Es fascinante ser pionera

Esa mañana una joven subió la plataforma de la iglesia presbiteriana, en Ginebra, Nueva York, y recibió de manos del Presidente del Colegio Médico Ginebra un título de grado de Doctor en Medicina. Así, después de muchos años de esfuerzo, el martes 23 de enero de 1849, Elizabeth Blackwell se convirtió en la primera mujer en completar un ciclo de estudios en un colegio médico y recibir el grado de Doctor en Medicina.

Elizabeth dijo; "No es fácil ser una pionera, ¡pero es fascinante! No negociaría un momento, incluso el peor momento, por todas las riquezas en el mundo"

Creció y se educó en el seno de una familia acomodada, muy religiosa, perteneciente a un grupo disidente, autodenominado Iglesia independiente, cercano a los cuáqueros, que se distinguían por creer y luchar por la tolerancia, la igualdad de todos los seres humanos y, por tanto, la abolición de la esclavitud y las reformas sociales, entre ellas el derecho... leer más