Mostrando entradas con la etiqueta BIOGRAFIA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta BIOGRAFIA. Mostrar todas las entradas

Una fe viviente

Los inicios de su ministerio
Poco después de haber sido salvo, Watchman Nee comenzó a sentir amor por el Señor así como a sentir la intensa necesidad de predicar el evangelio, a tiempo y fuera de tiempo, a sus compañeros de clase y a sus compatriotas. Gracias a su labor evangelizadora, casi todos sus compañeros de clase fueron llevados al Señor, y en 1923 se generó en su escuela un avivamiento espiritual que se extendió a todos los habitantes de su ciudad natal. Centenares de personas fueron salvas y experimentaron un gran cambio en sus vidas. Watchman Nee no estudió en ninguna escuela teológica o instituto bíblico. Así pues, casi todo lo que aprendió respecto de Cristo, las cosas del Espíritu, y la historia de la iglesia; lo aprendió por medio de su estudio de la Biblia y de libros escritos por hombres espirituales. Watchman Nee no sólo fue un excelente estudioso de la Biblia, sino que también fue un lector concienzudo de libros espirituales. El estaba maravillosamente dotado para seleccionar, comprender, discernir y memorizar el material apropiado. Por ello, le era muy fácil captar los temas centrales de un libro al primer vistazo.

Una fe viviente
En 1924, Watchman Nee contrajo tuberculosis pulmonar debido al trabajo excesivo y la falta de cuidado físico adecuado. Su enfermedad era tan grave que incluso se difundieron rumores de que había fallecido. Durante este período, nuestro hermano se ejercitó mucho en confiar en Dios para su sustento diario, y Dios cuidó fielmente de él. En Su gracia, Dios lo sanó de su tuberculosis; pero, en ejercicio de Su autoridad soberana, lo dejó con una angina de pecho. Así pues, Watchman Nee podía haber fallecido en cualquier momento, lo cual lo llevó espontáneamente a confiar plenamente en el Señor para su existencia. En todo momento, él vivía por fe en Dios, y a lo largo de los años que siguieron y hasta el día de su muerte, Dios lo sustentó con Su cuidado lleno de gracia y con Su vida en resurrección. Fue a través de este padecimiento físico que Watchman Nee experimentó y disfrutó a Dios mucho más de lo que hubiera sido normalmente posible sin una enfermedad tan agobiante y dificultosa. La sanidad divina que Watchman Nee experimentó no consistió meramente en un acto milagroso de Dios, sino en la operación de la vida de resurrección realizada por medio de la gracia y por el ejercicio de una fe viviente en la palabra fiel de Dios para la edificación y el crecimiento de la vida divina. Este tipo de sanidad, no solamente fue un milagro realizado por el poder divino; fue absolutamente algo de la gracia y la vida divina.

Vida y obra
Siempre que a Watchman Nee se le hacía alguna pregunta, él respondía en términos prácticos y concretos; iba al grano, era claro, y estaba lleno de unción y de luz. Su modo de conducirse era muy normal y era muy abierto en su trato con las personas, haciendo de él una persona muy asequible. Él poseía una gran capacidad y un corazón muy amplio. En cuanto a los asuntos espirituales, él llegó a las alturas más elevadas y tocó las más hondas profundidades. En lo que concierne a los principios y propósitos divinos, él era muy rico en su entendimiento y en su experiencia de estas realidades. Siempre dejó una impresión muy dulce y, sin embargo, nunca se perdía esa sensación de respeto hacia él. En cuanto a su actitud, era tierno y manso; y sus palabras rebosaban con unción. Al conversar con él, desaparecía toda sensación de lejanía y, más bien, se tenía la sensación de haber sido regados y abastecidos. La impresión dejada por sus palabras y gestos es inolvidable. Watchman Nee vio que lo importante con respecto a nuestra labor no es la cantidad sino la calidad, que la verdadera labor consiste en el desbordamiento de la vida divina que fluye.

En prisión
En febrero de 1949, después de mucha oración y reflexión, Watchman Nee decidió permanecer en la ciudad de Shanghái debido a la carga que tenía por las iglesias, los colaboradores y el testimonio del Señor en China. Por un lado, él confiaba plenamente en la soberanía del Señor; y por otro, estaba consciente del riesgo que afrontaba y estaba preparado para ser sacrificado en aras del testimonio del Señor. En la primavera de 1952, él fue arrestado y encarcelado a causa de su fe; y durante el verano de 1956, luego de un juicio muy prolongado, fue sentenciado a quince años de prisión. Sin embargo, aún cuando cumplió su sentencia, nunca fue puesto en libertad. Mientras estuvo preso, sólo a su esposa se le permitió hacerle visitas ocasionales. Su esposa falleció el 7 de noviembre de 1971. La muerte de su esposa significó una gran pena para él y lo aisló completamente de todo contacto con el mundo exterior. Poco después de la muerte de su esposa, el 30 de mayo de 1972, Watchman Nee también llegó al final de su peregrinaje en la tierra y descansó con Cristo, a quien sirvió a costa de su propia vida. Antes de fallecer, dejó una nota bajo su almohada en la que, usando varios renglones y con letras grandes, escribió con mano temblorosa lo siguiente:

