Video: La lucha de Jacob

Mira el video ↓↓↓
Jacob quería la bendición. El luchó por conseguirla, pasó toda la noche peleando con un ángel. Tenía la certeza que la bendición sería para él.
Dios lo recompensó, lo consideró "vencedor" porque buscó con todas sus fuerzas que la promesa de Dios se cumpliera en su vida. 
¿Estás dispuesta/o a luchar por la bendición de Dios sobre tí? Esfuérzate y sé valiente! Dios quiere bendecirte


Mira el video dando click en play↓↓↓
Esa misma noche Jacob se levantó, tomó todas sus posesiones, y junto con su familia cruzó el arroyo Jaboc. Y luego él solo regresó al otro lado y allí luchó con un desconocido hasta que el sol salió. Cuando el desconocido se dio cuenta de que no podía vencer a Jacob, lo golpeó en la cadera, y se la zafó. Entonces el desconocido le dijo:
—¡Suéltame! ¡Ya salió el sol!
Pero Jacob le respondió:
—No te suelto si no me bendices.
El desconocido le preguntó:
—¿Cómo te llamas?
Cuando Jacob le dio su nombre, el desconocido dijo:
—Ya no te vas a llamar Jacob. Ahora vas a llamarte Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.
Entonces Jacob le dijo:
—Ahora te toca decirme cómo te llamas.
Pero el desconocido respondió:
—¡Pues ya debieras saberlo!
Luego bendijo a Jacob, y por eso Jacob llamó a ese lugar Penuel, pues dijo: «¡He visto a Dios cara a cara, y todavía sigo con vida!»
Cuando el sol salió, Jacob se fue de Penuel, pero iba cojeando. Por eso hasta el día de hoy los israelitas no comen del músculo que cubre la cadera de ningún animal, porque fue allí donde Jacob fue golpeado. 
Génesis 32:22-32