Cómo se renueva la mente


Renovar la mente es posible
En estos tiempos en los que el estrés es moneda corriente, decirte que puedes renovar la mente resulta casi increíble. Pero te puedo asegurar que es cierto, es absolutamente posible despejar tus pensamientos y tener una mente nueva.


¿Cómo se hace para renovar la mente? 

Conociendo tu verdadera identidad. Eres una hija de Dios, y tienes valores que te pertenecen por ser quién eres en Cristo. Si fueras a edificar tu vida
como si construyeras una casa, el conocimiento de Dios sería la base, los cimientos, mientras que el conocimiento de quién eres en Cristo sería su estructura. Tomar el control de tus pensamientos íntimos por medio de la fe evitará que te conviertas en esclava de tus circunstancias externas. Al no renovar la mente y dejar que los pensamientos nuevos fluyan guiados por el Espíritu de Dios, estarás librándote de que las tormentas de la vida y el clima cambiante lo hagan.
Dice la Biblia: 
No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.—Romanos 12:2

Ora al Señor: 
Padre, sé quien soy en ti. Fui perdonada de mis pecados y redimida por la sangre de Jesús. Estoy llena de tu Espíritu Santo y libre del poder de las tinieblas. Soy más que vencedora. Fui hecha formidable y maravillosamente y soy la niña de tu ojo. Gracias por bendecirme con toda bendición espiritual en los lugares celestiales. Me has hecho completa en ti, sin que me falte absolutamente nada. Por ser tú quién eres, tengo todo lo que necesito para llevar una vida de rectitud. En el nombre de Jesús, amén.