“Cristo es el Hijo de Dios, quien murió para redimir a los pecadores y resucitó después de tres días. Esta es la verdad más grande del universo. Muero por mi fe en Cristo.”
—Watchman Nee


http://www.livingstream.com



Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Oí la voz del Salvador


Una tarde en una ciudad de la costa sur se cantaba este himno para concluir un culto al aire libre. Muchos estaban alrededor en pie escuchando, otros pasaban despacio y tan solo percibieron alguna palabra o línea del himno. Uno que caminaba casualmente por allí fue cautivado por una línea que dio respuesta a la oscuridad espiritual de su alma. La línea era: “Del mundo soy la luz”. Escuchar aquella frase aplicada por el Espíritu Santo al corazón cargado hizo que otra alma pasara de las tinieblas a la luz admirable de Cristo.
Este himno era un gran favorito en los cultos de Misión. Nunca deja de hacer un llamado especial; incluso es un gran favorito de los niños, tal vez por su simplicidad. La nota personal que sobresale en este himno es muy penetrante, y no es el tipo de himno que uno puede cantar sin dar una respuesta personal.
El Obispo Handley Moule en un volumen memorial sobre Horacio Bonar (1808-1889) dice que todos sus himnos tienen un extraño poder de mover la conciencia, y le da la explicación de que todos ellos están llenos de la Escritura. Destacaría dos elementos que siempre sobresalen: una clara visión de Cristo como Salvador y la referencia frecuente a su Segunda Venida.
Horacio era hijo de un abogado, y nació en Edimburgo el 19 de diciembre de 1808. Fue uno de varios hermanos que llegaron a ser eminentes ministros de la Iglesia de Escocia. Educado en una famosa Escuela Superior y Universidad de su ciudad natal. Como estudiante estuvo bajo la influencia de hombres como el Dr. Tomás Chalmers, Eduardo Irving y Roberto Murray McCheyene. Pronto decidió dedicar su vida al servicio del Señor en la predicación del Evangelio, y finalizado su curso de teología dirigió la obra misionera en la Iglesia de San Juan, en Leith. Allí empezó a escribir himnos.
Muy interesado en los jóvenes, la Escuela Dominical a su cuidado creció y prosperó rápidamente. Cuando inició su obra misionera, se encontró con niños y niñas indiferentes en cuanto a la adoración pública. Acostumbrados al uso de salmos, no muy adecuados, en sus palabras o melodías, para las necesidades de los jovencitos, el Sr. Bonar se dio cuenta de que lo que debiera ser la parte más brillante del culto, era para ellos lo más aburrido. Y sin embargo los niños amaban la música, y estaban bien dispuestos a cantar canciones los días de semana. Así que probó un experimento. Escogiendo algunas melodías familiares tales como “Las Flores del Bosque”, se dispuso a ponerles palabras. Las imprimió en forma de folleto y las distribuyó entre los jóvenes en la Escuela Dominical. Para deleite del Sr. Bonar el experimento tuvo éxito, y los niños inmediatamente se pusieron a cantar los nuevos himnos que habían sido escritos especialmente para ellos. Así se escribieron los dos primeros himnos de Horacio Bonar.
Después de cuatro años y medio de trabajo en Leith, llegó a ser ministro de la Iglesia de la Parroquia Norte, Kelso, en 1837, donde trabajó con devoción y entusiasmo. Su primer sermón fue muy recordado por aquellos que le escucharon. Fue un llamado claro a la oración: “¡Hermanos, oren!”, fue su mensaje, “así las lluvias del cielo descenderán sobre nuestra iglesia, nuestra parroquia, nuestras escuelas, nuestras familias. ¡Es a orar que os incito, a orar por vosotros mismos, a orar por mi!” Era sobre todo un hombre de oración, y en años posteriores, la voz de ruego sincero, detrás de la puerta cerrada de su despacho, rogando a menudo durante horas sin parar, constituyó uno de los más sagrados recuerdos de su círculo familiar.
Fuerte físicamente, nunca estaba ocioso. En Kelso, se dice que, en un día, frecuentemente predicaba tres veces en el púlpito y una vez al aire libre. Aún siendo viejo, de habiendo regresado a Edimburgo, su voz se oía lejos predicando el Evangelio al aire libre, unas veces en las praderas y otras en la Plaza del Parlamento. Un amigo dijo de él que siempre estaba predicando, otro que siempre estaba visitando, otro que siempre estaba escribiendo, y aún otro que siempre estaba orando.
Siguió a su viejo maestro, el Dr. Calmers, en abandonar la Iglesia de Escocia en 1843 (la Ruptura), estando en Kelso, para formar la Iglesia Libre de Escocia, siendo allí donde escribió la mayoría de sus himnos más conocidos, incluido este. Fue uno de los 474 ministros de culto que se manifestaron en la ruptura. Debió de ser un gran sacrificio dar sus espaldas a sus Iglesias y congregaciones y sueldos y hogares por motivos de conciencia.
En 1866, el Dr. Bonar se trasladó a Edimburgo, el lugar de su nacimiento, donde asumió la responsabilidad de una iglesia nueva. Allí trabajó hasta pasados los 80 años. Por un tiempo editó dos revistas y publicaba continuamente obras en prosa. También fue el autor de cientos de tratados, uno de los cuales, “Cree y Vive”, publicado en 1839, llegó a poner en circulación un millón de copias.
La visita a Escocia de Moody y Sankey en 1873-74, parece que revivió el fluir de himnos. El Sr. Ira D. Sankey relata que durante las reuniones que celebraba con el Sr. Moody en Gran Bretaña en los años 1873-1874, había cantado con frecuencia, como un solo, el impactante poema de Tennyson, basado en la parábola de las Diez Vírgenes, que comenzaba:
Tarde, tarde, tan tarde, y la noche oscura y fría,
Tarde, tarde, tan tarde, pero podemos entrar todavía.
Demasiado tarde! Demasiado tarde! Ahora no puedes entrar.
El Sr. Sankey estaba entonces recopilando una edición de sus "Sacred Songs and Solos", y solicitó premiso para incluir este poema, pero los propietarios del Copyright lo rehusaron. Entonces el Sr. Sankey pidió al Dr. H. Bonar que escribiera un himno con el mismo tipo de líneas, resultando los solemnes versos con la misma métrica, y por tanto válidos para ser cantados con la misma música, empezando:
Todavía hay lugar! La brillante sala de canto del Cordero,
Con su hermosa gloria, te invita a entrar!
Lugar, lugar! Todavía hay lugar! Oh, entra, entra ahora!
Así resultó que uno de los más hermosos himnos de misión fue fruto de la negativa de los editores! Un ejemplo de la bendición que ha acompañado a este hermoso himno del Dr. Bonar, tuvo lugar durante el tour de los Sres. Moody y Sankey en Escocia. A una mujer joven mundana y despreocupada una amiga le pidió que la acompañara a una de las reuniones de la misión. Al principio ella rechazó, pero, siendo presionada, consintió y fue. No le impresionó lo más mínimo el mensaje del Sr. Moody, que para ella le pareció que “no contenía nada”, y se preguntaba cómo podía haber tanto interés en lo que era obviamente tan trivial. Tras el mensaje el Sr. Sankey cantó la composición del Dr. Bonar como un solo; pero aun esas palabras conmovedoras no llegaron al corazón descuidado de la joven, hasta que el Sr. Sankey llegó a la última estrofa:
Antes de anochecer aquella puede cerrarse, y sellar tu condena;
Entonces el último clamor profundo -No hay lugar!
No hay lugar! No hay lugar!
Oh, desgraciado clamor -No hay lugar!
Las palabras le sobrevinieron al alma como el trueno del Día del Juicio. La reunión terminó, pero el terrible aviso de esa última estrofa, y su terrible coro, “No hay lugar! No hay lugar!” todavía sonaban en sus oídos y corazón. No pudo descansar hasta que se volvió al Salvador, y, arrodillándose a Sus pies, encontró perdón y paz por medio de Su sangre redentora.
Una característica de los himnos de este notable Presbiteriano Escocés es que no pertenecen a una denominación en particular, sino que son utilizados en casi todo tipo de adoración Cristiana. Escribió unos 600.
Tras una larga enfermedad, su última puesta de sol fue el 31 de julio de 1889.

