¿Cuál es el principio de tu andar: la carne o el Espíritu?

Me refiero a la naturaleza vieja o la nueva, la corrupción o la gracia. ¿Para cuál de estos hacemos provisión, por cuál somos gobernados? La voluntad sin renovar es incapaz de obedecer por completo ningún mandamiento. La ley, además de los deberes externos, requiere obediencia interna. Dios muestra su aborrecimiento del pecado por los sufrimientos de su Hijo en la carne, para que la persona del creyente fuera perdonada y justificada. Así, se satisfizo la justicia divina y se abrió el camino de la salvación para el pecador.

El Espíritu escribe la ley del amor en el corazón, y aunque la justicia de la ley no sea cumplida por nosotros, de todos modos, bendito sea Dios, se cumple en nosotros; en todos los creyentes hay quienes responden a la intención de la ley.

El favor de Dios, el bienestar del alma, los intereses de la eternidad, son las cosas del Espíritu que importan a quienes son según el Espíritu. ¿Por cuál camino se mueven con más deleite nuestros pensamientos? ¿Por cuál camino van nuestros planes e ingenios? ¿Somos más sabios para el mundo o para nuestras almas?

Los que viven en el placer están muertos, según la Palabra. El alma santificada es un alma viva, y esa vida es paz. La mente carnal no es sólo enemiga de Dios, sino la enemistad misma. El hombre carnal puede, por el poder de la gracia divina, ser sometido a la ley de Dios, pero la mente carnal, nunca; esta debe ser quebrantada y expulsada.

Podemos conocer nuestro estado y carácter verdadero cuando nos preguntamos si tenemos o no el Espíritu de Dios y de Cristo.

El Espíritu de Cristo significa haber cambiado el designio en cierto grado al sentir que había en Cristo Jesús, y eso tiene que notarse en una vida y una conversación que corresponda a sus preceptos y a su ejemplo.

Si el Espíritu está en nosotros, Cristo está en nosotros. Él habita en el corazón por fe. La gracia en el alma es su nueva naturaleza; el alma está viva para Dios y ha comenzado su santa felicidad que durará para siempre. La justicia imputada de Cristo asegura al alma, la mejor parte, de la muerte. De esto vemos cuán grande es nuestro deber de andar, no en busca de la carne, sino en pos del Espíritu.

Si alguien vive habitualmente conforme a las lujurias corruptas, ciertamente perecerá en sus pecados, profese lo que profese. ¿Y puede una vida mundana presente, digna por un momento, ser comparada con el premio noble de nuestro supremo llamamiento? Entonces, por el Espíritu hagamos morir la carne.

La regeneración por el Espíritu Santo trae al alma una vida nueva y divina, aunque su estado sea débil. Los hijos de Dios tienen al Espíritu para que obre en ellos la disposición de hijos; no tienen el espíritu de servidumbre, bajo el cual estaba la Iglesia del Antiguo Testamento, por la oscuridad de esa dispensación. El Espíritu de adopción no estaba, entonces, plenamente derramado. Y, se refiere al espíritu de servidumbre, al cual estaban sujetos muchos santos en su conversión.

Muchos se jactan de tener paz en sí mismos, a quienes Dios no les ha dado paz; pero los santificados, tienen el Espíritu de Dios que da testimonio a sus espíritus que les da paz a su alma.

Fuente: Comentario de la Biblia, Mathew Henry

Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Yo soy tuyo

Con sus palabras estremece el corazón de muchos de los que lo escuchan. Ya sea por medio de su música o a través de sus animaciones, los mensajes de Josué Iván González Zambrana, “Iván 2 Filoz”, se clavan como espadas penetrantes en la mente de quienes los reciben.

No es para menos porque desde pequeño Iván, nacido y criado en el seno de una familia religiosa, supo lo que es afrontar un panorama inestable y aun así mantener sus convicciones firmes. “Vivimos en tantos sitios diferentes desde Juana Díaz, Caparra, Luquillo, Canóvanas. Y en lugares pobres entre problemas de drogas y violencia. Hasta tuve amigos que murieron por sus malas decisiones”, explica Iván.

De pequeño iba a la iglesia junto a su familia y fue precisamente su mamá quien poco a poco comenzó a cultivar en él la vena artística. “Desde chiquito dibujaba y recuerdo que mami me ponía a cantar en actividades. Y hasta una vez escribió un rap que tituló ‘La Biblia’ para que yo lo cantara. Era usando la misma tonada de ‘La escuela’, de Rubén DJ, y aquello causó sensación. Por eso digo que mami fue una de las primeras propulsoras del rap cristiano en la Isla”, afirma entre risas.

