Alguien quiere ser tu amigo


¿A veces te parece que nadie te entiende? ¿Te enfrentas a situaciones nuevas y decisiones que no sabes manejar muy bien que digamos? Puede que en algún momento hayas ansiado tener cerca a alguien que haga las veces de amigo, mentor y obrador de milagros. Anímate. Hay alguien que reúne esas cualidades y es el mejor amigo que podrías pedir. Se interesa por ti más de lo que te imaginas y conoce la mejor forma de sortear los obstáculos difíciles de la vida.

Se llama Jesús y es de verdad fabuloso. Te conoce al derecho y al revés, y quiere que tú llegues a conocerlo mejor a Él. Además de entenderte perfectamente, lo mejor es que tiene poder para echarte una mano y hacerte la vida más fácil. Ese poder cobra vida cuando hablas con Él y le pides ayuda, y cuando escuchas lo que te dice y tratas de seguir Sus consejos. El te dice hoy:

VEN A MÍ con un espíritu dispuesto, deseoso de cambiar. Caminar cerca de mí es vivir una continua renovación. Al entrar a un nuevo año no te aferres a viejas costumbres. En lugar de eso, busca mi rostro con una mente abierta sabiendo que el ir juntos significa que serás transformado por la renovación de tu mente. Al concentrar tus pensamientos en mí, ten la seguridad que tienes toda mi atención. Mis ojos están permanentemente sobre ti porque el alcance de mi vista es infinito. Yo te conozco y te entiendo. Mis pensamientos te rodean con un amor perdurable. También conozco los planes que tengo para ti, planes para tu prosperidad y no para causarte daño, planes para darte esperanza y un futuro. Entrégate por completo a esta aventura de ser más y más consciente de mi Presencia.

ROMANOS 12.2; JEREMÍAS 29.11