Oí la voz del Salvador
Decir con tierno amor:
Ven, ven a mí, descansarás,
Cargado pecador.
Tal como era, a mi Jesús,
Cansado, yo acudí;
Y luego, dulce alivio y paz
Por fe de Él recibí.

Oí la voz del Salvador
Decir: Venid, bebed,
Yo soy la fuente de salud.
Y apago toda sed.
Con sed de Dios, del vivo Dios,
Busqué a mi Emmanuel;
Lo hallé y Él apagó mi sed,
Y ahora vivo en Él.

Oí su dulce voz decir:
Del mundo soy la luz,
Miradme a mí y salvos sed,
Hay vida por mi cruz.
Miré a Jesús y así en Él
Mi norte y sol hallé,
Y en esa luz de vida yo
Aquí siempre andaré

http://www.alianzacallao.org/h_oi-la-voz-del-salvador.html
Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Nicky Cruz

El Reverendo Nicky Cruz (nacido el 6 de diciembre de 1938 en San Juan, Puerto Rico) fue el líder de la pandilla de Nueva York llamada Los Mau-Maus. Luego se convirtió en uno de los ministros religiosos mundiales más conocidos.


Niñez

Cruz fue criado por sus padres, los cuales practicaban brujería y espiritismo. Ellos lo atormentaban mentalmente diciéndole cosas como "Hijo de Satanás." El barrio donde él vivía era uno de los peores en Puerto Rico y Nicky siempre se estaba metiendo en problemas.

Vida en la pandilla 

En el 1 de enero de 1955 -- cuando Nicky tenía 16 años - sus padres lo mandaron a vivir con su hermano mayor en Nueva York. Se mudó a Fort Greene, Brooklyn, a un complejo de vivienda con más de 30,000 habitantes puertorriqueños y afroamericanos. En los guetos de Nueva York, como Fort Greene, la vida es muy difícil, y unirse a una pandilla era una de las pocas opciones que los adolescentes tenían para poder sobrevivir. En poco tiempo Nicky se hizo líder militar de la pandilla. Este puesto era importante porque es el que se reúne con sus pares de otras pandillas para discutir detalles sobre las peleas, por ejemplo la hora y cuáles armas serán utilizadas. Para el 1958, Nicky ya era el "presidente" de la pandilla, la cual se dedicaba a robos y homicidios. El joven también estaba involucrado con drogas y su compañero Mannie Durango murió en sus manos en una pelea entre pandillas.

Conversión

El Reverendo David Wilkerson estuvo en el vecindario de Nicky predicando cuando Nicky se encontró con él. Hablaron hasta que Nicky lo amenazó con la muerte. Luego por la tarde el señor Wilkerson dio la vuelta por la base de la pandilla de Nicky donde el joven se calló a golpes.

Dos semanas después, el Reverendo volvió al barrio para una reunión evangélica. Cuando el joven Nicky se enteró, decidió que iba a asaltar a Wilkerson de nuevo, esta vez con otros miembros de su pandilla. La reunión se estaba llevando a cabo en el "St. Nicholas Boxing Arena" y ahí era donde Nicky iba a ir. Según Nicky, cuando llegó, algo extraño le pasó a su cuerpo. Empezó a sentirse culpable por los acontecimientos y se puso a orar. Wilkerson oró con Nicky y el joven le pidió a Dios que le perdonara. También le pidió perdón al reverendo.

El siguiente día el joven se entregó a la policía con todas su armas. Rápidamente comenzó a estudiar la Biblia y se matriculó en la escuela. Estudió varios temas, incluyendo teología. Luego se convirtió en un predicador y volvió a su barrio de niñez, donde le predicó a los otros miembros de su pandilla para que aceptaran a Jesucristo como su salvador. Hasta el nuevo líder Israel Narvaez lo aceptó cuando Nicky los visitó.

Ministerio

Nicky es el encabezado de "Nicky Cruz Outreach" un programa con el propósito de proveer ayuda para los adolescentes con problemas en la vida. El programa ha tenido mucho éxito y tiene sucursales en EE. UU., América Latina y Europa. También fundó varios centros de rehabilitación para los drogadictos. Es miembro del Comité Honorario de The Presidential Prayer Team el cual incluye personas como Gerald Ford, Jerry Colangelo entre otros.

Literatura

En 1970 se editó una película sobre la vida de Nicky Cruz titulada La cruz y el puñal la cual incluye Pat Boone como El Reverendo David Wilkerson y Erik Estrada como Nicky Cruz. En febrero del 2000, una especial de televisión sobre Nicky Cruz fue titulada Run Baby, Run fue presentada en EE. UU.

