Navidad: cristianos en acción

Una mirada objetiva

Desde hace algunos días, ya se respira aroma de Navidad. Las tiendas lucen sus árboles decorados, y sus ofertas navideñas. Las calles de las grandes ciudades ya se ven decoradas de luces, renos y Papá Noel o Santa Claus. Y esto ocurre a nivel mundial.

Es la mayor festividad anual en todo el mundo. Otras celebraciones duran un solo día, pero el clima de celebración de la Navidad se extiende durante todo un mes. Durante la temporada de Navidad millones de personas abandonan sus quehaceres rutinarios para adornar sus casas, enviar tarjetas con mensajes navideños, comprar regalos, ir a fiestas de Navidad, asistir a servicios religiosos, cantar villancicos, ver programas especiales de la televisión dedicados a la Navidad y hacer largos viajes para reunirse con sus familias. Los espectáculos y los sonidos de la Navidad inundan el ambiente. Hay establecimientos, e incluso profesiones que se dedican exclusivamente a la preparación y celebración de esta fiesta.

La noche en que la historia cambió

Aunque para algunos este dato pase desapercibido, lo cierto es que cada vez que revisamos el calendario, mencionamos una fecha o la escribimos, estamos usando a Jesucristo como punto de referencia. La historia se basa en Cristo para dividir los tiempos en AC (antes de Cristo) y DC (después de Cristo).
Cualquier otro acontecimiento en la historia y cualquier fecha actual en nuestra agenda, se cuentan a partir de los días y años que han transcurrido desde que Jesucristo vino a la Tierra.

La noche en que Jesucristo nació en Belén, un grupito de pastores humildes cuidaba tranquilamente sus rebaños de ovejas en un campo cercano. Mirando las estrellas, nada parecía ser diferente de tantas otras noches. Pero lo que estaba a punto de ocurrir transformaría no sólo las vidas de los pastores, sino también millones y millones de otras vidas. El mundo no volvería a ser igual. De repente, un resplandor brillante iluminó el cielo, y un ángel de Dios apareció sobre ellos y comenzó a hablarles: era portador de la buena noticia que traería alegría a todo el pueblo.

Al rescate del valor cristiano de la navidad

Aunque grandes firmas de tiendas hayan prohibido a sus empleados decir "feliz navidad", y se fomente la decoración con la figura de Papá Noel o Santa Claus, el hecho es que la celebración conmemora el nacimiento de Jesucristo.

En España, organizaciones cristianas realizaron recomendaciones que reivindican austeridad y tradición, otras se han puesto manos a la obra para contrarrestar el consumismo imperante en estas fechas. Así, desde hace años, la asociación HazteOir ha puesto en marcha la difusión de unas «balconeras» para colgar de las viviendas de cara a la calle, en las que, hasta este año, se veían unas imágenes clásicas del Niño Jesús, con María y José en el pesebre.

En los Estados Unidos de Norteamérica, la Asociación Americana de Familias ha reiniciado su campaña de boicot a los comercios que renuncian o «censuran» el sentido cristiano de la Navidad. «No son sólo vacaciones de fin de año. Para millones de americanos el dar y recibir regalos es en honor de Quien se dió a sí mismo», ha señalado Tim Wildmon, presidente de la AFA, organización que aglutina a más de dos millones de ciudadanos americanos.
La AFA, cada año, realiza un escalafón de empresas «amigas» y «enemigas» de una Navidad verdaderamente cristiana. Esta lista, publicada en su web, distingue entre las compañías que reflejan el espíritu cristiano de la Navidad, las que lo «marginan» y aquellas que, salvo pequeñas excepciones no hacen alusión al verdadero motivo de estas fechas. Además de esta clasificación, la AFA propone un «boicot» a algunas empresas. Este año la tienda de ropa GAP

ha sido la elegida por su anuncio navideño 2009 en el que menciona la Navidad de forma ofensiva al identificarla como una noche -y, por extensión, una temporada- para «hacer lo que te venga en gana».

Este tipo de campañas ha tenido gran éxito en los últimos años, cuyos protagonistas fueron otras marcas como «Lowe´s», «Wal-Mart», «Sears» y «Home Depot». Hace tres años, ninguna de ellas hacía mención a la Navidad en sus campañas. Es más, en «Wal-Mart», se llegó a prohibir a los empleados decir «Feliz Navidad», sustituyéndolo por un frío «Felices Fiestas». Ahora, las cuatro han contactado con la AFA de forma previa para mostrarles sus campañas promocionales, que, según aseguran, están «llenas de Navidad». En 2006, el Servicio Postal Real del Reino Unido fue duramente criticado cuando presentó los seis sellos especiales para estas fechas. Ninguno de ellos reflejaba ni un sólo motivo cristiano, como sí se había hecho en ocasiones anteriores. Incluso desde la Iglesia de Inglaterra y algunos parlamentarios británicos se criticó con fuerza la medida.

Cristianos en acción

Gracias a Dios hay organizaciones cristianas que velan por estas cosas. Pero no son los únicos responsables de procurar el verdadero sentido de la Navidad. La iglesia del Señor Jesús se extiende por todas las latitudes del planeta. Cada uno de nosotros somos los actuales portadores de la buena noticia: Jesús nació por amor de Dios a los hombres, y sólo en Él hay salvación. Aprovechemos esta época para darlo a conocer y transmitir el verdadero mensaje de la navidad. Esto, no consiste sólo en palabras, enseñanzas o predicaciones, lo cual está muy bien, pero no es lo único. Revisemos todo lo que hagamos: las decoraciones de nuestras casas, las reuniones de celebración, las compras de los regalos... en cada detalle, aún con el más mínimo, se puede predicar de Jesús.

Preparemos el corazón para darle la gloria al Señor, en actitud de adoración. Oremos al Señor para celebrar con el verdadero Espíritu de la Navidad, que es el Espíritu Santo.


Info: http://www.camineo.info