Cristo es nuestra vida



La Biblia declara que Cristo es nuestra vida de muchas maneras. No obstante, el significado de la expresión “Cristo es nuestra vida” no es tan simple. Veamos 1 Corintios 1:30. Podemos dividir este pasaje en dos secciones. La primera dice: “Mas por El estáis vosotros en Cristo Jesucristo”. Esto se refiere a la relación que nosotros tenemos con Cristo. La segunda dice: “El cual nos ha sido hecho de parte de Dios sabiduría”. Esto se refiere a la relación que Cristo tiene con nosotros. Dicho de otra manera, este versículo muestra que nosotros estamos en Cristo, y que Cristo está en nosotros. Debemos prestar atención a estos dos aspectos. Algunos cristianos dan énfasis al primer aspecto, y otros, al segundo. Si somos parciales y damos énfasis a uno de los dos, esto nos ocasionará problemas y afectará nuestra vida cristiana. Debemos tener un conocimiento apropiado de ambos. Debemos saber que estamos en Cristo y que El está en nosotros. Dios nos dio al Señor Jesucristo, no como maestro ni como modelo, sino para que sea nuestra vida; de tal manera que Su vida se manifieste por medio de nosotros. Si no tenemos la vida de Cristo, no podemos ser cristianos. Sin embargo, si la tenemos y no sabemos cómo llegó a ser nuestra, no podemos manifestarla.

¿Cómo puede Cristo ser nuestra vida? 

Esta es una pregunta muy importante. El Señor Jesucristo es Dios y a la vez hombre. Entonces, ¿cómo puede El ser nuestra vida? Esto parece imposible. Nosotros no podemos solucionar este problema, pero Dios sí puede. El puede hacer lo que el hombre no puede.

Dice 1 Corintios 1:30 que Dios hizo esta obra. Si no fuera así, Cristo no habría podido ser nuestra vida. La primera parte de este versículo dice: “Mas por El estáis vosotros en Cristo Jesucristo”. Esto indica que la primera parte de la obra fue llevada a cabo por Dios. Y añade: “El cual nos ha sido hecho de parte de Dios sabiduría”. Esta segunda parte de la obra también fue realizada por Dios. Nosotros no podemos hacer que el Señor Jesucristo sea nuestra sabiduría; El “nos ha sido hecho sabiduría de parte de Dios”. Por lo tanto, el hecho de que Cristo sea nuestra vida, es algo que Dios mismo ha logrado. Nada de esto sería posible si Dios no lo hubiera hecho. Sin El no podemos hacer nada.

Dios hizo que Cristo sea nuestra vida.


Dios desea que Cristo sea nuestra vida. Pero ¿qué hizo para lograr esto? Primero, nos puso a nosotros en Cristo y luego puso la vida de Cristo en nosotros. Dios primero estructura nuestra relación con Cristo. Si no tenemos una relación con Cristo, no podemos tenerlo como nuestra vida. Primero nosotros somos puestos en Cristo y luego Cristo en nosotros.


Fuente: Cristo nuestra sabiduría. W. Nee 

Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, 
entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. 
Col 3:4

Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

El niño de Belén





Nació como un bebé pequeño nada más,
como uno entre tantos que a la vida nacen ya.
No ocurrió nada más, era un niño.
Nació y ninguno pregunto si de mayor
Él tendria gran poder para sanar,
si andaria por el mar.
Era un niño,
nacio y ninguno pregunto si iba a morir,
si la gente algun lo iba odiar
si seri el Redentor,
si traeria libertad.

¿Quién pensó que aquel niñito moriría en la cruz
trayendo a nuestro mundo nueva aurora de luz
y una nueva vida y una oportunidad
de llegar al Padre una vez más?
¿Quién pensó que al tercer dia iba a resucitar
batiendo al infierno y al a muerte fatal,
abriendo nuevos tiempos de felicidad
Por amor, por amor a tí...

Hoy nuestro mundo se ha olvidado de Jesús
han cambiado su victoria por placer terrenal.
De Su cruz queda ya un recuerdo
vivir matar si es necesario alguna vez
cortar la vida antes de que pueda aun nacer
y del niño de Belén un recuerdo;
jugar a ser una mejor generación
marcharse si es posible del hogar sembrar
odio y rencor, sin saber perdonar...

Escucha en esta hora la Eterna verda
que el niño de Belén un día va a regresar
y en Gloria en poder Él juzgará tanta maldad
marcando frontera final
y todo el universo le podrá contemplar
y toda obra oculta a la luz nacerá
Su iglesia marchará con Él a un nuevo lugar,
un hogar, un dulce hogar que Él prepara ya.

Marcos Vidal

 Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Noche de Paz







NOCHE DE PAZ, NOCHE DE AMOR
TODO DUERME EN DERREDOR
ENTRE LOS ASTROS QUE ESPARCEN SU LUZ
BELLA, ANUNCIANDO EL NIÑITO JESÚS
BRILLA LA ESTRELLA DE PAZ
BRILLA LA ESTRELLA DE PAZ.

NOCHE DE PAZ, NOCHE DE AMOR
OYE HUMILDE EL FIEL PASTOR
COROS CELESTES QUE ANUNCIAN SALUD
GRACIAS Y GLORIAS EN GRAN PLENITUD
POR NUESTRO BUEN REDENTOR
POR NUESTRO BUEN REDENTOR

NOCHE DE PAZ, NOCHE DE AMOR
VED QUÉ BELLO RESPLANDOR
LUCE EN EL ROSTRO DEL NIÑO JESÚS
EN EL PESEBRE, DEL MUNDO LA LUZ
ASTRO DE ETERNO FULGOR
ASTRO DE ETERNO FULGOR.



Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Gloria in Excelsis Deo



Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada. En esa misma región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños. Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor. Pero el ángel les dijo: "No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. Hoy les ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. Esto les servirá de señal: Encontrarán a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre." De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían:  "Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad." Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: "Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer." Así que fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre. Lc 2:8-16





Ángeles que hemos escuchado en lo alto, 
Cantando dulcemente a través de la noche, 
Y las montañas, en respuesta 
Haciéndose eco de su alegría valiente. 

Pastores, ¿por qué esta celebración? 
¿Por qué estas canciones de ánimo feliz? 
¿Qué gran claridad se vio? 
¿Qué buena nueva se dio a conocer?

Gloria in Excelsis Deo
Gloria in Excelsis Deo

Vamos a Belén a ver 
Aquel cuyo nacimiento 
hace cantar a los ángeles; 
Vamos, a adorar de rodillas 
Cristo, el Señor, el Rey recién nacido. 

Véase lo previsto en un pesebre 
Que los ángeles por encima de la alabanza; 
María, José, prestan su ayuda, 
Nos hace elevar nuestros corazones en el amor. 

Gloria in Excelsis Deo 
Gloria in Excelsis Deo 
Angels We Have Heard On High - de Sixpence None The Richer


Image and video hosting by TinyPic

Leer más...

Navidad es Reconciliación

La mayor parte de la historia universal es un relato de conflictos. Durante los últimos 5.560 años ha habido cerca de quince mil guerras, y ésas san sólo las que se conocen hoy. Hoy en día, en el mundo se están librando treinta y dos guerras, grandes y pequeñas. Pareciera que los seres humanos


no tenemos mucho talento para vivir en paz con nuestros semejantes. Somos mucho mejores para los desacuerdos, las peleas y las contiendas. Hace cien años, existía la creencia popular de que si se pudiera educar al mundo, todas las guerras desaparecerían. Pero luego de dos guerras mundiales entre las naciones más cultas del planeta, ese ingenuo optimismo se desvaneció. Sin una transformación del corazón, la educación simplemente nos permite concebir modos más sofisticados de matarnos unos a otros. Hay muchas personas brillantes en prisión. Una mente culta no produce automáticamente un corazón pacífico. Lo que el mundo necesita desesperadamente es la reconciliación.

Jesús vino para que, por medio de Él, nos reconciliemos con Dios

 Dice la Biblia:

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesucristo, por quien hemos recibido ahora la reconciliación. Ro 5:8-11

Las personas lejos de Cristo sienten una falta de plenitud en sus vidas, pero que no saben lo que andan buscando. "Algo me falta", dicen, o "la vida tiene que ser algo más que esto!" En consecuencia, prueban toda clase de remedios, actividades, logros, drogas y aventuras, en un intento por llenar el vacío que hay en sus corazones cuando lo que necesitan es reconciliarse con Dios. Nada puede suplir la relación rota con Dios. La buena noticia de la Navidad es que Jesús vino a ser el puente de reconciliación entre el ser humano y Dios.