Nicky también hizo un documental de 55 minutos con Art Linkletter llamado "No Need to Hide". Nicky llevó Art a varios sitios vigilados por su pandilla.

Los siguientes libros sobre la vida de Nicky Cruz han sido editados en varios idiomas: "The Cross and the Switchblade", de David Wilkerson, "Run, Baby, Run," de Nicky Cruz, and "The Gangster Who Cried: The story of Nicky Cruz", de R.J. Owens. También fue coautor del libro, "The Magnificent Three", con Charles Paul Conn.

http://es.wikipedia.org/wiki/Nicky_Cruz

Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Un pastor en la Alemania Nazi


Dietrich Bonhoeffer fue un teólogo alemán que formó parte de la resistencia al nazismo de Hitler. Se negó a ejercer como pastor en la Iglesia de Prusia, que había aceptado la disposición aria según la cual se prohibía a cualquiera que tenía sangre judía ejercer un ministerio en la Iglesia. Se enfrentó a los “cristianos alemanes” de Hitler, que querían suprimir de la Biblia el Antiguo Testamento, desjudaizar a Jesús y transformarlo en un héroe político. En abril de 1943 fue detenido por la Gestapo y encarcelado en Berlín. Enviado posteriormente al campo de concentración en Buchenwald, fue ahorcado por los nazis el 9 de abril de 1945. La burla del destino: Hitler se suicidó 21 días después.

Dice la Biblia: "es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres". Esto es lo que la vida de Bonfoeffer nos transmite.
 
Dietrich Bonhoeffer, un pastor luterano que fiel a su llamado en Cristo, no estimó el costo de su vida en la denuncia del pecado y de la barbarie más grande de su tiempo: el régimen de Hitler. Fue aquella mañana que la horca puso fin a una vida de fidelidad a Dios, a su pueblo y a su conciencia. Pero mucho antes de esa fecha ya había dado evidencias de su oposición al régimen totalitario y genocida del nazismo. En febrero de 1933 a poco de llegar el partido hitleriano al poder, una  crítica de Bonhoeffer en radio es interrumpida por la Gestapo. Ese mismo año junto con Niemöller y Barth forma la Iglesia Confesante, que agrupa a todos aquellos cristianos que se oponen al planteo totalitario, antisemita y racista de Hitler y se separa de la iglesia oficial (Deutsche Christen) que se convierte en la iglesia del Reich.  

"Iglesia, ¡permanece siendo Iglesia! ¡Sé fiel a tus principios... Sé fiel a tus creencias!" (Sermón de 1933)

En 1935 comienza a dirigir un seminario para la formación de pastores de la Iglesia Confesante. Entonces inicia una de sus obras más conocidas : "El precio de la Gracia.", así como "Vida en comunidad." Esta labor se termina abruptamente cuando la Gestapo clausura el centro en 1937. Ya un año antes en 1936 le han quitado su cátedra en la universidad y ahora también se le prohibirá hablar en público y publicar.

"Los vínculos son destruidos y simplemente caminamos hacia adelante. Hemos sido elegidos y debemos 'abandonar' la existencia que teníamos hasta ahora... Lo viejo se queda atrás, se entrega del todo... El llamamiento a la sucesión entonces significa la vinculación únicamente a la figura de Jesucristo y la transgresión de toda legalidad por la gracia de aquél que llama." (El precio de la Gracia)

Luego de la fatídica "noche de los cristales rotos" que significó la destrucción de sinagogas, tiendas y toda propiedad de los judíos, Bonhoeffer protesta vehementemente una vez más en contraste con el silencio y la indiferencia que le rodean y reconocerá que la Iglesia fracasa en su misión.

"La Iglesia permanecía muda, cuando tenía que haber gritado..." (Ética)

En 1938 pasa a formar parte de la resistencia activa contra Hitler, un camino que junto con sus profundas convicciones cristianas a las que no renunció jamás, ni aún en las situaciones más adversas, le llevarán al epílogo de aquella mañana en Flossenbürg. En Junio de 1939, estando brevemente en EEUU donde había sido invitado como profesor y a pesar de los insistentes pedidos de sus amigos , decide abandonar la seguridad y la comodidad que le ofrecen para unir su destino al de su pueblo.

"Debo pasar este difícil período de nuestra historia nacional junto a los cristianos de Alemania. No tendré ningún derecho a participar de la reconstrucción de la vida cristiana en Alemania, sino comparto las pruebas de esta hora con mi pueblo...Los cristianos de Alemania deberán enfrentar una terrible alternativa: O bien desear la derrota de su nación para que la civilización cristiana sobreviva, o bien desear la victoria de su nación y, por tanto, la destrucción de nuestra civilización. Yo sé cuál de estas dos alternativas debo escoger. Pero no puedo hacer esa elección desde un lugar seguro."

En abril de 1943 es encarcelado por la Gestapo en la prisión militar de Tegel; allí continúa su labor intelectual, y lleva una vida espiritual intensa que le ayuda a superar el encierro, así como a estadios de mayor reflexión sobre el significado de ser cristiano y el poder trasmitir la fe en medio del mundo que lo rodea.  

