La paz interior de Dios puede influir en mis circunstancias externas



Quiero hablarles hoy acerca de experimentar el tipo de paz de Dios en medio de circunstancias terribles. Mi amigo, la paz no es ausencia de problemas. No es ausencia de turbulencias, desafíos o cosas que no están en armonía en tu entorno físico. Es posible estar en medio de la mayor crisis de tu vida y aun así experimentar paz. Ese es el tipo verdadero de paz que se puede experimentar con Jesús; paz que sobrepasa todo entendimiento. Hablando en lo natural, no es lógico que te sientas completamente en reposo y en paz cuando estás en una situación desesperada; pero en lo sobrenatural, puedes estar lleno de paz.
El mundo define la paz, la armonía y la tranquilidad basado en lo que está sucediendo en el ámbito sensorial. La noción del mundo acerca de la paz se vería como algo así: Un hombre acostado en una hamaca en una playa de arena blanca, en Hawái, oyendo música y jugando suavemente en la cabaña, con cocoteros meciéndose al unísono y ondas cálidas, azules, rodando lánguidamente a lo largo de la costa. El mundo llama a eso paz, ¡hasta que la realidad entra en acción, y la paz transitoria que se vivió hace unos momentos se disipa en el aire!
Ya ves, amigo mío, no puedes usar tu entorno para influir en forma permanente en la agitación que sientes en su interior. Sólo Jesús puede tocar lo que estás sintiendo en tu interior y transformar esas turbulencias en su paz. Con el Señor a tu lado, y partiendo de esa paz duradera en tu interior, puedes influir en tu entorno externo. No es al revés. Con Jesús, la transformación es siempre de adentro hacia afuera y no de afuera hacia adentro. Él pone una paz y un descanso en su corazón que es seguro que puedes enfrentar cualquier reto sin preocupación o estrés, independientemente de tus circunstancias negativas y del medio ambiente.
Oración de hoy
Padre, reconozco que el tipo de paz que el mundo ofrece no puede durar. Muéstrame hoy y en los próximos días cómo puedo experimentar y caminar más en tu paz profunda y duradera que sobrepasa todo entendimiento, la cual es mía en Cristo.
Pensamiento de hoy
La paz interior de Dios puede influir en mis circunstancias externas 
--Extracto tomado del libro 100 días favor por Joseph Prince. Publicado por Casa Creación. Usado con permiso.





Image and video hosting by TinyPic

Entradas que pueden interesarte