Cuán grande es Él






Señor, mi Dios, al contemplar los cielos,
El firmamento y las estrellas mil.
Al oir tu voz en los potentes truenos
Y ver brillar al sol en su cenit.

Coro:

Mi corazón se llena de emoción.
Cuan grande es Él.

Cuan grande es Él.
Mi corazón se llena de emoción.
Cuan grande es Él. Cuan grande es Él.

Al recorrer los montes y los valles
Y ver las bellas flores al pasar.
Al escuchar el canto de las aves
Y el murmurar del claro manantial.

Cuando recuerdo del amor divino,
Que desde el cielo al Salvador envió.
Aquel Jesús que por salvarme vino,
Y en una cruz sufrió y por mi murió.

Cuando el Señor me llame a su presencia,
Al dulce hogar, al cielo de esplendor.
Le adoraré, cantando la grandeza
De su poder y su infinito amor.




En un día soleado, un pastor y senador sueco, Carl Boberg, regresaba de una reunión y mientras se encontraba caminando por el campo, fue alcanzado por una tormenta veraniega inesperada.

Al refugiarse entre unos árboles esperando que el cielo se despejara y dejara de llover y tronar, Boberg, reflexionó en la grandeza de Dios:

"...al contemplar los cielos,
El firmamento y las estrellas mil.
Al oir tu voz en los potentes truenos..."

y así nació “Cuán grande es Él”.

Esta composición a pesar de haberla tenido el autor en sus apuntes desde 1885, no fue muy difundida pues se encontraba sólo en sueco, pero se dio a conocer recién cuando fue traducido al alemán en 1907( hace 100 años) y luego llevado a Rusia en 1912, 5 años antes de la Revolución.

Un misionero inglés, Stuart K. Hine, lo aprendió en ruso y lo tradujo, agregando la cuarta estrofa en 1948, y luego fue traducido al español en 1958, por un argentino.

La primera y tercera estrofas se basan en el himno original de Boberg, la 2ª nació es Rusia, y la 4ª en Inglaterra. A través de 70 años y 5 idiomas nos ha llegado este majestuoso himno que une los corazones del pueblo de Dios, sin fronteras, para alabar al Creador Omnipotente.

La versión más famosa de este himno, tal vez haya sido la interpretada por Elvis Presley, "How great you are". Elvis amaba mucho esta canción y era insustituible en su repertorio musical desde 1966 hasta 1977.


Es muy probable que Presley durante su infancia haya escuchado repetidamente este himno cuando asistía a una iglesia Bautista para gente de color, en Memphis (East Trigg), Tennesee, donde a pesar que se practicaba el segregacionismo racial, Elvis se sentía en familia con los ritmos de los "spirituals" y los "Rythm and Blues".








(Tomado de Noticia Cristiana.com)
http://www.cristoestaalaspuertas.com/2009/03/historia-del-maravilloso-himno-cuan.html
Image and video hosting by TinyPic