Dios te salvó porque tenía un plan para ti

Dios nos salvó y nos eligió para que seamos parte de su pueblo santo. No hicimos nada para merecerlo, sino que Dios, por su gran amor, así lo planeó. Dios ya nos amaba desde antes de crear el mundo, pues desde entonces pertenecíamos a Cristo Jesús.



Dios nos eligio

La "vida santa" significa una vida con El en el centro de nuestro corazón. Cuando Jesús está en gobernando nuestro corazón, es fácil seguir sus caminos, guardar sus consejos, obedecer a su Palabra y vivir guiado por sus enseñanzas.

La palabra santo significa apartado, seleccionado especialmente con un fin, consagrado. Llevar una vida santa es nada menos que elegir vivir como a Dios le agrada.

Dios lo planeó desde el principio, y nos proveyó de su maravillosa gracia para que no nos sea imposible vivir de este modo. 

Si en tu corazón dudas que puedas vivir una vida santa, es hora que levantes tus ojos, mires quién es el Soberano, y le creas. Llevar una vida santa es para ti.