"Uno aprende poco a poco a distanciarse de las amenazas de la vida...; incluso integra esas amenazas cotidianas en el todo de la vida" (Resistencia y sumisión)

Su ánimo, a pesar de la dureza del confinamiento no decae; su fe le da fuerzas no sólo para mantenerse en pie sino aún para ser una fuente de estímulo y consuelo para sus compañeros de prisión, como lo atestigua uno de ellos: "El no hacía más que infundirnos ánimo y confianza y no se cansaba de repetir que una batalla sólo se pierde cuando los propios combatientes se dan por perdidos. ¡Cuántas veces me envió alguna nota de su puño y letra con frases de consuelo y de confianza tomadas de la Biblia.." (Fabian von Schlabrendorff.)
Poco antes de la finalización de la guerra Hitler ordenó que fuera ejecutado junto con otros oficiales alemanes involucrados en la resistencia. Su despedida de uno de los dos prisioneros británicos que compartieron su cautiverio, poco antes de ser llevado al cadalso fueron : "Este es el fin. Para mí el comienzo de la vida." El testimonio del médico del campo es una fiel exposición de la profunda confianza y fidelidad en las promesas de Dios que había manifestado a lo largo de toda su vida y un testimonio indeleble de la paz que lo acompañó cuando enfrentó la muerte. "He visto al pastor Bonhoeffer de rodillas delante de su Dios en intensa plegaria. La manera perfectamente sumisa y segura de ser escuchado, con la que este hombre extraordinariamente simpático oraba, me conmovió profundamente. En el lugar de la ejecución todavía oró, luego subió al cadalso. La muerte tuvo lugar en pocos segundos. Durante los cincuenta años que llevo de práctica médica no he visto morir a un ser humano tan totalmente abandonado en las manos de Dios ".

"En este asunto de la veracidad, lo más importante y definitivo es que toda la condición humana debe ser expuesta; todo su pecado debe desnudarse ante la mirada de Dios. Pero el hombre pecador no gusta de esta clase de veracidad y se resiste con todas sus fuerzas. Es por ello que se le persigue y crucifica. Es sólo porque seguimos a Jesús que podemos ser genuinamente veraces, pues en la cruz Él nos revela nuestro pecado. La cruz es la verdad de Dios acerca de nosotros y, por tanto, es la única fuerza capaz de hacernos veraces. Cuando conocemos la cruz, la verdad no nos da miedo." (El precio de la gracia.)

Danny Pisoni
http://www.recursosevangelicos.com/showthread.php?threadid=10557 
http://www.protestantedigital.com




Image and video hosting by TinyPic
Leer más...

Sublime Gracia, la historia

Juan Newton nació en Londres el 24 de julio de 1725 y era hijo de un capitán de buque mercante que navegaba en el Mediterráneo. Cuando Juan tenía once años, habiendo perdido a su madre, se fue a la mar con su padre e hizo seis viajes con él antes de que éste se jubile. En 1744 Juan decidió alistarse en la armada. Sin embargo, encontró que las condiciones a bordo eran intolerables y desertó. Pronto fue recapturado, azotado públicamente y degradado a marinero raso. Por último, a petición propia, se cambió de servicio a un barco negrero, que lo llevó a la costa de Sierra Leona. Allí se convirtió en el agente de un comerciante de esclavos y fue brutalmente maltratado. A principios de 1748 fue rescatado por un capitán que había conocido al padre de Juan. Finalmente Juan Newton se convirtió en capitán de su propia nave, en la que transportaba esclavos.
Si bien había tenido algunos principios de instrucción religiosa de su madre, que había muerto cuando él era niño, hacía ya mucho tiempo que había renunciado a cualquier convicción de fe. Sin embargo, regresando de un viaje, mientras estaba tratando de dirigir el barco a través de una violenta tormenta, experimentó algo que más tarde llamaría su "gran liberación". Grabó en su diario que cuando todo parecía perdido y el buque seguramente zozobraría, exclamó: "Señor, ten misericordia de nosotros". Más tarde en su camarote reflexionando en lo que había dicho, después de pasar la tormenta, comenzó a creer que Dios se había hecho presente en el barco y que la gracia había actuado al librarlos de hundirse en el mar. Para el resto de su vida observó el aniversario del 10 de mayo de 1748 como el día de su conversión, un día de humillación en el que sometió su voluntad a un poder superior. Continuó en el comercio de esclavos por un tiempo después de su conversión, aunque observando que los esclavos bajo su cuidado fueran tratados con humanidad. En 1750 se casó con María Catlett, de quien había estado enamorado durante muchos años. En 1755, después de una enfermedad grave, renunció para siempre a navegar. Durante sus días como marino, había comenzado a estudiar por su cuenta latín, entre otros temas, de forma autodidacta. De 1755 a 1760 Newton fue inspector de las mareas en Liverpool, donde conoció a George Whitefield, diácono en la Iglesia de Inglaterra, evangelista, y líder de la Iglesia Metodista calvinista. Newton se convirtió en discípulo entusiasta de Whitefield. Durante este período también conoció y llegó a admirar a John Wesley, fundador del metodismo. Newton continuó instruyéndose por su cuenta, y aprendió griego y hebreo.
Decidió convertirse en ministro y solicitó su ordenación al arzobispo de York. El arzobispo le negó la solicitud, pero persistiendo en su meta, posteriormente fue ordenado sacerdote por el obispo de Lincoln y aceptó el parroquiado de Olney, en Buckinghamshire. Acudía tanta gente a los cultos donde ministraba que el edificio tuvo que ser ampliado. Él no sólo predicó en Olney, sino también en otras partes del país. En 1767 el poeta William Cowper se mudó a Olney, y él y Newton se hicieron amigos.
Cowper ayudó a Newton con los cultos y en sus giras a otros lugares. Newton no se conformó con celebrar sólo un servicio religioso semanal, sino que también inició una serie de reuniones de oración en la semana, y para atraer a los feligreses decidió escribir un himno nuevo cada semana. Colaborando juntos lograron varias ediciones de los “Himnos de Olney”, que logró popularidad duradera. La primera edición, publicada en 1779, contenía 68 piezas de Cowper y 280 de Newton. Entre las contribuciones de Newton, que siguen siendo amadas y se cantan hoy, se encuentran: "Como Dulce Sonido el Nombre de Jesús " y "Gloriosas cosas se hablan de Ti", así como "Sublime Gracia". Compuesto probablemente entre 1760 y 1770 en Olney, "Sublime Gracia" fue, posiblemente, uno de esos himnos escritos para un servicio semanal. A través de los años otros autores han compuesto versos adicionales para el himno que llegó a ser conocido como "Sublime Gracia" (ya que no se llamaba así en los Himnos de Olney) y, posiblemente, versos de otros himnos de Newton también se hayan añadido. Sin embargo, estas son las seis estrofas que aparecieron, con pequeñas variaciones de la ortografía, tanto en la primera edición en 1779 y la edición de 1808, la más cercana a la fecha de la muerte de Newton en 1807. Se publicaron bajo el título de Examen de Fe y Esperanza, junto con una referencia a 1º de Crónicas, capítulo 17, versículos 16 y 17:
Y entró el rey David y estuvo delante de Jehová, y dijo: Jehová Dios, ¿quién soy yo, y cuál es mi casa, para que me hayas traído hasta este lugar? Y aun esto, oh Dios, te ha parecido poco, pues que has hablado de la casa de tu siervo para tiempo más lejano, y me has mirado como a un hombre excelente, oh Jehová Dios.

http://www.anointedlinks.com/amazing_grace.html
Leer más...

