Cómo te ves? | Palabra del Día


Tú formaste mis entrañas; me hiciste en el seno de mi madre.

reflexion-corta





La tecnología de hoy en día nos permite ver y conocer a nuestros hijos en gestación de una manera nunca antes imaginada. 


Así es la ecografía 5D, en la cual se ve con precisión el rostro del niño y nos revela su estado neurológico, entre otras cosas. Sin embargo, a medida que vemos estas imágenes, es importante recordar que esta visión es solo un reflejo de la visión perfecta que Dios tiene de nosotros desde el momento en que estamos en el útero materno.

La Biblia nos dice que Dios creó nuestras entrañas y nos formó en el vientre de nuestra madre. Nos alaba por ser una creación admirable y sus obras son maravillosas. Dios conoce cada uno de nuestros huesos desde el momento en que estamos siendo formados en el útero. Sus ojos vieron nuestro cuerpo en gestación, todo estaba escrito en su libro y cada uno de nuestros días estaba diseñado, aunque no existiera uno solo de ellos. ¿Te imaginas cuánto te conoce Dios? o mejor dicho, desde cuando te conoce!! Él te ha visto como nadie más te vio, ni siquiera una ecografía súper moderna que se haya usado para el control del embarazo de tu madre.

La verdadera maravilla de la vida humana es la forma en que Dios nos ve. A través de su amor y su gracia, somos vistos como creaciones únicas e increíbles. Pero no solamente nos vio desde que estábamos en el vientre materno, sino que en ese momento supo que nosotros somos una creación admirable.

Tal vez hayas imaginado muchas veces cómo era tu bebé mientras lo estabas gestando. Desde afuera pensamos en su perfección, y a medida que lo vemos durante el embarazo con toda la tecnología, cada vez más esperamos el momento de verlo cara a cara, teniendo ya una buena idea de cómo es. Pero sabes, la visión de Dios es mucho más perfecta que la que nosotros podemos tener o imaginar.

Dios te conoce desde siempre, te ha visto desde antes de nacer, y te sigue viendo cada día. Es un verdadero y maravilloso milagro haber sido creadas por nuestro Padre, el Creador por excelencia que se caracteriza por hacer todo bien.

Déjame preguntarte, 

¿Cómo te ves a ti misma en comparación con cómo Dios te ve?




Entradas que pueden interesarte