Dios me ayuda y me defiende

Siempre que tengo problemas, Dios me ayuda a salir de ellos. Eres mi defensor, sé que cuento contigo y que me oyes cuando te llamo. 

Meditación sobre la ayuda de Dios


Hay quienes se creen importantes, y que me insultan, jugando con mi honor. Siguen con sus mentiras, intentando hacerme daño. Todos ellos necesitan saber de una vez por todas que Dios me muestra su amor porque le soy fiel, por eso me escucha cuando lo llamo.
¡Tengan cuidado, no pequen más! Cuando llegue la noche y se acuesten a dormir, pónganse a pensar en todo lo que han hecho. Pongan su confianza en Dios, y reconozcan que El es bondadoso.
Hay muchos que son felices comiendo y bebiendo de más, pero yo soy muy feliz porque mi alegría viene de el Señor. 

Cuando me acuesto, me duermo enseguida, porque sólo tú, mi Dios, me das tranquilidad.

Basado en Salmo 4