Para los que amamos al Señor, la reconciliación es un hecho y la podemos experimentar a diario. Pero no sólo es para nosotros. Dice: Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo! Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: "En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios." 2Co 5:17-20

Somos reconciliadores. Navidad es la época ideal para ejercitarse en este bendito ministerio.

Dios te bendice
Bibliogr: Biblia RV, NVI. El propósito de celebrar la navidad, R. Warren
Leer más...

Navidad: Tiempo de salvación


Cuando se cumplió el tiempo, Dios envió a su Hijo, que nació de una mujer, 
sometido a la ley de Moisés.
Gá 4:4 DHH


Hablar de Navidad es hablar de salvación. Si ahora hiciéramos una encuesta entre las personas que no conocen a Dios, preguntándoles qué es la salvación y de qué necesitan ser salvados, las respuestas podrían ser parecidas a estas:

  • de las deudas que tengo
  • de trabajar tantas horas y ganar poco dinero
  • de la inseguridad en el lugar donde vivo
  • de mi pasado, que me tiene atado
  • de mis enemigos

En el ámbito cristiano, la salvación se define generalmente como la liberación del pecado, del yo y del infierno. Definitivamente, incluye todo eso, pero también abarca mucho más. No sólo somos salvados de algo malo, sino que somos salvados para algo bueno. La Biblia dice que por nuestra unión con Jesucristo, Dios nos creó para que vivamos haciendo el bien. Dios tiene un propósito extraordinario y un plan para bendecir tu vida. La salvación también significa que recibes la libertad y el poder para cumplir el propósito de tu vida.

El anuncio de la salvación para todo aquel que quiera aceptarlo, es la segunda declaración en el mensaje de Buenas Noticias que el ángel les da a los pastores de Belén en la primera Navidad: «Hoy les ha nacido un Salvador, que es Cristo el Señor». (Lc 2:11 NVI). Este Salvador es para ti. Él vino por tu bien. Jesús es un Salvador personal. ¿Qué significa eso? Cuando alguien dice: «Jesucristo es mi Salvador personal», o cuando alguien te pregunta: «¿Eres salvo?», ¿a qué se refieren? Es probable que no hayas pensado mucho en tu necesidad de un Salvador o de qué necesitas ser salvado. Cuando la gente piensa en la salvación espiritual, con frecuencia tiene un concepto muy estrecho: piensan que la salvación sólo consiste en salvarse del infierno.


Sin embargo, cuando Dios envió a Jesús para que fuera nuestro Salvador, tenía en mente mucho más que un seguro contra el fuego. El regalo de la verdadera salvación de Dios es la libertad, el propósito y la vida en tres dimensiones. Incluye tu pasado, tu presente y tu futuro. Jesús te salva de algo. Jesús te salva para algo. Jesús te salva por algo.

JESÚS VINO A SALVARTE DEL PECADO Y DE TI MISMO

¿Estás de acuerdo conmigo en que TÚ eres la causa de la mayoría de tus problemas? Incluso cuando otras personas te causan problemas, tu respuesta natural con frecuencia los empeora. Si fueras sincero contigo mismo, reconocerías que tienes hábitos que no puedes romper, pensamientos que no deseas tener, emociones que no te gustan, e inseguridades y temores que no puedes ocultar; sin mencionar los remordimientos y los resentimientos que te tienen atrapado, además de todas aquellas cosas que desearías no haber dicho jamás.

Para que se produzca un cambio, éste debe comenzar en tu corazón. Todos nacemos con una inclinación natural de seguir nuestro propio camino, en lugar del camino de Dios. Esta tendencia a elegir de forma equivocada, en lugar de tomar las decisiones correctas, se llama pecado. Pecado es cualquier pensamiento o acción que le niega a Dios el primer lugar en mi vida; un lugar que Dios tiene todo el derecho de ocupar. El pecado es nuestro mayor problema y es un problema universal. Tú y yo pecamos todos los días con nuestras palabras, pensamientos y acciones. La Biblia dice: "Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga el bien y nunca peque". "Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la verdad no está en nosotros. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a Él mentiroso".

Lo peor es que el pecado crea un hábito. Cuanto más lo hacemos, tanto más fácil nos resulta. Si alguna vez trataste de abandonar una adicción, mantenerte a dieta, o cambiar tu vida, apoyándote tan sólo en tu fuerza de voluntad, sabes lo frustrante que es eso. Consciente e inconscientemente, nuestras acciones proclaman: ¡No necesito a Dios, quiero regir mi propia vida y ser mi propio Dios!. Siempre que uno hace lo que quiere, en lugar de hacer lo que Dios le dice que haga, actúa como si fuera Dios. Esa lucha con Dios crea enormes conflictos y estrés en la mente, en el cuerpo y en las relaciones. Esta actitud de obstinación orgullosa genera que te desconectes de Dios y te sientas lejos de Él y que tus oraciones rebotan en el techo.

Si te sientes lejos de Dios, ¿adivina quién se ha distanciado? 

La Biblia dice: "El problema está en que sus pecados los han separado de Dios". Nuestra desconexión de Dios, que nace de nuestra inclinación contumaz a pecar, es la fuente de todos los problemas humanos en la tierra. En un nivel personal, esa desconexión causa preocupación, temor, ansiedad, confusión, depresión, conflicto, desaliento y vacío interior. Nos lleva a actuar de manera que engendra culpa, vergüenza, resentimiento y pesar. Dios no te creó para que vivieras desconectado de Él, por eso, cuando esto ocurre, sufres tensión y te sientes espiritualmente vacío.

En un nivel global, vemos el efecto del pecado en todo nuestro entorno: guerra, injusticia, corrupción, pobreza, tráfico sexual y todos nuestros otros problemas sociales. Incluso muchas enfermedades son causadas por nuestra rebeldía contra las normas divinas para una vida sana. ¿Quién puede salvarnos? El gobierno no puede; tampoco las empresas privadas ni los centros académicos pueden salvarnos. Estas entidades sólo pueden ocuparse de los síntomas y resultados visibles del pecado pero cualquier solución duradera debe empezar en el corazón, y sólo Dios puede transformar los corazones. 

EL PROPOSITO DE CELEBRAR LA Navidad – Rick warren
Image and video hosting by TinyPic

Leer más...

Magnificat


A este pasaje se le ha dado el nombre de el Magníficat. Este nombre se deriva del latín y significa “engrandecer”. Es un maravilloso himno de alabanza al Mesías y es parecido al canto de Ana en 1 S 2:1–10. Tiene cuatro partes: alabanza inicial (vers. 46, 47); acción de gracias por la misericordia de Dios a María (vers. 48–50); declaración de profundos cambios en el orden social (vers. 51–53) y concluye con una alabanza por la misericordia de Dios para Israel (vers. 54–55).


Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Navidad: el mensaje de Jesucristo

El mundo de principios del tercer milenio necesita oír el mensaje de Jesucristo.

Hoy en día, aquel que quiera investigar algo sobre Jesús tiene mucho dónde elegir. Aunque sólo hay un Jesús, la labor de reconstrucción que los investigadores han hecho a lo largo de la historia ha dado lugar a diferentes representaciones de él. De hecho, algunos escépticos han llegado a decir que ¡hay tantas representaciones de Jesús como expertos especializados en el tema! Esto no deja de ser una exageración; sin embargo, es cierto que después de tanta investigación, nos encontramos ante unas cuantas opciones.

La reconstrucción de Jesús que cada persona escoja tiene mucha importancia, tanto para el propio sistema de creencias, como para la práctica diaria de la fe cristiana. Si, por ejemplo, sostenemos que era un campesino que se enroló en una revuelta campesina contra las autoridades de Jerusalén (y los romanos), y si creemos que Jesús es relevante para nuestras vidas como cristianos, entonces creeremos que debemos luchar contra las autoridades y contra las injusticias sociales contemporáneas. Así que reconozcamos que el retrato de Jesús que escojamos importa mucho, ya que la imagen que de él tengamos será el ejemplo que propondremos para los cristianos.

Reconozcamos que los cristianos evangélicos también tenemos un retrato concreto de Jesús, ya que creemos que los evangelios son históricamente fiables. De hecho, todos intentamos reconstruir de la mejor manera que podemos a aquel Jesús, leyendo, escuchando, siguiéndole. Si todos fuéramos sinceros y pasáramos la imagen que tenemos de Jesús por el tamiz de los evangelios, nos daríamos cuenta de que muchas veces nuestras reconstrucciones no son más que el reflejo de nuestras esperanzas y una proyección de lo que nosotros creemos que él deberla ser. Nuestro objetivo, como honestos lectores de los evangelios y verdaderos seguidores de Jesús, debe ser encontrar al Jesús real y aceptar ese descubrimiento. Para ello, obviamente, debemos renunciar a las imágenes que nos hemos hecho de él.




