te busca. 
Pues cuando tus juicios llegan a la tierra, los habitantes del mundo aprenden lo que es justicia. 
Isaías 26:9 

Dios quiere hablar a tu vida para poder ayudarte a ordenar tu día con mayor autoridad y éxito. Accede a lo mejor que Dios tiene para ti levantándote temprano para pasar tiempo en su presencia. Deja que el Señor llene tu corazón con su paz y su gozo, afírmate en sus promesas, y obtén la palabra especial para ti para poder estar firme y declararla durante todo el día. Busca la sabiduría; busca el entendimiento; estudia para mostrarte aprobado. Levántate temprano, como lo hacía el profeta Isaías, para que tengas la lengua del sabio, pronto para dar una respuesta de la esperanza que hay en ti.

Voy a seguirte siempre. Te temo reverentemente y guardo tus mandamientos. Me levantaré temprano para buscarte, y obedeceré tu voz. Me aferro a ti. Cuando te busque seré hallado por ti. Amo tus palabras. No puedo hacer nada por mí mismo. Solo haré lo que tú me enseñes. Soy guiado por tu Espíritu, porque soy hijo de Dios. Gracias, Padre, por guiarme a toda verdad. En el nombre de Jesús, amén.

Leer más...

Cómo conocer la voluntad de Dios

COMO CONOCER
LA VOLUNTAD DE DIOS

INTERESA LA PERSONA,
NO LA TÉCNICA

Los hijos de Dios pueden y deben conocer la voluntad de Dios. El conocimiento de la voluntad de Dios se relaciona con la persona; y no tiene nada que ver con la técnica. Cuando el Señor atrae a los hombres, a algunos los atrae por medio de su intelecto, a otros les conmueve sus emociones y aún a otros por medio de su voluntad. Por lo general, la voluntad es el medio que Dios menos utiliza para atraer a los hombres. Muchos aman las verdades de la Biblia. Desean conocer más de estas verdades y esperan que otros puedan ser edificados con ellas. Pasan horas estudiando la Biblia y son versados en estudios bíblicos. Cuando no pueden interpretar un pasaje, se sienten frustrados. Cuando creen que pueden interpretar un pasaje, se alegran. Tales personas sólo se acercan a la Biblia con su mente. No llevan necesariamente una vida cristiana apropiada. Hay que admitir que es difícil llevar una vida cristiana auténtica sin usar la mente. Pero aquellos que sólo tienen una comprensión intelectual de las doctrinas, no experimentan la vida cristiana que apropiada.
Leer más...