No dejes que tu corazón se llene de angustia

En ocasiones la vida se torna en blanco y negro. Nuestro corazón no distingue los colores, sino que va girando en la escala de grises. Así ocurre cuando atravesamos situaciones dolorosas, complicadas, enfermedades propias o de nuestros seres amados, pérdidas, y momentos inesperados tristes que son parte de la vida, aunque nadie quisiera que estuvieran en su agenda.
Postal cristiana con texto biblico de aliento


Así mismo lo vivieron los amigos de Jesús, cuando se enteraron que El ya no estaría con ellos, sino que su hora había llegado. Querían que hubiese otra forma de pasar por eso, sin que su amado Maestro los abandonase. No podían entrar en razón, creían que nunca habían oído al respecto, y estaban angustiados.

Cuántas veces nos sentimos desesperanzados, sin fe, con el corazón cargado de dolor, sin comprender por qué pasan estas cosas. 

Del mismo modo que a sus discípulos, hoy Jesús nos dice: "No dejen que el corazón se les llene de angustia; confíen en Dios y confíen también en mí." No pienses que El se ha olvidado de ti, o que te ha dejado sola. Confía en Él. Confía en Dios. El está contigo pasando esa tormenta, atravesando ese desierto, juntando tus lágrimas, abrazándote en la angustia, y te llevará a puerto seguro.

Una Palabra más Jesús nos dice: "Les dejo un regalo: paz en la mente y en el corazón." Permitamos que la angustia no nos sature, contrarrestándola con confianza en Dios. Y Jesús mismo nos da como regalo paz en nuestra mente, que es paz a nuestros pensamientos, y paz en el corazón, es decir, paz a nuestros sentimientos.

Dios te bendiga

Pat MV