Una historia de monedas - video para ver con tus hijos

Mira el video abajo
Cuenta esta historia de monedas que un hombre rico les dio a distintos siervos para que las administraran durante su ausencia. Estas monedas (o talentos, pues así se llamaban entonces) que le fueron dados a los siervos del Señor, y a cada uno de acuerdo a sus habilidades, era el tesoro celestial del Señor, y no era de ellos, sino del Señor; ellos debían,


y deben aumentar este tesoro celestial del Señor; y exponerlo, y obtener ganancia de él para el Señor cuando él vuelva a ellos, cuando él los llame a dar cuentas, para que él pueda decir: 'Bien, buen siervo fiel, entra en el gozo de tu Señor.’ Pero el siervo impío y perezoso (él es llamado siervo también), escondió el talento del Señor en su servilleta terrenal, y no aumentó el tesoro celestial del Señor; y fue echado a la oscuridad de afuera.