Aquellos que hoy, en la actualidad, estudian a la persona de Jesús, se tienen que enfrentar con una gran multitud de opciones: desde que Jesús es el Señor y Salvador, y fundador de la Iglesia, hasta que fue un hombre sabio, un religioso extraordinario, o un revolucionario social. Si queremos ser sinceros sobre Jesús y la información que tenemos, debemos optar por ese Jesús que satisface todas las evidencias que los historiadores han observado, y que también explican por qué tanta gente ha encontrado en Él algo que les lleva a ir a la Iglesia cada semana a adorarle.  


Lo que Jesús vino a ofrecer en la antigüedad, lo sigue ofreciendo en la actualidad. 
Si no eres un seguidor de Jesús, 
aún tienes la oportunidad de poder conocer al Cristo resucitado y formar parte de su reino. 
Pero para ello, tienes que creer confiadamente en Jesucristo y en su evangelio.
Si estás buscando al Dios del universo, te animamos a considerar que Jesús dijo ser Dios, entrando en la historia para ofrecernos una relación personal con Él.

Fuente: Jesús bajo sospecha, Una respuesta a los ataques contra el Jesús histórico, Michael J. Wilkins & 1. P. Moreland, eds. 2003 por Editorial Clie
Foto: http://art.jkirkrichards.com/


Leer más...

Navidad: cristianos en acción

Una mirada objetiva

Desde hace algunos días, ya se respira aroma de Navidad. Las tiendas lucen sus árboles decorados, y sus ofertas navideñas. Las calles de las grandes ciudades ya se ven decoradas de luces, renos y Papá Noel o Santa Claus. Y esto ocurre a nivel mundial.

Es la mayor festividad anual en todo el mundo. Otras celebraciones duran un solo día, pero el clima de celebración de la Navidad se extiende durante todo un mes. Durante la temporada de Navidad millones de personas abandonan sus quehaceres rutinarios para adornar sus casas, enviar tarjetas con mensajes navideños, comprar regalos, ir a fiestas de Navidad, asistir a servicios religiosos, cantar villancicos, ver programas especiales de la televisión dedicados a la Navidad y hacer largos viajes para reunirse con sus familias. Los espectáculos y los sonidos de la Navidad inundan el ambiente. Hay establecimientos, e incluso profesiones que se dedican exclusivamente a la preparación y celebración de esta fiesta.

La noche en que la historia cambió

Aunque para algunos este dato pase desapercibido, lo cierto es que cada vez que revisamos el calendario, mencionamos una fecha o la escribimos, estamos usando a Jesucristo como punto de referencia. La historia se basa en Cristo para dividir los tiempos en AC (antes de Cristo) y DC (después de Cristo).
Cualquier otro acontecimiento en la historia y cualquier fecha actual en nuestra agenda, se cuentan a partir de los días y años que han transcurrido desde que Jesucristo vino a la Tierra.

La noche en que Jesucristo nació en Belén, un grupito de pastores humildes cuidaba tranquilamente sus rebaños de ovejas en un campo cercano. Mirando las estrellas, nada parecía ser diferente de tantas otras noches. Pero lo que estaba a punto de ocurrir transformaría no sólo las vidas de los pastores, sino también millones y millones de otras vidas. El mundo no volvería a ser igual. De repente, un resplandor brillante iluminó el cielo, y un ángel de Dios apareció sobre ellos y comenzó a hablarles: era portador de la buena noticia que traería alegría a todo el pueblo.

Al rescate del valor cristiano de la navidad

Aunque grandes firmas de tiendas hayan prohibido a sus empleados decir "feliz navidad", y se fomente la decoración con la figura de Papá Noel o Santa Claus, el hecho es que la celebración conmemora el nacimiento de Jesucristo.

En España, organizaciones cristianas realizaron recomendaciones que reivindican austeridad y tradición, otras se han puesto manos a la obra para contrarrestar el consumismo imperante en estas fechas. Así, desde hace años, la asociación HazteOir ha puesto en marcha la difusión de unas «balconeras» para colgar de las viviendas de cara a la calle, en las que, hasta este año, se veían unas imágenes clásicas del Niño Jesús, con María y José en el pesebre.

En los Estados Unidos de Norteamérica, la Asociación Americana de Familias ha reiniciado su campaña de boicot a los comercios que renuncian o «censuran» el sentido cristiano de la Navidad. «No son sólo vacaciones de fin de año. Para millones de americanos el dar y recibir regalos es en honor de Quien se dió a sí mismo», ha señalado Tim Wildmon, presidente de la AFA, organización que aglutina a más de dos millones de ciudadanos americanos.
La AFA, cada año, realiza un escalafón de empresas «amigas» y «enemigas» de una Navidad verdaderamente cristiana. Esta lista, publicada en su web, distingue entre las compañías que reflejan el espíritu cristiano de la Navidad, las que lo «marginan» y aquellas que, salvo pequeñas excepciones no hacen alusión al verdadero motivo de estas fechas. Además de esta clasificación, la AFA propone un «boicot» a algunas empresas. Este año la tienda de ropa GAP

ha sido la elegida por su anuncio navideño 2009 en el que menciona la Navidad de forma ofensiva al identificarla como una noche -y, por extensión, una temporada- para «hacer lo que te venga en gana».

Este tipo de campañas ha tenido gran éxito en los últimos años, cuyos protagonistas fueron otras marcas como «Lowe´s», «Wal-Mart», «Sears» y «Home Depot». Hace tres años, ninguna de ellas hacía mención a la Navidad en sus campañas. Es más, en «Wal-Mart», se llegó a prohibir a los empleados decir «Feliz Navidad», sustituyéndolo por un frío «Felices Fiestas». Ahora, las cuatro han contactado con la AFA de forma previa para mostrarles sus campañas promocionales, que, según aseguran, están «llenas de Navidad». En 2006, el Servicio Postal Real del Reino Unido fue duramente criticado cuando presentó los seis sellos especiales para estas fechas. Ninguno de ellos reflejaba ni un sólo motivo cristiano, como sí se había hecho en ocasiones anteriores. Incluso desde la Iglesia de Inglaterra y algunos parlamentarios británicos se criticó con fuerza la medida.

Cristianos en acción

Gracias a Dios hay organizaciones cristianas que velan por estas cosas. Pero no son los únicos responsables de procurar el verdadero sentido de la Navidad. La iglesia del Señor Jesús se extiende por todas las latitudes del planeta. Cada uno de nosotros somos los actuales portadores de la buena noticia: Jesús nació por amor de Dios a los hombres, y sólo en Él hay salvación. Aprovechemos esta época para darlo a conocer y transmitir el verdadero mensaje de la navidad. Esto, no consiste sólo en palabras, enseñanzas o predicaciones, lo cual está muy bien, pero no es lo único. Revisemos todo lo que hagamos: las decoraciones de nuestras casas, las reuniones de celebración, las compras de los regalos... en cada detalle, aún con el más mínimo, se puede predicar de Jesús.

Preparemos el corazón para darle la gloria al Señor, en actitud de adoración. Oremos al Señor para celebrar con el verdadero Espíritu de la Navidad, que es el Espíritu Santo.


Info: http://www.camineo.info

Leer más...

Mil preguntas

HEME AQUI, ¡ENVÍAME A MI! 



Antes de toda la creación antes de todo lo que es, estabas tú, Dios. Solo. Perfecto, completo, sin necesidad. Pero ¿buscaste en el cielo vacío añorando algo más, algo que aún no nacía?

Hermoso video con hermoso mensaje hecho por la Iglesia de Willow Creek (Willow Creek Community Church)



http://www.willowcreek.org/home1.aspx
youtube



Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

No se trata de religión, sino de relación


¿Qué significa entrar en la presencia de Dios? En nuestras iglesias esta frase se usa para referirse a la adoración y a la oración. Muchos no entienden lo que realmente significa porque a menudo carecen de una genuina reverencia a Dios. Al no haber arreglado las cuentas con Dios en la semana, y llega el domingo, apresuradamente se pide perdón en el camino a la iglesia. Al llegar a la puerta ya se está listo para unirnse en oración a los otros creyentes. Se trata a la preciosa sangre de Jesús, como si cubriera temporalmente nuestras inmundicias, para así pecar una y otra vez. En lugar de amar a Jesús, hacemos uso de Él.

Dios no quiere que lo usemos a Él como un seguro de protección contra el infierno. Él quiere una relación, no una religión. Él quiere ser un Padre para nosotros. Él quiere comunión con nosotros.