Aunque por uso y costumbre accedía a cantar, dentro de él aún no había una inquietud que lo llevara a querer cultivar más allá su talento y a utilizarlo como vehículo de concienciación. Sin embargo, asegura que a los 14 años recibió un mensaje por medio de un sueño: “Tus palabras serán tan cortantes como una espada de dos filos”. No obstante, en aquel momento y por varios años más no pudo entender el significado oculto tras semejante revelación.

Fue entonces cuando una nueva mudanza le dio un giro definitivo a su vida. Sus padres se establecieron en Pennsylvania y allí su historia cambió. “Tuve muchos problemas con el idioma. Como no sabía hablarlo bien me aguantaba y cuando no entendía en las clases, no preguntaba. Eso hizo que bajara las notas y me desanimara”, relata Iván, quien explica que el dibujo se convirtió en un refugio en aquel momento.

Al graduarse de escuela superior su bajo promedio y su poco dominio del inglés lo obligaron a estar de trabajo en trabajo por dos años. A los 19, ya se encontraba empleado en una fábrica y sin ninguna aspiración. “Mi hermana Adianez, que es la voz de mi conciencia, me enfrentó y me dijo: ‘¿Qué vas a hacer con tu vida?’. Como sabía que me gustaba el dibujo me impulsó a que llenara la solicitud para ingresar al Instituto de Arte de Filadelfia. Lo hice más por ella, porque pensaba que no me iban a coger, pero por dentro estaba rogando que me escogieran”, revela.

Sin embargo, su intento rindió frutos. Fue aceptado en animación computadorizada y se lanzó a la aventura. “Todos los días tenía que caminar una milla y coger dos trenes diferentes para ir hasta el instituto y luego para regresar. Pasaba el día con $2.12 y comía un 'hamburger' a mediodía y otro en la tarde. Después, pega’o a las fuentes de agua to’ el tiempo. Trabajaba allí mismo y cuando salía me iba a la biblioteca a hacer mis trabajos porque no tenía computadora y estaba hasta las 12:00 o hasta que me botaba el guardia”, recordó.

Al pasar el tiempo, Iván fue conociendo otros estudiantes y formó el club “Colección Latina” a través del cual hacía labores de servicio comunitario, entre otras actividades. Aun inmerso en sus estudios y en los diferentes eventos del grupo, en su interior continuaba latente aquella revelación que recibió a los 14 años y se preguntaba si alguna vez se haría realidad.

Hasta que una noche dándole vueltas incesantemente a esta inquietud, comprendió que la llave para desatar las palabras cortantes estaba guardada en sus talentos para cantar, escribir y dibujar.

Entonces, fue como si un destello de luz lo iluminara. Inmediatamente, Iván comenzó a crear fusionando sus múltiples habilidades. Inspirado por esta nueva misión, encontró el empuje necesario para graduarse con el quinto “portfolio” más sobresaliente del instituto y se dedicó a desarrollar temas con capacidad para capturar el alma de quienes lo escucharan.

Basándose en aquella revelación creó el nombre artístico de “Iván 2 Filoz” y comenzó a llevar sus palabras a diversos grupos y escenarios. Incluso, llegó a impartir clases como profesor invitado en una institución de Ecuador en donde lo bautizaron como “el Maestro Rapero”. “A veces lo más malo que te puede pasar, resulta ser lo mejor. Si tú crees en ti mismo y dejas la bayoya, puedes superarte y llegar adonde quieras”, reflexiona.

Con su mensaje de superación ha logrado impresionar en diferentes lugares de Estados Unidos, Centromérica y Suramérica. No importa si está en un escenario ante una multitud o solo frente a su computadora dándole riendas sueltas a su ingenio, para Iván la misión de evangelizar late constantemente dentro de su humilde corazón.

ALMA VANESSA SÁNCHEZ / Especial para El Nuevo Día 
 Fuente: Facebook, Página de Iván 2filoz

Aquí les dejo uno de sus videos...


Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Conocer a Dios





Más que conciencia

Antes que nada, cuando hablo de conocer a Dios, no me estoy refiriendo a estar conscientes de la existencia de Dios. Decir simplemente que Dios existe no dice mucho acerca de él, porque sería difícil no percibirlo de alguna manera si sabemos que él es un ser que lo abarca todo. Por tanto, cuando hablo de conocer a Dios, quiero decir más que estar consciente de su existencia.

Más que información

En segundo lugar, cuando hablo de conocer a Dios, quiero decir más que tener información acerca de él; es decir, saber que Dios es el Creador o el Poderoso, el Grande, el Majestuoso. Todos estos calificativos son ciertos, pero son insuficientes cuando hablamos de conocer a Dios.

Más que religión

Conocer a Dios significa más que tener una experiencia religiosa con Dios, o decir que podemos sentirlo. Es legítimo tener una experiencia emocional y religiosa con Dios, pero conocerlo significa más que eso.

Conocer a Dios implica más que conciencia, más que información y más que una experiencia religiosa. Conocer a Dios es tenerlo trasmitiéndote lo que Él es; es entrar en una relación con Dios, de tal manera que lo que Él es afecte lo que somos. Una de las grandes tragedias de hoy es que uno puede ir a una iglesia y tener una conciencia de Dios; ir a una iglesia y tener información acerca de Dios; y si tu iglesia tiene un gran coro, puedes ir a ella y "sentir" a Dios. Pero puedes salir de la iglesia sin que Dios nunca haya afectado tu vida.

Secreto

Me agrada lo que el gran predicador Charles Spurgeon dijo a su iglesia un domingo: Creo... que el estudio apropiado de los elegidos de Dios es Dios mismo; el estudio apropiado de un cristiano es la Deidad. La ciencia más elevada, la más excelsa reflexión, la más encumbrada filosofía, que puedan cautivar la atención de un hijo de Dios, es el nombre, la naturaleza, la persona, la obra y los hechos, y la existencia del gran Dios a quien llama su Padre.

Por eso, así dicen las Escrituras: "No se alabe el sabio en su sabiduría, ni se alabe el valiente en su valentía, ni se alabe el rico en sus riquezas. Más bien, alábese en esto el que se alabe: en entenderme y conocerme." Jer 9:23 El secreto para conocer a Dios es dedicar tiempo al estudio de Dios. El estudio de Dios es la actividad más significativa de la vida.

Pero no sólo la más significativa de la vida, sino además la más auténtica. En Juan 17, Jesús ora con estas palabras: "Padre, la hora ha llegado. Glorifica a tu hijo para que el Hijo te glorifique a ti, así como le diste autoridad sobre todo hombre, para que dé vida eterna a todos los que le has dado. Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo a quien tú has enviado." La vida nunca podrá ser lo que estuvo destinada a ser para cada uno de nosotros, a menos que consista en la vida de Dios vivida en nosotros.

Conocer a Dios es vivir la vida como Él se propuso que la viviéramos. Por eso es que Jesús dijo que Él había venido para darnos vida y para darla en abundancia. La vida nunca podrá ser vivida como Dios se propuso que fuera vivida, sin el conocimiento de Él. Sin embargo, muchos de nosotros queremos vivir nuestra vida utilizando nuestro insignificante cerebro para comprenderlo todo. Queremos una vida de calidad sin un Dios de calidad que nos diga lo que tenemos que hacer. Pero no podremos tenerla. Nuestro cerebro es demasiado pequeño, nuestro conocimiento demasiado limitado, y nosotros demasiado finitos para vivir la vida que estamos llamados a vivir, aparte del conocimiento de Dios.

Si quieres la vida no vayas tras ella. Ve tras el conocimiento de Dios, porque la vida auténtica significa conocerlo a Él. Si no estás teniendo éxito en tu vida, es porque no estás teniendo éxito en el conocimiento de Dios. Lo que necesitas no es buscar la vida, sino a aquel que puede darle la vida.

Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, 
y a Jesucristo, a quien tú has enviado.  
Jun 17:3


Fuente: Nuestro Dios es maravilloso, Tony Evans
Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

La alegría del Carnaval

Por estos rincones australes del planeta, todos los años se celebra una fiesta llena de color, música y danza: se trata del Carnaval. Son famosos los carnavales de la ciudad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos (Argentina) y los de Río de Janeiro (Brasil). Muchas personas trabajan durante todo el año para realizar las coreografías, los trajes y las carrozas. Miles de turistas son atraídos por estas celebraciones, que no son exclusivas de Latinoamérica.

