La cruz

"A ustedes se les ha concedido conocer los secretos del reino de los cielos". Mateo 13:11

Cuando hablamos de la cruz en su más amplio significado bíblico, no estamos solo pensando en la crucifixión de Jesús (sobre su experiencia en la madera y con los clavos). Es un cuadro mucho más grande que eso. De hecho estamos viendo el plan completo de Dios para redimir al mundo. Estamos mirando el suceso redentor completo ... así es como Dios lo ve, no como lo percibimos nosotros. Así que LA CRUZ  no es sólo una cruz física. Su muerte física en una viga de madera es el centro crítico del plan y de la propuesta de Dios. Pero la esencia de lo que sucedió ese día fue mucho más allá de la cruel realidad palpable de la crucifixión. La cruz trasciende la dimensión perceptible y también trasciende el tiempo.

Para entenderlo bien, debemos ver la cruz como la totalidad de la obra de Dios que comenzó en la eternidad, porque Jesús es el "Cordero que fue sacrificado desde la creación del mundo" (Apocalipsis 13:8), y nuestra vida eterna es "la cual Dios, que no miente, ya había prometido antes de la creación"; (Tito 1 :2). ¡Qué asombroso! Aun antes de los tiempos de Adán y Eva, y de que cayeran en pecado, la cruz ya estaba en la mente y en el corazón de Dios.

Solo cuando la sombra de la cruz alcance la eternidad, entonces también avanzará. En última instancia, el significado completo de la cruz incluye la resurrección de Jesucristo, y este lazo inquebrantable entre su muerte y resurrección se convirtió en el mensaje fundamental para la primera iglesia. Y lo es también para nuestros días. No hay absolutamente nada en toda la historia de la humanidad que iguale este suceso.

Preparémonos para la Pascua. Permitamos al Espíritu de Dios que haga permanecer el corazón de Dios en el nuestro, para comprender el verdadero significado de lo que la cruz significa para nuestro Padre en el cielo.


Adaptado de Mi experiencia con el poder de la cruz, de Henry Blackaby


Image and video hosting by TinyPic