Mary Anning

Cuando tenía 8 años, asistía a la Escuela Dominical Disidente, allí aprendió a leer y escribir. Su fe incluía una sofisticación en la interpretación bíblica, y se dice que colaboró con su progreso científico.

Nacida en el pueblo costero Lyme Regis en Dorset, del sur de Inglaterra, Mary Anning fue marcada por un hecho increíble cuando tenía 15 meses de edad, ya que sobrevivió a un rayo que cayó sobre ella y a su niñera. Esta última... leer más
Leer más...

Lucha contemporánea

Si en alguna provincia ves que se oprime al pobre, y que a la gente se le niega un juicio justo, no te asombres de tales cosas; porque a un alto oficial lo vigila otro más alto, y por encima de ellos hay otros altos oficiales. ¿Qué provecho hay en todo esto para el país? Ecl 5:8

Conocida como Mamá África, su vida fue marcada por el talento musical y por su consagración a la defensa de los valores de los pueblos de ese continente. Desde joven, Miriam cantaba en el coro de un colegio metodista y más tarde formó parte del grupo Manhattan Brothers con quien ... leer más



foto: Gettyimages
Leer más...

Abriendo caminos

Muchas mujeres decidieron proyectarse más allá de los límites que el entorno les imponía. Se destacaron en la fe, la ciencia, el arte y distintas disciplinas, desafiando las dificultades con valentía, sin darse por vencidas. Hoy les presentamos dos historias destacadas, que fueron abriendo camino en la historia a la mujer y poniendo por obra lo que la Biblia destaca de la mujer ejemplar en el libro de Proverbios, del cuel citamos el versículo 31: "Que se le dé el reconocimiento que merece; y se le felicite en público por todo el bien que ha hecho."

  • Abrió el difícil y duro camino de las mujeres en su incorporación hacia los foros científicos de discusión, lo que iba acompañado de su propia exigencia como individuo hacia la igualdad de derechos... leer más


  • Esa joven de bella y espiritual fisonomía, es una mujer superior en el sentido más estricto de la palabra. Estudió porque no pudo dominar su anhelo de saber. Impulsada por la pasión del estudio rompió con las varias preocupaciones que en las sociedades atrasadas atan a la mujer a la holgazanería... leer más
www.mujerdevanguardia.blogspot.com
Leer más...

Diezmo: Ventana de los cielos

Hace muchos años un muchacho de dieciséis fue obligado a salir de casa porque su padre era demasiado pobre para sostenerlo. Así que caminó penosamente lejos con todas sus posesiones materiales empacadas en una pequeña bolsa, para establecerse en el negocio como fabricante de jabón en Nueva York.

Cuándo el chico de campo llegó a la gran ciudad, encontró que tan duro era conseguir trabajo. Recordando las últimas palabras de su madre y también el consejo santo dado por el capitán de una barcaza de canal, el joven dedicó su vida a Dios, determinando a volver a su Hacedor un diezmo honesto de cada dólar que él ganara.

Así, cuando ganó su primer dólar, el joven dedicó sagradamente diez centavos de ello al Señor. Continuando con esta práctica, ¡los dólares continuaron ingresando! Pronto este fabricante llegó a ser socio en el negocio del jabón; cuando su socio murió pocos años más tarde, llegó a ser el único propietario.

El empresario próspero e instruyó a su contador de libros a abrir una cuenta para el Señor y acreditar un décimo de todos sus ingresos. El negocio creció milagrosamente. El honesto propietario empezó a dedicar dos décimos de sus ganancias; y entonces tres décimos, cuatro décimos; y finalmente, cinco décimos. Parecía como si sus ventas aumentaran en proporción a su generosidad, pronto su marca de jabón llego a ser una palabra en las casas a través del mundo.

William fue diácono en la Iglesia Bautista, y fue uno de los fundadores de la Sociedad Bautista de Educación en Nueva York, que después de su muerte, pasó a llamarse Universidad Colgate, en su honor. Además ayudó a organizar varias sociedades Biblicas, inclusive la American Bible Society (1816).

William Colgate fue este hombre quien Dios prosperó a cambio de su fidelidad a su Hacedor. Esta historia no es escrita con el objeto de la publicidad de los productos Colgate, sino con el objeto de destacar las bendiciones que acompañan el pago fiel de un diezmo honesto.

Lleven el diezmo íntegro a la casa del Tesoro, para que haya alimento en mi Casa. Sométanme a esta prueba, dice el Señor de los ejércitos, y verán si no les abro las compuertas del cielo y derramo para ustedes la bendición en abundancia.
Malaquías 3:10



Por Ashley G. Emmer, Signs of the Times, el 2 de agosto de 1938.
http://enhabito.com

Leer más...

No me digas que no puedes

Tony Meléndez nació sin brazos como consecuencia de un medicamento recetado por orden médica a su madre durante el embarazo. El medicamento "Talidomide", indicado para quitar las naúseas que se dan comúnmente en el primer trimestre de embarazo. Lamentablemente, esta medicina dejó como efectos colaterales a miles de niños que nacieron con deformidades, sin brazos, sin pies o faltándole ambos. Y ésto fue lo que le ocurrió a Tony, alli en su Nicaragua natal.