También se celebra en otras latitudes, en varias ciudades de Italia y en París, Francia.

El Carnaval es festejo durante el cual los protagonistas realizan desfiles utilizando disfraces y máscaras, acompañados por música y un gran despliegue de brillo, color y sensualidad. Son muchísimas las personas que asisten y participan como espectadores de lo que para ellos es la gran diversión anual. Pero la fiesta no es tan simple e inofensiva como parece.

Origen

El término "carnaval" proviene de "carnevale", palabra italiana que significa “Adiós Carne”. Esto tiene un doble significado: 1. adiós a la carne porque ya se viene la Cuaresma y la Semana Santa y por lo tanto existe una necesidad de comer todo lo posible, en cuanto a lo carnal se refiere; 2. otro adiós a la carne, porque viene la prohibición de las relaciones sexuales. Luego de las fiestas familiares de la Navidad, llegan éstas donde el desenfreno y la alegría desorientan, para luego caer en los días tristes de la Cuares ma, según la tradición.

El carnaval tiene su origen en las fiestas paganas que se realizaban hace más de 5.000 años en Sumeria y Egipto y en las saturnales del Imperio Romano, que veneraban a Saturno, señor de la cosecha. Eran ritos de purificación, celebrados en el mes de febrero y que daban cuenta del pasaje de un año a otro en el que se producía la renovación del cosmos. En esos festejos los romanos se entregaban a los designios de una deidad de la mitología griega, Momo, dios de la burla y la locura, famoso por divertir a los dioses del Olimpo con sus críticas agudas y mímica grotesca.

Más tarde, en la Edad Media, ya era costumbre que en las llamadas "fiestas de la locura" la gente gastara bromas en lugares públicos oculta detrás de un disfraz. La Iglesia Católica intentó poner un freno, aunque sin éxito. Así, los carnavales fueron incorporados al calendario cristiano y concebidos como un período de excesos permitido antes de la abstinencia de Cuaresma. Los festejos duraban hasta tres días antes del Miércoles de Ceniza. Estas costumbres se difundieron desde Roma hacia Europa y más tarde llegaron a América, de la mano de los conquistadores.

Unos 2000 años antes de Cristo, en Babilonia se veneraba al dios fundador Marduk, en el colosal templo que lindaba con los famosos jardines colgantes. Durante el inicio de cada primavera, se efectuaban las primeras celebraciones, que duraban cinco días. El festejo era el marco en el que se invertían los roles de todas las jerarquías y autoridades babilónicas, al punto en que los sirvientes llegaban a darles órdenes a sus amos. No sólo se faltaba a las leyes, sino que también se ridiculizaba la justicia.

Es así como a través del tiempo estos festejos fueron adquiriendo diversas formas, llegándose a bautizarlos como “Carnaval” recién a fines del siglo XV en Europa. Es allí donde la costumbre de usar máscaras adquirió un origen religioso espiritual, que derivaba del culto a los muertos.

Fueron los primeros conquistadores españoles los que importaron esta costumbre al Río de la Plata, y con la primera oleada inmigratoria en suelo argentino, a principios de 1900 se sentaron las bases de este ritual. En Buenos Aires, el primer corso oficial se realizó en 1869. Al despuntar el siglo XX, cada barrio tenía su murga. Los corsos se desarrollaban en las calles y estaban compuestos por agrupaciones de jóvenes artistas que junto con los músicos y las mascaritas animaban la jornada. Frecuentemente eran organizados por vecinos y comerciantes de los distintos barrios. Las plazas y las fachadas de los edificios se adornaban con guirnaldas, banderines y lamparitas de colores, que dibujaban exóticas figuras.

Hoy en día

Aunque hoy se haya transformado en un mero divertimento, como hemos visto este festejo tuvo en sus inicios condiciones de ritual. La premisa era poner el mundo al revés, desequilibrar y desequilibrarse disfrutando de lo pagano para afrontar luego la Pascua alejados de los pecados de la carne. Aquí se rescata la verdadera intención del Carnaval, que hoy permanece oculta tras las máscaras.

Las celebraciones del carnaval en muchos casos, trae aparejado libertinaje sexual, desenfreno, alcohol, drogas y hasta violencia, además de prácticas idólatras y rituales, que aún hoy día se realizan en varias ciudades del mundo.

