¿Sólo un feto? Qué dice la Biblia del niño no nacido



Sal 139:13  Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. 
Sal 139:14  ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! 




Sal 22:10  Fui puesto a tu cuidado desde antes de nacer; desde el vientre de mi madre mi Dios eres tú. 


Sal 139:15  Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido. 
Sal 139:16  Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos.



Sal 51:5  En verdad, soy malo desde que nací; soy pecador desde el seno de mi madre.
Sal 58:3  Los malvados se pervierten desde el vientre; 
los mentirosos se descarrían desde antes de nacer. 


Sal 22:30  La posteridad le servirá; del Señor se hablará a las generaciones futuras. 
Sal 22:31  A un pueblo que aún no ha nacido se le dirá que Dios hizo justicia. 
Sal 78:6  para que los conocieran las generaciones venideras y los hijos que habrían de nacer, que a su vez los enseñarían a sus hijos.  
Sal 102:18  Que se escriba esto para las generaciones futuras, y que el pueblo que será creado alabe al Señor. 








Sal 51:6  En verdad, tú amas al corazón sincero, y en lo íntimo me has dado sabiduría.







Sal 22:9  Pero tú me sacaste del vientre materno; me hiciste reposar confiado en el regazo de mi madre. 
Sal 71:6  De ti he dependido desde que nací; del vientre materno me hiciste nacer. ¡Por siempre te alabaré!