Entrar en la presencia de Dios es estar en comunión con Dios. Comunión significa intimidad con nuestro Padre celestial por medio de la cual expresamos nuestro amor por Él, descubrimos Su voluntad, y, entonces la hacemos. Es entrar en la mente y el corazón de Dios mismo, para llegar a ser uno con Él y Sus propósitos. En este sentido, acercarse más a Dios no es asunto sencillo.

La llave para entrar

Cuando hablamos de buscar a Dios, debemos hablar de santidad, la cual es crucial porque "sin santidad nadie verá al Señor" (He 12:14). Jesús enfatizó esta verdad: "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios" (Mt 5:8). Se refieren a ver a Dios en la vida cotidiana, ahora, tener una íntima relación de amor con Él y entrar en Su presencia para conocer Su mente y corazón. Fue durante Su primera enseñanza pública que Jesús dijo que el de corazón puro verá a Dios, (Mt 5). No se estaba refiriendo a nuestra muerte y de ver a Dios en el cielo, sino a las actitudes con las que debemos vivir cada día en esta tierra. Nos estaba diciendo cómo permanecer en unidad con Dios.

¿Qué significa ser de limpio corazón? Limpio significa santo. Por eso Jesús decía: "Bienaventurados son los de corazón santo, porque ellos verán a Dios". Santo es "santificar", "apartar", "depurar". Cuando eres puro de corazón, tu mente está puesta en Dios y en Sus caminos. "Porque yo soy Jehová vuestro Dios, vosotros por tanto os santificaréis (pónganse aparte ustedes mismos) y seréis santos, porque yo soy santo" (Lv 11:44). "...Yo soy Jehová que os santifico" (Lv 20:8). (Jn 17:17; Ef 5:26).

La santidad tiene que ver con la separación, con que te sujetes a Dios y no te dejes influenciar por las personas que no se sujetan a Él y que tampoco creen en Su Palabra. En esencia, lo que Dios dice es: Si ustedes son santos, entonces Yo mismo me manifestaré ante ustedes. Si estás convencido de que Él hará lo que le ha prometido, si eres puro en lo que has creído y en lo que haces, entonces verás a Dios manifestado.

La santidad no es una presencia mística y misteriosa, sino práctica y real. Santidad significa integridad. Dios tiene integridad porque lo que Él dice, hace y es, son lo mismo. Dios hace siempre lo que Él dice hará porque Él es uno en Sí mismo. En el Antiguo Testamento si alguien entraba a la presencia de Dios sin estar santificado, moría. Dice el Señor: "Los limpios de corazón me verán" (Mt 5:8). Aquellos que están impuros no pueden ver a Dios. Cuando vamos a Dios en oración, debemos tener la misma integridad entre lo que decimos y lo que Él hace, porque la santidad es decir la verdad y luego vivir la verdad.

Dios dice: "Y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón" (Jer 29:13).  Si queremos encontrar a Dios, debemos ser claros en nuestros deseos de encontrarlo. Debemos decir como Jacob: "No te dejaré,  si no me bendices." (Gn 32:24-30).

Si no le buscas a Él con todo tu corazón, mente, pasión y atención, luego si Dios se presenta, significa que Él no está siendo fiel a Su Palabra, porque Él ha dicho que Él solamente vendrá si le buscas con todo tu corazón. Si Dios no fuera fiel a Su Palabra, entonces Él estaría actuando de manera impía. Si no contáramos con que Dios haga lo que Él dice que hará, no podríamos confiar nunca más en Él. Él tiene que ser fiel a Su Palabra, aun sí esto significara no contestar las oraciones que hacemos sin entusiasmo y sin creer.

Si buscas a Dios con todo tu corazón, mente y conciencia, si le buscas con todo lo que hay en ti, Él promete que le encontrarás y te deleitarás de estar en Su presencia.

Bibliograf: Biblia RV, Escritos sobre Oración, de W. Nee




Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

¿Cuál es tu signo? * Astrología


La astrología está incorporada a nuestra cultura, como tantas otras cosas de las cuales desconocemos sus orígenes y connotaciones. Para algunos es de vital importancia, para otros no, sencillamente la ignoran. También hay quienes dicen no creer en ella, pero leen el horóscopo a diario. Y otros, la incluyen como parte de su Curriculum o perfil de presentación.

Comienzos

La astrología comenzó en las antiguas civilizaciones mesopotámicas del Oriente Medio. No había distinción entre la astrología y la astronomía. Sin embargo, como los centros de enseñanza eran también centros de religión, la astrología natural se corrompió con la magia y los mitos y deidades paganos. Como resultado, comenzaron a coexistir dos formas de astrología: la astrología natural o astronomía y la astrología religiosa. El astrónomo Alejandrino Ptolomeo refinó la astrología para llegar a su forma actual en el segundo siglo d.C. Esta es la versión de la astrología que ha tenido mayor influencia en Occidente. Pero no es la única forma que existe.
La Astrología Horoscópica es un sistema que algunos dicen se desarrolló en la región mediterránea, específicamente en el Egipto Helenístico alrededor de los siglos 1 y 2 a.C. Sin embargo, ha sido practicada en la India desde tiempos ancestrales y la astrología védica es la forma más antigua de astrología Horoscópica en el mundo.

De qué se trata

Según la astrología occidental, el destino de cada ser humano se vería afectado en gran medida por el influjo de la posición de los astros, en el momento y lugar de su nacimiento, a partir de los cuales se obtiene su carta astral. El movimiento de los astros marcaría la suerte de individuos, e incluso de grupos, países, negocios, etc. Pretende conocer y predecir el destino de las personas, y con ese conocimiento pronosticar los sucesos futuros, conociemiento al cual se arriba mediante la observación de la posición y el movimiento de los astros. Las personas que practican la astrología sostienen que las posiciones de estos ejercen influencia o tienen correlación con los rasgos de la personalidad de la gente, los sucesos importantes de sus vidas, e incluso sus características físicas.

¿Qué dice la Biblia acerca de la astrología? 

En Jeremías 10:2,3b, dice Dios: "No aprendáis el camino de las naciones, ni de las señales del cielo tengáis temor, aunque las naciones las teman. Porque las costumbres de los pueblos son vanidad."
El teólogo Eichhorn piensa que la alusión que aquí se hace es a algún portento celeste que había aparecido por ese tiempo, sembrando el espanto entre los judíos. Es probable que la alusión comprenda en general a los caldeos, famosos como astrólogos, quienes por su relación con los judíos, indujeron a éstos a incurrir en la misma superstición. Dios es el Creador y el Soberano de los cielos;  las personas deben confiar en Él y temerle - y no lo que Él ha hecho.

A diferencia de Dios, la astrología es impotente para liberar a los que confían en ella. En el libro de Isaías, Dios condena a Babilonia y cuenta de su juicio próximo. En el versículo 13 dice: "Comparezcan ahora y te defiendan los contempladores de los cielos, los que observan las estrellas, los que cuentan los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti." Pero sus esfuerzos serán inútiles: "No habrá quien te salve." (Is 47:13-15).

 En Deuteronomio 18:10-12 dice: "Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.  Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti."

Vemos que la astrología, como cualquier otra forma de adivinación, está bajo condenación. Probablemente haya muchas razones para esto, pero déjeme mencionar una sola. Si las ideas de la astrología han sido desacreditadas en gran medida, ¿qué justifica su poder de predicción a veces asombroso? La Biblia, además de admisiones francas de algunos astrólogos, indica una participación sobrenatural o espiritual. Pero si Dios condena la astrología, ¿de qué tipo de espíritus estamos hablando? La Biblia sugiere que son demonios. Y aún muchos astrólogos atribuyen sus poderes de predicción a la sabiduría de sus espíritus guías. Un astrólogo profesional con doce años de antigüedad confesó: "Nunca conocí a un astrólogo exitoso... que no admitiera... que el espiritismo era el poder detrás del oficio." ¿Podría ser que la astrología funciona no debido a sus ideas desacreditadas y contradictorias sino por el poder invisible del mundo espiritual? Si es así, la condenación de Dios de la astrología podría ser motivada parcialmente por una preocupación por proteger a las personas de la influencia de estos espíritus malignos.

Dios nos pide "Perfecto serás delante de Jehová tu Dios.  Porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios."  Deu 18:13,14

Señor Jesús, elijo confiar en ti, sabiendo que haces todas las cosas según el designio de tu voluntad. El hacer tu voluntad, Dios mío, me ha agradado.
 


http://es.wikipedia.org/
http://www.cadaestudiante.com/articulos/astrologia.html


  Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

De Korn a Cristo


Impactante testimonio de Brian "Head" Welch, ex guitarrista de Korn.