Andemos como sabios

Conociendo el origen de ciertas costumbres, podemos evaluar qué tan inofensivas son. Además, la Biblia enseña que todo nos es lícito pero no todo conviene. Antes de asistir a estas celebraciones, consideremos si participar de estos espectáculos enaltece en algo al Señor, o nos edifica, o les hace bien a nuestros hijos...

Amigo, si en tu corazón albergas el pensamiento de que sólo buscas algo de alegría, recuerda que la Palabra de Dios enseña que sólo en la presencia de Dios hay plenitud de gozo.

http://www.jesus100x100vida.org 
http://www.carnaval.com.do http://www.clarin.
com/suplementos/viajes/2006/01/29/v-01710.htm


Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Día de los enamorados

El 14 de febrero se festeja en varios lugares del mundo el Día de San Valentín, también conocido como El Día de los enamorados
¿Está expresada la historia del día de San Valentín en la celebración de hoy en día con suculentos chocolates, bellas tarjetas, y centelleantes anillos de compromiso? ¿Cuál es la historia detrás de tan comercial celebración?

Algunos dicen que el nombre viene de un obispo llamado Valentín, quien estuvo comisionado en el Imperio Romano. Claudio II era el Emperador en ese tiempo. Él pensaba que los hombres solteros eran mejores soldados, así que decidió crear una ley para que los hombres jóvenes no pudieran casarse. Cerca del 270 A.D. Valentín se compadeció de los soldados aislados a quienes no se les permitía casarse ni ver a sus enamoradas.

Valentín se convirtió en un defensor de estos jóvenes amantes y comenzó a efectuar matrimonios secretos. Pronto fue descubierto y puesto en prisión. El Emperador Claudio II trató de persuadir a Valentín para que adorara a los dioses romanos, pero Valentín rehusó. En cambio, Valentín trató de convertir a Claudio a la cristiandad y fue sentenciado a ser ejecutado el 24 de febrero del 270.

Otra versión de la historia del Día de San Valentín dice que Valentín se enamoró de la hija de su carcelero. Justo antes de morir, le envió una nota firmada “de tu Valentín.” Un aura de romance rodeó su muerte y aquellos que supieron acerca de esto divulgaron el cuento. El obispo Valentín se convirtió en San Valentín y su fama se extendió a Inglaterra y Francia.

Después de su muerte, Valentín se convirtió entonces en lo que se conoce como un “Santo Patrón.” Algunos le consideraron el protector espiritual de un festival anual en el cual jóvenes romanos distribuían tarjetas de afecto a aquellas a quienes querían ver formalmente. Este festival se celebraba cada 14 de febrero. Existen tarjetas de San Valentín en museos alrededor del mundo desde 1415. Febrero ha sido el mes para celebrar el amor desde la Edad Media.

Símbolos del Día

Los símbolos comunes del Día de San Valentín en esta era son Cupidos, corazones, rosas, ositos de peluche y palabras de adoración. Los niños intercambian tarjetas de San Valentín decoradas con los más famosos personajes cómicos y de las tiras cómicas. Los adultos han continuado la tradición de intercambiar tarjetas lo cual hace de este día, después de la Navidad, la segunda festividad del año en donde se envían más tarjetas.

Cupidos con arcos y flechas representan la mitología romana. Cupido era el hijo de Venus, la diosa del amor. El flechazo daría en el blanco de la insospechada persona o dios deseado, haciéndolo enamorarse.

La historia del Día de San Valentín comenzó en una era de tradiciones de cortesía. Historias de cómo mujeres eran cortejadas con grandes gestos de galantería florecen en las novelas románticas de hoy. Todos queremos ser deseados - ser amados y aceptados.

Dios ha llenado esta necesidad a través del acto de mayor amor alguna vez consumado en la historia del mundo. Dios nos amó tanto que envió a Su Hijo a la tierra a vivir como hombre. Estamos separados de Dios debido a nuestro pecado, así que Dios proveyó una manera para que nosotros pudiésemos pasar la eternidad con Él en el cielo. En un gran acto de amor, Jesús murió en la cruz como un sustituto perfecto por cada uno de nosotros. Murió, fue sepultado y resucitó. Cuando reconocemos Su regalo y lo aceptamos, Él viene a guiar nuestras vidas y a amarnos como nunca hemos sido amados.

http://www.allaboutpopularissues.org/spanish/dia-de-san-valentin.htm







 
Image and video hosting by TinyPic
Leer más...