Cuando era pequeño, Tony veía a su papá tocar la guitarra y quería hacer lo mismo, hasta que un día su papá puso la guitarra en el suelo. "Tony", dijo, "anda a lavar los pies". Se los lavó y se sentó a tocar la guitarra por primera vez. Nunca dejó que su condición física le desanimara, y con mucho esfuerzo y práctica, aprendió a tocarla magistralmente con los dedos de sus pies.

Con el transcurso del tiempo, Tony empezó a tocar en la iglesia y en conferencias, hasta que lo vió alguien que trabajaba en la organización de las actividades para la visita del Papa a Los Ángeles en 1987. Tony fue seleccionado para cantarle al Papa y a los jóvenes, y allí ocurrió el famoso encuentro.

Desde ese momento no ha descansado, ha viajado a través de los Estados Unidos y a más de 30 países alrededor del mundo, compartiendo su música y hermoso testimonio vida y fe. Tony honra a Dios con su talento, y su testimonio es de gran aliento para todos.
Actuamente reside en Branson, Missouri, con su esposa y dos hijos.

En este video, él mismo cuenta su testimonio.


Leer más...

Al otro lado del mar


"Tierra de América, te amo. Pero una voz me ha llamado al otro lado del mar; No voy a permanecer más tiempo, el Señor dijo, "Id" y tengo que obedecerle, Él me ama así. Tierra de América, ¡cómo te amo!, pero tengo que ir, ¿me vas a ayudar? Por favor no te olvides de mí. Tus oraciones son necesarias y las finanzas, también, una vida consagrada a Él voy a hacer. Amigos de América, yo les digo adiós. Mi propósito es fijo, no es momento para llorar. Mi trabajo es antes de mí, lo mejor de mí; cuando la vida termine aquí, con Dios, voy a descansar."

Siendo esclavos en Estados Unidos, una niña bendijo su hogar. Nadie soñaba aún de cuánta bendición sería para quienes tanto necesitaban de Dios... leer más
Leer más...

A la par de Lutero


"¡...Si sólo supieran qué buena cosa fue estar junto a un bello marido, y cuán aceptable es para Dios! ¡Durante mucho tiempo yo viví en esas sombras e hipocresía en la que ustedes siguen todavía! Pero Dios solo me hizo reconocer el sin sentido de mi desgraciada vida, y fui guiada a la luz de la verdad. Considerando arrepentida cómo vivía, pues en esas órdenes no hay otra cosa que santurronería, corrupción mental y ocio, ... tome unos quinientos ducados del tesoro de la abadía, y abandoné esa realidad desgraciada. Y gracias a Dios ya tengo cinco hermosos niños y vivo de manera saludable." (Marie Dentière, ex abadesa fugada del convento de Tournai)

Catalina
Von Bora nació el 29-1-1499 en el pequeño establecimiento rural de Lippendorf. En 1505, la pequeña Catalina era pupila en el convento de monjas agustinas en... leer más
Leer más...

Es fascinante ser pionera

Esa mañana una joven subió la plataforma de la iglesia presbiteriana, en Ginebra, Nueva York, y recibió de manos del Presidente del Colegio Médico Ginebra un título de grado de Doctor en Medicina. Así, después de muchos años de esfuerzo, el martes 23 de enero de 1849, Elizabeth Blackwell se convirtió en la primera mujer en completar un ciclo de estudios en un colegio médico y recibir el grado de Doctor en Medicina.

Elizabeth dijo; "No es fácil ser una pionera, ¡pero es fascinante! No negociaría un momento, incluso el peor momento, por todas las riquezas en el mundo"

Creció y se educó en el seno de una familia acomodada, muy religiosa, perteneciente a un grupo disidente, autodenominado Iglesia independiente, cercano a los cuáqueros, que se distinguían por creer y luchar por la tolerancia, la igualdad de todos los seres humanos y, por tanto, la abolición de la esclavitud y las reformas sociales, entre ellas el derecho... leer más
Leer más...

La reina de las ciencias



Vivió los surgimientos de nuevas ideologías políticas como el socialismo y el marxismo, creció a la par que la Revolución Industrial del s. XIX y, a pesar de su apariencia clásica, puede ser considerada una mujer de vanguardia en su tiempo.

Mary Somerville nació en Escocia. Pasó su infancia en el campo, en contacto con la naturaleza lo que estimuló su carácter observador, pero sin una formación básica sistematizada de manera que a los diez años apenas sabía leer y su madre le hacía practicar con la Biblia.... leer más
Leer más...

Construyendo una generación

“¡Cómo tarda!” Este pensamiento recorrió su mente varias veces. Pero se quedó allí a esperarla, sentado en la plaza. Con 14 años, Bill esperó a su mamá, quien le había dicho que la espere ahí hasta que regrese. Pero ella nunca volvió. Luego de tres días, un buen hombre decidió acercársele y preguntarle qué ocurría, y tuvo compasión de este adolescente abandonado. Dave Rudenis, un mecánico cristiano, lo encontró allí y lo llevó a su casa. Al poco tiempo, lo inscribió en un campamento cristiano de verano. Fue durante este campamento que, a los 14 años de edad, Bill Wilson comprometió su vida a Dios. Aunque era un adolescente, en seguida comenzó a servir a Dios en la iglesia local.

Después de graduarse con un título en Biblia y Teología, Bill Wilson inició uno de los primeros “ministerios de autobús” en los Estados Unidos. Cada semana, Wilson y su equipo recogían miles de niños de Florida y presentaba un programa semanal con juegos, música, títeres y un mensaje. Después de años de éxito en la Florida, Bill Wilson fue invitado por Tommy Barnett para replicar este ministerio en Davenport, Iowa.

En 1980, Bill se trasladó a uno de los más difíciles ámbitos de Brooklyn, Nueva York. Armado con un cuerno de toro, una camioneta y un traje de Oso Yogui, Wilson creó los ministerios de Metro. Una vez más, el concepto de Wilson de un autobús para el ministerio se convirtió en un gran éxito. Sin más espacio para albergar a los nuevos asistentes de su Iglesia, Wilson decidió llevar su Iglesia a la calle. Él creó la idea de una Escuela Dominical en la vereda (acera), que se convirtió en camiones para servir como aula portátil, desde donde su equipo de ministros podría compartir su mensaje. Este concepto se convirtió en un gran éxito y ahora estos colectivos congregan más de 20.000 niños y adolescentes cada semana.