“Los últimos dos años que estuve en Korn me hice adicto a las Metanfetaminas, y bebía alcohol en forma desnaturalizada todos los días”, expresó el guitarrista.

“Quise abandonarlo pero no podía. Intenté muchas veces, fui a rehabilitación, aun así no pude. Una noche le oré a Dios, le dije si tú eres real… por favor sácame de las drogas. Que se vayan, revélate a mí, y otras cosas por el estilo. Después de reflexionar una o dos semanas y con la ayuda de un amigo, logré tener el deseo de arrojar todas mis drogas. Ya estaba hecho!”, recalcó.

Por más de una década, Welch siendo el guitarrista líder de Korn, acumuló un gran éxito en la escena musical alrededor del mundo. Discos de la banda fueron platino, conquistaron múltiples Grammys, y obtuvieron una increíble riqueza. Con todo esto, sin embargo, el músico se halló atrapado.

“El entusiasmo de anteriores días de Korn se fue. Justamente me senté allí, en una oscura depresión”, – escribe Welch en su libro – “¿De qué modo llegué aquí?…¿Por qué mi vida es una pesadilla?… Honestamente sentí como si estuviese bajo una maldición. Me sentí ahogado, pensé que nunca iba a salir de esto”.

El 2005, en un concierto ante 10.000 personas en Bakersfield, California, Brian Welch conmocionó a millones de sus admiradores alrededor del mundo diciéndoles que había encontrado a Dios y que dejaba la banda. Asegura que sólo a través de Dios fue capaz de dejar la adicción a las drogas y el alcohol. “Fue un acontecimiento altamente impactante, quedó demostrada la verdadera existencia de Dios en mi vida”, concluyó.


fuente:www.noticiacristiana.com
Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Esta reflexión es tuya

Tomate unos minutos para ver y reflexionar sobre este video. Luego, dejame tu comentario sobre qué sacas en limpio de lo observado. Yo voy a dejar el primero. Nos vemos.
Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Es una pasión


El evangelismo no es un programa, sino una pasión.
Jesús dijo: los haré pescadores de hombres.

No depende del método, sino de la condición del corazón del evangelista. El evangelismo en su esencia no es un método, sino una pasión del alma del verdadero discípulo de Jesucristo. Claro, hay métodos de evangelismo. De hecho, cualquier evangelismo que se lleva a cabo es mediante algún método.

En la Biblia encontramos a Jesús y a sus discípulos evangelizando usando varios métodos. Pero no es el método lo más importante. Es la condición del corazón. Esto también es así en cuanto al cumplimiento de la obra de evangelismo. Puede ser que en una iglesia ya se haya desarrollado un programa de entrenamiento y capacitación muy completo sobre cómo evangelizar, pero si la iglesia carece de la visión para alcanzar a su comunidad, y si no existe una compasión por los perdidos, no se movilizará.

Sin embargo, si una iglesia muy subdesarrollada en cuanto a preparación "formal" en evangelismo tiene un alto nivel de motivación y deseo, la obra difícilmente no se cumplirá. Este mismo factor también afecta el resultado del evangelismo. Puede contarse con un método muy bueno, pero si no existe una correspondencia con la vida, la actitud, la forma de la persona que presenta el evangelio, difícilmente tendrá un impacto positivo. En la misma forma, puede ser que la persona que evangeliza tenga una metodología muy inadecuada, pero su amor y sinceridad resplandecerán a pesar de todo, y habrá un resultado positivo.

El evangelismo verdadero y eficaz reconoce la soberanía de Dios. Primeramente, la reconoce en cuanto a la obediencia. Es decir, el evangelismo es un mandato de Dios a su pueblo. Entonces, como fieles servidores a nuestro Señor, estamos obligados a obedecerlo. No es opcional. Segundo, reconocemos que nosotros no jugamos el papel de Dios en el evangelismo. Él es el único que puede salvar. Nosotros no podemos convertir a nadie. Sencillamente portamos el mensaje.

El evangelismo verdadero y eficaz respeta la santidad de Dios. Como Él es santo, no soporta el pecado. No podemos pensar que el perdón de Dios es algo "barato": Costó la propia vida del Hijo de Dios. Entonces, la presentación del evangelio tiene que incluir el elemento de la ira de Dios contra el pecado (Romanos 1:18 y siguientes).

El evangelismo verdadero y eficaz se caracteriza por un amor y compasión hacia los perdidos. La motivación es como la de Jesús mismo, cuando se conmovió al ver al pueblo perdido (Mateo 15:32).

Pero también, el evangelismo auténtico toma en cuenta la profundidad de la pecaminosa naturaleza del ser humano. La conversión no es algo que podemos ofrecer ligeramente. No es algo que se hace para complacer a otro, y nadie puede convertirse "a medias". Tiene que ser de todo corazón, con un arrepentimiento verdadero, y en una dependencia completa de Dios.

El evangelismo verdadero trata de la verdad. No es una presentación de un punto de vista personal, o de una idea o enseñanza cualquiera. Es el único mensaje auténtico y verdadero, basado en la Biblia, y confirmado por el Espíritu Santo. No se le debe inyectar enseñanzas de hombres.

El evangelismo eficaz se caracteriza por una correspondencia entre el mensaje y el mensajero. Es decir, el testimonio de la persona que evangeliza habla más fuerte que sus palabras.


Esteban Brauning




Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Microscopio cristiano

El Cuerpo de Cristo podría definirse como "unas manos que hagan Su trabajo, unos pies que vayan a Sus recados, una voz que hable por Él."
Él no tiene más manos que las nuestras para hacer hoy Su obra.
Él no tiene más pies que nos nuestros para mostrar Su camino.
Él no tiene más voz que la nuestra para contar cómo murió. Nos necesita para que le ayudemos llevando a otros hasta Él. Aquí radica la suprema gloria del cristiano: ser parte del Cuerpo de Cristo en el mundo.

En 1 Corintios 12, el apóstol Pablo traza una alegoría de la unidad que debe existir dentro de la Iglesia si ha de cumplir su misión. Un cuerpo es sano y eficiente sólo cuando cada una de sus partes funciona como es debido. Las partes del cuerpo no tienen celos unas de otras, ni codician las funciones de las otras. Deberíamos darnos cuenta de que nos necesitamos unos a otros. No puede haber tal cosa como aislamiento en la Iglesia. Demasiado a menudo, los miembros de una iglesia están tan inmersos en la porción de la obra de la que se ocupan y tan convencidos de que es de suprema importancia, que olvidan y hasta critican a otros que hacen otra labor. Si la Iglesia va a ser un Cuerpo sano, se necesita lo que pueda hacer cada cual.

Me gusta la reflexión acerca del cuerpo humano, y su semejanza al cuerpo de Cristo, realizada por el médico cristiano, el Dr. Paul Brand:
 
A veces pienso en el cuerpo humano en términos de una comunidad, y entonces, en sus células individuales tales como el glóbulo blanco. El leucocito (glóbulo blanco) lleva a cabo una función única y vital.

La célula es la unidad fundamental de un organismo; puede subsistir por sí sola, o puede ayudar a formar y sostener a una organismo más grande.
Recuerdo la metáfora que el apóstol Pablo emplea en 1 Corintios 12, en la que compara a la iglesia de Cristo con el cuerpo humano. Debido a que la metáfora de Pablo expresa un principio fundamental de la creación de Dios, puedo ampliarla de la siguiente manera:


El cuerpo es una unidad, aunque se compone de muchas células; y aunque todas sus células son numerosas, forman un cuerpo... Si el glóbulo blanco dijese: "porque no soy una célúla del cerebro, no pertenezco al cuerpo", ello no es la razón suficiente para dejar de ser parte del cuerpo. Y si la célula muscular le dijese a la célula del nervio óptico: "Porque no soy un nervio óptico, no pertenezco al cuerpo", no por esa razón deja de formar parte del cuerpo. Si todo el cuerpo fuera una célula del nervio óptico, ¿dónde estaría el sentido de la vista? Pero en realidad, Dios ha dispuesto las células en el cuerpo, cada una de ellas, precisamente como él quiso que fuesen, si todas las células fuesen iguales, ¿dónde estaría el cuerpo? Tal como es, hay muchas células, pero un solo cuerpo.


Esta metáfora expresa un significado más claro para mí, porque aunque una mano o un pie o una oreja no puede llevar una vida separada del cuerpo, una célula sí posee esa capacidad. Puede formar parte del cuerpo como un leal servidor o puede aferrarse a su vida propia. Algunas células sí eligen vivir en el cuerpo, participando de las ventajas que él ofrece, a la vez que conservan una total independencia; éstas se convierten en parásitos o en células cancerosas.

