Hombre de verdad

Muchos hombres proclaman
cada uno su propia bondad,
pero hombre de verdad,
¿quién lo hallará?
Pro 20:6


Nuestras naciones se encuentran en crisis. El hombre tiene la clave para las naciones y a medida que el hombre avanza, de la misma manera avanza la familia, la sociedad y el mundo. El problema consiste en que algunos hombres no tienen una idea clara de hacia dónde se dirigen. Están sufriendo una profunda pérdida de identidad y las consecuencias son muy grandes para sus familias, para sus comunidades y para sus naciones.

Las funciones tradicionales del hombre alguna vez le dieron continuidad y equilibrio de generación en generación. Hoy en día, muchos hombres se están preguntando quiénes son realmente, y cuáles son las funciones que están dispuestos a jugar en la vida. De forma superficial, pueden estar siguiendo metas tradicionales de la vida, tales como trabajar, casarse y tener una familia. Sin embargo, tienen una incertidumbre interior con relación a lo que significa ser un hombre, un esposo y un padre.

¿Qué es lo que está causando esta incertidumbre? La razón principal es que la sociedad está mandando señales conflictivas acerca de lo que significa ser un hombre. Los puntos tradicionales de la masculinidad compiten hombro a hombro con las nuevas ideas de masculinidad que se encuentran en todo este mundo de ideas-y cada una está luchando por tener la supremacía.

Es necesario descubrir realmente su propósito intrínseco, el cual trasciende más allá de la cultura y de las tradiciones. La posición y acciones de un hombre deben fluir como fruto de su propósito, y no al revés. Esta es la razón por la cual la respuesta para el dilema del hombre no consiste solamente en ajustarse a los tiempos tan cambiantes, aunque algo de esto también es necesario, sino en descubrir el propósito inherente del varón. Dado que vivimos en una sociedad muy confusa, el conocimiento de lo que significa ser un verdadero hombre no puede ser adquirido por medio de observar la cultura que nos rodea. Los hombres necesitan un entendimiento de ellos mismos que no esté completamente influenciado por directrices sociales-a corto plazo, ni por la imagen que otros tengan de ellos.

¿Dónde entonces podemos acudir en busca de todas las respuestas? El propósito de cualquier cosa puede ser hallado sólo en la mente de su creador. Por lo tanto, los hombres necesitan una identidad dada por Dios a fin de que puedan cumplir su verdadero propósito. Debemos aprender lo que Dios tenía como diseño originalmente para ellos. Para hacer esto, debemos regresar y redescubrir el plan original del Creador para el hombre.

La respuesta para los varones en el siglo XXI es, por lo tanto:

• Definir su valor basados en el propósito de Dios, en lugar de definirlo basados en las funciones de la sociedad.


• Aprender la visión que Dios tiene para la vida de ellos.

• Continuar viviendo en la verdad, conforme a la Palabra de Dios, para lo cual en realidad fueron creados.

Si los hombres entienden el propósito y las responsabilidades que Dios les ha dado, pueden ser libres para poder cumplir su destino y todo su potencial. Pueden llegar a ser los hombres que realmente fueron destinados a ser.

Jehová cumplirá su propósito en mí.
Sal 138:8


P.O. - www.mujerdevanguardia.blogspot.com
Fuente: Myles Munroe