El concepto de la Escuela Dominical en un autobús y en la acera se ha replicado en ciudades y pueblos de todo el mundo. En un intento de permanecer en contacto con las personas que asisten a su congregación, Bill Wilson aún vive en un edificio adyacente a su Iglesia. Continúa el paseo por los barrios peligrosos, en un esfuerzo para llevar a cabo su trabajo. A lo largo de los años, Wilson ha sido disparado, apuñalado, golpeado y hospitalizado numerosas veces por causa del ministerio. Sin embargo, sigue comprometido con la labor de los Ministerios de Metro.

"Mamá nunca regresó. Esta misma historia se repite todos los días. Miles de niños son abandonados por la sociedad. Están carentes de amor, de alimentos, de cuidado... y de algo más: necesitan a Dios."- dice Bill.

Él está trabajando para cambiar el mundo, y su lema es : UN NIÑO A LA VEZ.

Publicado por P.O. - www.mujerdevanguardia.blogspot.com
Wikipedia - www.metroministries.org/
Leer más...

Cuestión de lealtad



Yo me comprometo solemnemente ante Dios y en la presencia de esta asamblea, a fin de pasar mi vida en pureza y practicar mi profesión fielmente. Me abstendré de todo lo que sea perjudicial y malicioso y no tomar o administrar a sabiendas ninguna droga nociva. Voy a hacer todo en mi poder para mantener y elevar el nivel de mi profesión, y se mantendrá en la confianza de todos los... leer más
Leer más...

Una mujer y el Medio Ambiente

"Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo." Ro 8:20-23

Ella es miembro del equipo que obtuvo el premio Nobel por sus estudios sobre el cambio climático. Por primera vez una mujer argentina integrará la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos. Se trata de ...leer más
Leer más...

Dar con el corazón


"Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia." Jer 31:3

Probablemente no has oído hablar de ella, a pesar que tipifica la clase más profunda de dar, la clase que puede venir solo del corazón.

Su nombre es Elisabeth... leer más
Leer más...

Visión de Rayos X




"Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado;
Y adquirir inteligencia vale más que la plata. "
Pr 16:16

Siempre quiso llegar al corazón de las cosas. Cuando era niña, amaba la escuela y amaba aprender. Cuando sus padres perdieron sus trabajos como maestros, tuvieron que tomar huéspedes para sobrevivir y Marya Sklodowska, de Polonia, pasó horas interminables ayudando en las tareas domésticas. Pero eso no le impidió ser la primera... leer más
Leer más...

A punta de lanza



Las tribus cercanas los amenazaban y los mataban continuamente. Así era la historia de la tribu amazónica considerada la más salvaje del mundo. Los Waodani, conocidos como los Aucas, iban en vías de extinción

“Mi padre sabía que la compañía petrolera que entraba en su territorio iba a tratar de terminar con este grupo y quiso tener un contacto pacífico para que no los mataran.”

Steve Saint es el hijo de Nate y Marj Saint. En 1956 un equipo de cinco familias se mudaron al oriente de Ecuador para ayudar a los Waodani. Era demasiado peligroso alcanzarlos por tierra. Entonces el padre de Steve al ser piloto, encontró una forma de entregar medicinas y cosas desde su avioneta volando en círculos. Mandaba las cosas con una cuerda larga hacia la tierra, con la cual también pudo recoger cosas de los nativos.

Los intercambios de regalos progresaron hasta que el 6 /1/ 1956 los cinco misioneros aterrizaron en territorio Waodani e hicieron contacto amigable y pacífico cara a cara con miembros de la tribu.

Pero dos días después, una común discusión entre los indígenas desembocó en descargar sus enojos en los amigos extranjeros. Los cinco misioneros fueron asesinados a punta de lanza.

Cuando su madre le dijo que su papá nunca iba a regresar, para Steve fue un desastre. El era su héroe. Pero Steve miraba a su madre y a su tía para ver como respondían. Y él pudo ver que ellas todavía creían que Dios tenía un plan.

“Mi mamá me explicó que Dios mandó a su único Hijo para morir por mi pecado, bueno yo no entendí por qué haría el eso. Pero cuando murió mi papá, yo entendí que mi papá había muerto por que deseaba que este pueblo Waodani tuvieran la oportunidad de vivir”.

Este evento produjo cambios milagrosos en la tribu. Poco tiempo después, Raquel Saint, la tía de Steve, fue a vivir con los Waodani. Y así, Steve se encontró yendo a la selva ecuatoriana a pasar los veranos con su tía Raquel y los Waodani. Esto, tarde o temprano, lo llevaría frente a frente con el asesino de su padre.

“En el pueblo Waodani había una cultura de muerte. Cuando los viejos, cuando los guerreros se reunían siempre hablaban de eso, como cuando nosotros hablamos de fútbol, los deportes, ellos hablaban de las matanzas. Entonces yo sabía, dentro de un grupo, que ese grupo eran los que habían matado a mi papá y sus cuatro compañeros.”

En este mundo Waodani, Steve tenía el deber de vengar la muerte de su padre. Y Mincaye, un líder nativo, debía terminar con todo sobreviviente de sus víctimas para evitar esta venganza. “Aprendí a perdonar viendo a mi mamá a mi tía, a las otras viudas, que ellos perdieron tanto…”

“Yo creo que es imposible que el hombre puede perdonar a uno que le ha hecho un daño tan fuerte como matar a un papá. Pero si uno comienza a perdonar en cosas pequeñas... Es mucho más fácil perdonar a otros si uno ha sido perdonado. Y yo ya supe que Dios me había perdonado mucho. Eso me ayudo a perdonar.”


www.club700hoy.com

Leer más...