Que podamos conocer qué clase de "célula" somos, y formar parte del Cuerpo como leal servidor.

Bibliogr. Comentario Bíblico, Barclay
La obra maestra de Dios, Dr. Paul Brand.
Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Sal

La única roca comestible para el ser humano ha tenido un lugar destacado a través de los tiempos. Ha marcado el desarrollo de la historia en diversas fases, moviendo las economías, siendo objeto de impuestos, monopolios, guerras, y aun, usada como un tipo de moneda. El "salario" era la paga que se les daba a los legionarios en el Imperio Romano. El valor que tuvo en la antigüedad ha dejado de ser tal hoy en día debido a la disminución de su demanda mundial para el consumo humano. La sal se puede emplear en la alimentación con dos objetivos diferentes, por un lado su capacidad de realzar ciertos sabores hace que sea un condimento muy habitual, por otro lado su capacidad de conservar alimentos hace que sea adecuado para la elaboración de salazones y encurtidos. En la época moderna las dietas procuran incluir menos sal en sus composiciones. Además, los nuevos sistemas de conserva permiten evitar por completo el empleo de la salazón sobre los alimentos: refrigerados, al vacío, pasteurizados, etc.

En la Biblia, vemos que la sal era añadida a los manjares (Job 6:6) y a los sacrificios (Lev 2:13). La sal era muy abundante en Palestina, incluso había un mar de sal, el Mar Muerto. En las costas del mar Muerto se conseguía una sal de una calidad mediocre, después de la evaporación del agua salada. También se conseguía sal de la que se adhería a los acantilados. Los pueblos orientales a menudo la empleaban para ratificar las negociaciones, de modo que la sal se convirtió en símbolo de fidelidad y constancia. En las ofrendas levíticas de cereales (Lv. 2.13) se utilizaba sal como preservativo para tipificar la naturaleza eterna del “pacto de sal” que existía entre Dios e Israel (2 Cr. 13.5). La sal en la vegetación esterilizaba la tierra (Dt. 29.23). Es por eso que la expresión “sequedades en el desierto” (Jer. 17.6) era sinónimo de tierra salina y estéril (Job 39.6). Abimelec siguió una antigua costumbre al sembrar sal sobre las ruinas de Siquem (Jue 9.45) como símbolo de perpetua desolación. Generalmente se frotaba a los recién nacidos con sal antes de envolverlos con fajas (Ez 16.4). Bajo Antíoco Epífanes, Siria impuso un impuesto a la sal, que se pagaba a Roma. Durante el cataclismo que destruyó las ciudades de la llanura del Arabá, la mujer de Lot se demoró en la región maldita y fue transformada en una estatua de sal (Gn19:26).

La sal, que da sabor agradable a los alimentos, es el símbolo de los hijos de Dios, cuya vida y testimonio deben ser llenos de sabor y atractivo. El Señor Jesús dijo a los creyentes que ellos eran la sal de la tierra (Mt 5:13); deben tener sal en sí mismos (Mr 9:50); su palabra debe estar siempre sazonada con sal (Col 4:6). En efecto, no hay nada más llano, insípido e incluso mortífero, que los cristianos sin influencia, las vidas sin relieve, las palabras vacías de sentido: son cosas totalmente inútiles.

Se han hecho otras aplicaciones a este símbolo: así como la sal detiene la corrupción, los creyentes son un freno a la corrupción del mundo; si la sal provoca la sed, los cristianos auténticos deberían provocar sed de Dios en los que tienen a su alrededor.

Jesús es nuestra vida. Negarlo con nuestra forma de vivir y de hablar, es manifestar que la sal que Él dice que somos, ha perdido su eficacia, se ha vuelto insípida, dejando evaporarse su actitud preservadora. Vivamos de tal forma, aferrados a Jesucristo, que alcancemos a quienes nos rodean con la "sal", la gracia de Dios.

La canción que podrás escuchar en este video del grupo The Radicalled Movement, dice en su estribillo

Seré sal que da sabor,
seré la luz en toda la nación,
seré reflejo de tu grande amor. 
Envíame a mi 
úsame a mi 
dispuesto estoy.












http://thejocchannel.blogspot.com
Bibliogr. Diccionario Certeza
http://es.wikipedia.org/wiki/Sal
Image and video hosting by TinyPic

Leer más...

Sobre el alma y el espíritu


Pues, viva es la palabra de Dios y eficaz, y más cortante  que espada alguna de dos filos. Penetra hasta la división entre alma y espíritu, articulaciones y médulas; y discierne sentimientos y pensamientos del corazón. Hebreos 4:12

Agunos piensan que el hombre consta sólo de dos partes: el alma y el cuerpo, donde el alma es la parte psicológica e invisible que se encuentra dentro del hombre, y el cuerpo es la parte externa y visible. Este concepto, aunque tenga algo de base, es bastante pobre e inexacto. Aparte de la revelación que Dios da, ninguna idea que provenga de este mundo es confiable.

Es cierto que el cuerpo es el cascarón del hombre. Pero el alma y el espíritu nunca se confunden en la Biblia. Además de ser términos diferentes, el alma y el espíritu son realmente dos substancias diferentes. La Palabra de Dios no divide al hombre en dos partes, sino en tres partes: el espíritu, el alma y el cuerpo. En 1 Tesalonicenses 5:23 dice: "Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y vuestro espíritu y vuestra alma y vuestro cuerpo sean guardados perfectos". Este versículo claramente divide a la persona en tres partes: el espíritu, el alma y el cuerpo.

El apóstol afirma que el ser de los creyentes ha de ser santificado "por completo". ¿A qué se refería con esto? Dijo que el espíritu, el alma y el cuerpo deben ser preservados. Está claro, entonces, que una persona completa tiene espíritu, alma y cuerpo. Este versículo también presenta una clara distinción entre el espíritu y el alma. De no ser así, no diría "vuestro espíritu y vuestra alma".

Puesto que Dios dijo esto, podemos ver que existe una diferencia entre el espíritu y el alma del hombre, por lo cual podemos concluir que el hombre está compuesto de tres partes: espíritu, alma y cuerpo. ¿Por qué es importante distinguir entre el espíritu y el alma? Porque conocer esta diferencia determina en gran manera la vida espiritual del creyente. Si los creyentes no saben hasta dónde llega su espíritu, ¿cómo podrán entender la vida espiritual? Y si no entienden la vida espiritual, ¿cómo van a crecer en ella? No crecen debido a que descuidan o desconocen la diferencia que hay entre el espíritu y el alma. Y muchas veces creen que algo del alma es espiritual; viven constantemente centrados en su alma, y no buscan las cosas espirituales. Si mezclamos lo que Dios separó, inevitablemente sufriremos pérdida.


Bibliograf: Biblia (NBJ), El hombre espiritual, W. Nee


Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Funciona si sigues adelante


En medio de una cultura existista, fracasar puede resultar devastador.
A menos que le encontremos un perfil algo diferente:


-No sabes dibujar manos- el tío Lester se encogió de hombros-. Hasta Robótica no fui capaz de escribir una canción de amor. Durante doce años, doce años, fui capaz de escribir cualquier tipo de canción, cualquiera, pero no una buena canción de amor- El tío Lester parecía compungido-. ¿De qué vale un árbol sin hojas? ¿De qué vale el cielo sin estrellas? ¿De qué vale un musical de Broadway sin una canción de amor?
 -¡Pero has escrito una canción de amor genial!- Exclamó Jimmy, y cantó los primero compases de Estoy sintiendo demasiadas cosas, demasiado de prisa, demasiado pronto.
-Para ti es fácil cantarlo- Dijo el tío Lester-Pero yo luché, fracasé, luché, fracasé. Doce años- Asintió una y otra vez, como si estuviera contándolos- Y de repente, me desperté una mañana, me senté en el piano -Chasqueó los dedos- y en cinco minutos había escrito mi canción de amor. Jimmy no acababa de entenderlo.
-¿Pero cómo?
-Esa es la respuesta- dijo tío Lester, como si esa fuera la respuesta-. Algunas canciones son canciones de diez minutos- continuó-. Sólo tarda uno diez minutos en escribirlas. Algunas canciones requieren veinte o treinta minutos. Otras canciones resultan ser canciones de dos días, o de dos semanas. Mi canción de amor resultó ser una canción de doce años.
-Ah, ya entiendo -dijo Jimmy, que no entendía nada.
-No se puede escribir una buena canción hasta que está lista. A veces, demasiado a menudo, el modo de que llegue a serlo es escribir un montón de canciones malas, lo que la gente llama “fracasos”. “Fracasos”- repetía, levantando el labio.
 -¡Já! Cada “fracaso” es una pieza de la suerte futura. Porque te acerca un poco más al momento en que estás listo. Fracasar, fracasar un poco más, y fracasar de nuevo y duplicar el fracaso, cuadruplicarlo. Fracasar hasta el punto que nadie cree que puedas hacer otra cosa… -Lester hizo una pausa
-Pero eso no es lo que tú crees.
-¿No lo es?-dijo Jimmy.
 -Porque sabes que más allá…, más allá de toda duda- continuó el tío Lester como si hubiera pensado mucho sobre el tema del fracaso, ¿y por qué no?- el fracaso es como el patito feo.
 Jimmy siempre había creído que el fracaso era una enfermedad incurable, un túnel lóbrego del que uno no salía nunca, pero ni en un millón de años se le habría ocurrido pensar en que el fracaso era como el patito feo.
 -No se llega a ser un precioso cisne por accidente- dijo el tío Lester-. El único modo de ser un hermoso cisne es empezar siendo un patito feo. Y acabas superándolo. Esta vez Jimmy lo comprendió. -¿Cómo las orugas, que se convierten en mariposas?
-¡Exactamente!- dijo tío Lester.
-¡Como aprender a andar antes de poder correr!
-¡Muy bien! -le vitoreó el tío Lester.
- Es decir, que, si quiero aprender a dibujar bien las manos, tendré que dibujar mal, terriblemente mal, cien, quizá mil, quizá diez mil manos.
-Yo mismo no podría haberlo expresado mejor- y rodeó a Jimmy con un brazo, acercándolo a él-. En fin, ¿qué…, qué…, qué me dices?
 Jimmy no dijo nada. ¿Qué se suponía que tenía que decir? El tío Lester le había enseñado que fracasar era bueno. ¿Bueno? ¡El fracaso era horrible! Todo lo que había aprendido en su vida le decía que tío Lester no sabía de qué estaba hablando. Pero evidentemente eso no podía ser. Si el tío Lester no era una autoridad sobre el fracaso, ¿quién lo era? ¿Pero como era posible que algo que te hacía sentir tan mal fuera bueno para uno? Entonces Jimmy recordó el resto de lo que le había dicho. El fracaso sólo era bueno si te lo tomabas como si no fuera fracaso, sino algo normal. Si te lo tomaras como si no demostrara lo inútil, lo perdedor que eras.
¿Era normal el fracaso? ¿El fracaso era normal? Jimmy no podía creérselo ni por un instante. Pero entonces recordó la parte más difícil: el fracaso sólo funcionaba si seguías adelante, y adelante, y adelante; sin importar el número de veces que fracasaras; no podías darte por vencido. Y ahí estaba el problema. Porque en el fondo de su corazón, Jimmy sabía que quería darse por vencido.
(fragmento de “El hombre del Techo”, de Jules Feiffer, Ed. Anaya)  

Cuando todo es difícil y las cosas no salen como se espera, recordemos que Jesús está con nosotros, que a los que le amamos todas las cosas nos ayudan a bien, y que en Cristo, tenemos la victoria asegurada.

"Mas gracias sean dadas a Dios, que nos hace vencedores por medio de nuestro Señor Jesucristo." (1 Corintios 15:57)


Fuente de cuento: http://www.luispescetti.com/archivos/2006/06/28/boletin-22/


 

Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Una oración políticamente incorrecta


Cuando se le pidió al pastor Joe Wright que hiciera la oración de apertura en la legislatura de Kansas, en la sesión de inauguración de la "Kansas House of Representatives", todo el mundo esperaba una oración ordinaria, pero esto es lo que ellos escucharon:

-Señor, venimos delante de Ti este día, para pedirte perdón y para pedir Tu dirección. 

-Sabemos que Tu Palabra dice: 'Maldición a aquellos que llaman bien lo que está mal' y es exactamente lo que hemos hecho.. 

-Hemos perdido el equilibrio espiritual y hemos cambiado nuestros valores. 

-Hemos explotado al pobre y hemos llamado a eso "suerte". 

-Hemos recompensado la pereza y la hemos llamado "ayuda social". 

-Hemos matado a nuestros hijos que aún no han nacido y lo hemos llamado "la libre elección". 

-Hemos sido negligentes al disciplinar a nuestros hijos y lo hemos llamado "desarrollar su autoestima". 

-Hemos abusado del poder y hemos llamado a eso: "política". 

-Hemos codiciado los bienes de nuestro vecino y a eso lo hemos llamado "tener ambición". 

-Hemos contaminado las ondas de radio y televisión con mucha grosería y pornografía y lo hemos llamado "libertad de expresión". 

-Hemos ridiculizado los valores establecidos desde hace mucho tiempo por nuestros ancestros y a esto lo hemos llamado "obsoleto y pasado". 

-Oh Dios, mira en lo profundo de nuestros corazones; purifícanos y líbranos de nuestros pecados. Guía y bendice a estos hombres y mujeres que han sido enviados por la gente de Kansas, y que han sido ordenados por ti para gobernar este gran estado. Concédeles sabiduría para gobernar y que sus decisiones sean conforme al centro de tu voluntad. Te lo pido en el nombre de tu hijo, el salvador de la vida, Jesucristo. Amén. 

La reacción fue inmediata. Un parlamentario abandonó la sala durante la oración. Tres más criticaron la oración del pastor calificando la oración como "un mensaje de intolerancia". Durante las seis semanas siguientes, la iglesia "Central Christian Church" donde trabaja el pastor Wright recibió más de 5000 llamadas telefónicas de las cuales sólo 47 fueron desfavorables. Esta iglesia recibe ahora peticiones del mundo entero, la India, África, Asia para que el pastor Wright ore por ellos. El comentarista Paul Harvey difundió esta oración en su emisión de radio "The Rest of the Story" (el resto de la historia) y ha recibido una acogida mucho más favorable por esta emisión, que por cualquier otra.

Con la ayuda de Dios, quisiéramos que esta oración se derrame sobre nuestra nación, por tanta semejanza con lo que está ocurriendo en Argentina y en el resto de América Latina y que nazca en nuestros corazones el deseo de llegar a ser una ''nación bajo la mirada de Dios".

Esto ocurrió el 23 de enero de 1996.


http://www.ccc.org/NewsNow/JoeArticles/JoeRepentancePrayer.html (todo el texto en inglés)
http://urbanlegends.about.com/library/bl_pastor_joe_wright.htm

Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

El arma más poderosa


¿Qué opinas cuando alguien habla de cambiar al mundo? Aun cuando estés de acuerdo con que al mundo le llegó la hora de una gran reconstrucción, probablemente podrías pensar que son mínimas las posibilidades de que tal cambio suceda. Sin embargo, cuando Dios alimenta un sueño, e inspira a un líder... bien, ¿quién sabe lo que puede pasar?
Por ejemplo, en 1774 un líder llamado John Adams declaró audazmente su visión de una nueva nación, una unión de trece estados independientes del Parlamento y del rey de Inglaterra. En contra de grandes obstáculos, sus palabras se volvieron verdad. Dos años después de su proclamación profética nacieron los Estados Unidos de América.
En 1789, William Wilberforce, de pie ante el Parlamento británico, clamó elocuentemente por el día en que hombres, mujeres y niños nunca más fueran comprados o vendidos como animales de granja. Su proyecto de ley fue derrotado cada año durante los siguientes dieciocho años, pero él continuó su campaña incansable contra la esclavitud. Finalmente, en 1833, cuatro días antes de su muerte, el Parlamento aprobó una ley que abolía completamente la esclavitud.
A finales del siglo XIX, dos hermanos, Wilbur y Orville Wright, anunciaron que había llegado la era de la máquina voladora, pero tuvieron 10 años de experimentos decepcionantes. Pero el 17/12/1903, los hermanos Wright hicieron historia cuando su pequeño biplano se despegó de la playa arenosa en Kitty Hawk, Carolina del Norte. Había nacido la era del viaje aéreo.
A principios del siglo XX, un industrial dinámico llamado Henry Ford se paró frente a su grupo de empleados y prometió hacer posible que la familia estadounidense promedio accediera al transporte automotor. La nación se rió en voz alta. Sin embargo, 15 años más tarde, millones de automóviles Modelo T de Ford habían sido comprados y vendidos a un costo de solo $290 cada uno.
En la década de los cuarenta, un joven evangelista llamado BilIyGraham tuvo un sueño radical. Él y unos cuantos compañeros de la universidad imaginaron estadios repletos, donde la gente alejada de Dios pudiera oír la proclamación del evangelio. Hasta el presente año, 210 millones de personas han oído predicar en vivo a BilIy Graham, mientras que más de mil millones han escuchado al Dr. Graham presentar el evangelio por televisión y radio.
Por supuesto, ¿quién puede olvidar 1963? El Dr. Martin Luther King, hijo, se puso en pie en los escalones del monumento a la memoria de Lincoln en Washington, D.C., y pintó un cuadro de un mundo sin prejuicio, odio o racismo. "Tengo un sueño de que mis cuatro hijos un día vivirán en una nación donde no serán juzgados por el color de su piel, sino por el contenido de su carácter". Aun cuando el Dr. King fue cruelmente asesinado, su sueño continuó vivo.
Los líderes inspirados pueden en realidad cambiar sus mundos. ¿Qué tenían todos esos líderes en común? el arma más poderosa para el cambio mundial: visión. Lo que estos líderes tuvieron en común fue una visión convincente. Si sacamos la visión a un líder, le estamos cortando el corazón. La visión es el combustible que hace avanzar a los líderes. Es la energía que crea acción. Es el fuego que enciende la pasión de los seguidores. Es el llamado claro que mantiene el esfuerzo enfocado año tras año y década tras década, mientras las personas ofrecen su servicio continuo y sacrificado a Dios.
Proverbios 29:18 dice: "Donde no hay visión, el pueblo se extravía". No puede enfocarse, no puede alcanzar su meta, no puede seguir su sueño. Una traducción más antigua dice: "Sin visión, el pueblo perece". Lo he visto con mis propios ojos: la gente sin visión pierde la vitalidad que los hace sentir vivos.


Bibliogr: LiderazgoAudaz, Hybells

Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Fiel en lo poco...

Carlos limpiaba cada rincón de la fábrica de Acero Carnegy como si fuera su casa. Lo hacía con tanto esmero, que parecía que fuera el dueño del lugar. Sólo con estudios primarios, había logrado este trabajo sencillo de peón para todo servicio, pero lo hacía con excelencia. Limpiaba tanto en días soleados como en días de lluvia.

Esta actitud fue vista por las autoridades de la fábrica, y lo contrataron como empleado de limpieza. Claro que Carlos siguió trabajando con la misma dedicación, y su buen testimonio llegó a oídos del presidente de la empresa. El señor Carnegy valoró a tal punto su entrega que decidió contratarlo como su secretario personal, transformándose nada menos que en el vocero de presidente de la fábrica. ¿Cuál era su mentalidad? Soy "como" el dueño de esta empresa, debo trabajar con la idea de que si alguien me obliga a llevar una carga por una milla, debo ir con él dos; y si alguien me pide la túnica, debo darle también la capa. Y trabajó fielmente.

El señor Carnegy, conmovido por esta fidelidad de su empleado, le ofreció un incentivo de un millón de dólares, cuando el salario anual de un secretario era de dos o tres mil dólares. Y a la vista de sus empleados, Carnegy dijo que el sueño y la fidelidad de Carlos eran inmesurables.

Cuando llegó el momento de la jubilación del presidente de la empresa, los empleados comenzaron a preguntarse quién iba a reemplazarlo. Algunos afirmaban que seguramente elegiría a un graduado de Harvard, o quizás el hijo de algún empresario importante. Pero Carnegy nombró a Carlos como nuevo presidente de la industria del acero. Esto causó un gran impacto en todo el mundo, aún para el mismo Carlos. ¿Qué fue lo que Carnegy priorizó? Según sus propias palabras, "la empresa debe ser dirigida no por alguien con títulos de estudios avanzados, sino por alguien con amor, fidelidad y sueño con realción a la empresa". El confió en Carlos Swab por su amor, fidelidad y sueños.

¿En qué lugar te encuentras? ¿A qué te dedicas? Dios está contigo y quiere ayudarte. Sé fiel en lo poco. Dios lo ve todo, y conoce las fibras más íntimas de nuestro corazón. Dios nos exaltará a Su tiempo. Pongamos nuestra mirada en Dios y seamos fieles en lo que nos ha sido confiado.
Image and video hosting by TinyPic

Bibliogr: D. Y. Cho
Leer más...

El ateo que oró


El ateísmo consiste en la negación absoluta de la existencia de Dios. Cuando el hombre pierde su fe en Dios, no se debe a ningún argumento sino a un quebranto interno, traición o descuido, o de lo contrario algún ácido destilado en el alma ha disuelto la perla de gran precio. No se puede afirmar con sinceridad y lógica que se es ateo, a menos que se pueda establecer que Dios no existe, debe analizar toda la materia en el universo, debe estudiar todas las fuerzas, ya sean mecánicas, eléctricas, vitales, mentales y espirituales; debe hallarse en todos los lugares del espacio a cada momento, no sea que Dios en algún lugar o de alguna manera lo eluda. Debe de ser omnipotente, omnipresente y eterno, en realidad, él mismo debe ser Dios, antes de que pueda afirmar dogmáticamente que no hay Dios. Aunque parezca extraño, solo Dios, cuya existencia niega el ateo, podría tener la capacidad de demostrar que no hay Dios.

Muchos ateos, al encontrarse en dificultades, han orado. El huracán de la vida ha asolado el refugio de sus teorías, dejando a la intemperie los cimientos de su alma.

Corría el mes de noviembre de 1917 cuando los bolcheviques habían derrocado al gobierno de Kerensky y habían iniciado el reinado del terror. Cierto noble se hallaba en su casa materna, en peligro constante de ser arrestado.Sonó el timbre de la puerta de calle, y la sirvienta que salió a la puerta trajo de vuelta una tarjeta con el nombre del príncipe Kropotkin, el padre del anarquismo. Entró y pidió permiso para examinar el departamento. No quedaba otra alternativa que cumplir la orden, pues evidentemente tenía autoridad para efectuar la inspección de la casa, y hasta para requisarla. “-Mi madre lo dejó pasar,” dice el narrador. -Entró en una habitación y luego en otra sin detenerse, como si hubiera vivido allí antes y conociera la casa. Entró en el comedor, miró a su alrededor, y de repente se dirigió a la alcoba de mi madre. “Discúlpeme, pero ese es mi dormitorio,” le dijo mi madre cuando el príncipe estaba a punto de abrir la puerta. Vaciló por unos momentos ante la puerta, miró a mi madre y luego, como si no supiera que hacer, con cierta vibración en su voz, dijo rápidamente: “Si, si, ya sé. Perdóneme, pero necesito entrar en esa habitación.” Colocó la mano derecha en el picaporte y comenzó a abrir la puerta con lentitud, luego la abrió de par en par, y entró en la habitación, cerrando la puerta tras sí. 
Tal era mi indignación por la conducta del príncipe, que estuve a punto de reconvenirle. Me acerqué a la alcoba abrí la puerta de un tirón, y me quedé plantado en el lugar. El príncipe Kropotkin se encontraba de rodillas orando en la habitación. No le podía ver el rostro, pero allí de rodillas parecía tan humilde al musitar con fervor una oración. Tan absorto estaba que ni siquiera se dio cuenta que yo me encontraba allí. En un instante toda mi ira, mi odio hacia este hombre se evaporó como niebla bajo los candentes rayos del sol. 
Me embargaba emoción profunda que cerré sigilosamente la puerta. El príncipe Kropotkin permaneció en la habitación por unos veinte minutos. Por fin se abrió la puerta y apareció el príncipe con la actitud de un niño que hubiera sido sorprendido en una falta, sin levantar sus ojos y como reconociera su culpa. Empero una sonrisa iluminaba su rostro. Se acerco a mi madre, le tomó las manos, las besó, y le dijo con voz suave: “Le agradezco que me haya permitido visitar su casa. No se enoje... Le explicaré: en esa alcoba falleció mi madre... Fue un profundo consuelo para mi entrar en esa habitación... Gracias, muchas gracias.” “Su voz temblaba de emoción. Tenía húmedos los ojos... Se despidió apresuradamente y desapareció. Se trataba de un anarquista, revolucionario y ateo, pero oró.

El ateísmo es un crimen contra la sociedad, pues destruye el único fundamento adecuado de la moral y la justicia: un Dios personal que hace responsable al hombre por el cumplimiento de sus leyes. Si no hay Dios, no hay tampoco ley divina, y por ende toda la ley es del hombre. Quizá haya personas de elevados principios que serán justos y procederán con rectitud, sin creer en Dios, pero para la mayoría de los seres humanos, una sola cosa justifica el proceder con rectitud: “Así ha dicho Jehová,” el Juez de los vivos y de los muertos, el poderoso Gobernante de nuestro eterno destino. El remover ese fundamento equivale a destruir los cimientos  de la sociedad humana

Bibliogr: Teología sistemática, Pearlman.
Image and video hosting by TinyPic
Leer más...